Search
Friday 13 December 2019
  • :
  • :

Una imagen, una realidad: los puentes de la ciudad de Matanzas (+ Fotos)

Matanzas, reconocida como  la Ciudad de los Puentes, posee el más valioso y completo conjunto de puentes de los siglos XIX y XX en Cuba. Estas obras de la ingeniería cubana no solo son preciadas como elementos físicos que dan paso entre ríos y mares, sino como componentes de gran importancia en la urbanización y en la apertura del país a la modernidad.
Conocidos por disímiles nombres por la población de Matanzas, son una parte importante de su historia. La estructura  de cada uno de ellos sufrió cambios debido al desarrollo tecnológico y a los conocimientos de ingeniería que poseían quienes los concibieron.

En los inicios, sus creadores utilizaron la cantería y la madera en su construcción y los apoyos intermedios fueron edificados en el cauce de los ríos, pero debido a las crecidas de estos y otros fenómenos naturales, desaparecieron las primeras joyas de la arquitectura colonial de este tipo, que en la actualidad solo podemos apreciar en fotos.

“Los profesionales de la época se preocuparon por solucionar dichos problemas. Construyeron así puentes más resistentes utilizando otros materiales como el metal (siglo XIX) y el hormigón (siglo XX), con la ventaja de que no tuvieran su apoyatura en los ríos”, afirmó Ramón Félix Recondo Pérez, arquitecto de la Empresa de Proyectos de Arquitectura e Ingeniería de Matanzas (EMPAI).

Dado que en la ciudad de Matanzas han existido 28 majestuosas obras de este tipo, nos propusimos con este trabajo lograr un acercamiento a los principales puentes de carretera que ornamentan el entorno de nuestra urbe.

Puente General Lacret Morlot, conocido como puente de La Concordia, en la Ciudad de Matanzas

Puente General Lacret Morlot, conocido como puente de La Concordia, en la Ciudad de Matanzas

Un símbolo de Matanzas

La construcción de esta obra arquitectónica, inspirada en el puente de Triana (1852) de Sevilla, España, comenzó en febrero de 1875 bajo el gobierno de Don Blas Villate, Conde de Valmaseda. La edificación de este puente de estructura metálica fue proyectada y dirigida por el arquitecto municipal Pedro Celestino del Pandal.
Luego de tres años de labores constructivas fue bautizado el 27 de septiembre de 1878 por el general español Arsenio Martínez Campos como La Concordia, en conmemoración de la precaria paz obtenida por el Pacto del Zanjón, pero su inauguración se llevó a cabo el 4 de noviembre del mismo año, en ocasión de las fiestas del santo patrón de la ciudad, San Carlos Borromeo.

“En el año 1902, el Gobierno Central de la República Neocolonial, tomó la decisión de cambiar los nombres españoles a los puentes construidos durante el período colonial”, precisó Luis Roberto González Arestuche, ingeniero de la  EMPAI. A partir de ese momento, el primer puente de hierro cubano comenzó a conocerse con el nombre de General Lacret Morlot.

Las columnas de este puente son reconocidas como símbolos de la ciudad de Matanzas. A pesar de ser el más antiguo de la urbe, su estado constructivo no es deplorable. Sus afectaciones se deben a que los pilotes de madera que lo sostienen no fueron concebidos para soportar el tonelaje que circula diariamente sobre sus vías. Además, es necesaria la realización de acciones para el mantenimiento de su estructura, afectada por las inclemencias del tiempo y los accidentes de tráfico.

Puente General Calixto García, conocido como puente de Tirry, en la Ciudad de Matanzas

Puente General Calixto García, conocido como puente de Tirry, en la Ciudad de Matanzas

115 años de historia

El deterioro de los anteriores puentes erigidos sobre el río San Juan, posibilitó la realización de un proyecto que permitiera el paso de vehículos hacia las edificaciones y almacenes del puerto.

La construcción de esta obra ingeniera se inició en 1896. El montaje de la misma estuvo a cargo también de Pedro Celestino del Pandal, quien proyectó y dirigió la obra hasta su muerte en 1898. A partir de este momento lo sustituye, como arquitecto municipal y responsable de la terminación, su sobrino Pedro del Pandal y Junco.

Este puente metálico de tramo recto, sencillo e isostático, por decisión del Cabildo  el 6 de enero de 1899 adopta el nombre de General Calixto García.

La calidad constructiva y de los materiales utilizados en su estructura posibilitó que no sufriera afectaciones hasta 1948, momento en el cual se repararon los daños.

“En la actualidad, para contribuir a la preservación de esta obra arquitectónica, existen restricciones de peso para el tránsito vial que fijan como máximo 30 toneladas. Las violaciones de esta medida atentan contra la perennidad del conocido como puente de Tirry, pero su estado hoy es aceptable”, plantearon Arestuche y Recondo en su libro Puentes de Matanzas.

 

Puente General Sánchez Figueras, conocido como puente de La Plaza, en la Ciudad de Matanzas

Puente General Sánchez Figueras, conocido como puente de La Plaza, en la Ciudad de Matanzas

Abandonado a su suerte
Otro de los legendarios puentes que enaltecen el paisaje arquitectónico de la ciudad de Matanzas es el conocido como Puente de la Plaza. Erigido en 1916, con el nombre General Sánchez Figueras, fue el primero en construirse de hormigón armado en la provincia y el segundo en el país. En el momento de su fundación se desempeñaba como presidente de la República Mario García Menocal.

En esta obra, planeada por el ingeniero Armando Macías López y confeccionada por Conrado Martínez, por lo general no se realizó ningún trabajo relevante de mantenimiento, aunque durante la década transcurrida entre 1910 y 1920, las aceras se ensancharon y se cambiaron las barandas.

Este es uno de los puentes cuyo estado constructivo es más preocupante, a pesar de ser de los más jóvenes. Como consecuencia se han establecido límites de peso vehicular de hasta diez toneladas.

“Los decisores en la intervención del patrimonio deben accionar sobre el Sánchez Figueras, dada la situación crítica en la que se encuentra. Independientemente de que constituye un costo alto, hay que gestionar los medios a través de cooperaciones o instituciones internacionales”, expresó Recondo Pérez.

Puente Antonio Guiteras, conocido como puente de Canímar, en la Ciudad de Matanzas

Puente Antonio Guiteras, conocido como puente de Canímar, en la Ciudad de Matanzas

Un paradigma de la ingeniería de Matanzas

Sobre el río Canímar, en las cercanías de la ciudad de Matanzas, se alza uno de los más importantes puentes de la provincia, el Antonio Guiteras.

Después de estudios ingenieros geológicos desarrollados entre 1924 y 1945 y otras investigaciones posteriores, se decidió utilizar en su construcción el proyecto que se planteó en 1946, que es la que vemos hoy.

Se destacan como sus autores los ingenieros José Menéndez Menéndez y Luis Sáenz Duplace. La obra, con 297 metros de largo y más de 35 de altura se inauguró el 8 de julio de 1951, aunque en realidad fue abierto al público oficialmente, después de varias pruebas de cargas, en octubre de ese año.

Aunque su estado actual es saludable, es necesario que se tenga en cuenta la posibilidad de desarrollar labores de conservación para garantizar su perdurabilidad en el futuro.

Puente Bacunayagua, en la Ciudad de Matanzas

Puente Bacunayagua, en la Ciudad de Matanzas

Bacunayagua: tránsito obligado entre Matanzas y La Habana

Rodeado por una inmensa vegetación se levanta un soberbio puente sobre el río Bacunayagua, que sirve de paso entre la ciudad de Matanzas, a 18 kilómetros de esta, y La Habana, capital cubana.

Diseñado también por el ingeniero civil cubano Luis Sáenz Duplace, las labores constructivas de esta obra arquitectónica comenzaron en 1956 y concluyeron en noviembre de 1959. El 26 de septiembre de ese año transitaron por él Fidel y Raúl Castro y Celia Sánchez, motivo por el cual se reconoció esta fecha como la de su inauguración oficial y a partir del 2009 como el Día de los Puentes en Matanzas.

Constituyó un puente atrevido para la época. Tiene una estructura de trazado antifunicular cuyos esfuerzos son solo de comprensión. Posee 313,5 metros de longitud total, 110 de altura máxima y 16 de ancho, según el libro Puentes de Matanzas, de los autores antes mencionados

El puente de Bacunayagua fue distinguido, a finales de los años noventa del siglo precedente, como  una de las siete maravillas de la ingeniería civil en Cuba por la esbeltez de sus columnas, las técnicas empleadas en su edificación y la belleza de su estructura.

En la actualidad el puente presenta dos afectaciones principales: la corrosión y la agresividad del medio que lo circunda. Debido a los daños que sufre se llevó a cabo un estudio detallado de sus patologías, por parte de la Empresa Nacional de Investigaciones Aplicadas (ENIA) y la EMPAI. El proyecto de intervención y reparación de los daños está concebido para ser realizado lo más pronto posible, aunque estos no atentan contra la seguridad de los transeúntes.

Puente Guanima, conocido como puente del Tennis, en la Ciudad de Matanzas |

Puente Guanima, conocido como puente del Tennis, en la Ciudad de Matanzas |

Tras las huellas aborígenes: puente Guanima

Con el objetivo de dar continuidad al tránsito desde la Vía Blanca hacia Varadero, además de eliminar la circulación por el centro histórico, culminó la construcción en 1993 del puente Guanima, sobre la playa El Tennis.

“Esta obra ingeniera que se concibió como parte de la solución Viaducto de Matanzas, a solo dos años de ser terminada, presentó anomalías. Entre otras razones estas dificultades se debieron a la acción de la perturbación ciclónica Gordon en el año 1994”
, afirmó González Arestuche.

En la actualidad, en este puente cuyo diseño y ejecución estuvo a cargo de ingenieros y arquitectos de la EMPAI, las principales afectaciones son consecuencias de la actividad humana, fundamentalmente  en las áreas frecuentadas por pescadores y bañistas.

Un puente sin nombre, conocido como puente del Viaducto, en la Ciudad de Matanzas

Un puente sin nombre, conocido como puente del Viaducto, en la Ciudad de Matanzas

Un puente sin nombre

Esta obra arquitectónica, de tablero metálico y estructura de hormigón armado, al igual que su homólogo Guanima, posibilita el tránsito vehicular al tiempo que alivia la circulación por el puente Calixto García.

“Por su ubicación en una zona geográfica desfavorable, la cimentación con pilotes se tornó más difícil. Se construyó de forma de curva horizontal con una pila intermedia a los 45 metros”
, dijo Recondo.

El estado actual del mismo, respecto al anterior citado, es más favorable, pues al contar con un tablero más alto, los índices de oxidación son mínimos; además, la capa protectora de pintura se aplicó con mejores resultados.

Según afirmó Ramón Ulloa Román, director de Desarrollo del Grupo Empresarial de la Construcción de Matanzas (GECMA), urge colocar la placa que nombre oficialmente el conocido como Puente del Viaducto.

Sería difícil concebir a la ciudad de Matanzas sin los puentes que desde hace siglos la han identificado en el mundo. Estas grandes obras de la ingeniería y de la arquitectura constituyen un tesoro invaluable para el patrimonio cultural, urbanístico e histórico de la Atenas de Cuba.

“Son obras de ingeniería, pero debe tenerse en cuenta la belleza del entorno en que están situadas. Los padres de la ingeniería y la arquitectura de Matanzas amaban su terruño e idearon estas como verdaderas obras de arte.  Estos principios se han perdido en las últimas obras construidas, hay que tener en cuenta que esta es una ciudad excepcional”, argumentó el arquitecto Ramón Recondo.

Es hora de adquirir conciencia de la necesidad de preservar, restaurar y conservar las joyas legadas por ingenieros y arquitectos que concibieron una ciudad más bella. La protección de los puentes es un problema inminente para los ciudadanos de Matanzas porque, poco a poco, con cada daño sufrido, la Venecia de América pierde un trozo de identidad y un pedazo de su alma.

Escrito por: Tania Rosa Álvarez, estudiante de Periodismo

 



Radio 26 es la emisora provincial de Matanzas, planta matriz de la cadena de radio de nuestra provincia cubana. Está ubicada en la capital matancera, en la calle de Milanés esquina a Guachinango, en las alturas de esta bella ciudad rodeada por el valle Yumurí y la bahía de Matanzas. Twitter: @radio26cu Correo: emisora@r26.icrt.cu


4 thoughts on “Una imagen, una realidad: los puentes de la ciudad de Matanzas (+ Fotos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones