Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

Adiós a las empresas con pérdidas

 anec-logo1El proceso de perfeccionamiento empresarial en Cuba, desde su aplicación en la década de los años 80, ha marcado una etapa de cambios y transformaciones en la empresa estatal socialista.

La experiencia práctica en alrededor de 200 empresas pertenecientes a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), las cuales probaron y desarrollaron este sistema por vez primera, fue el punto de partida que permitió más tarde extender las normas y principios del perfeccionamiento empresarial a varias entidades financieras de la Isla.

Lo cierto es que con la implantación de este proceso se propicia un conjunto de mejoras en la gestión interna de las empresas y por tanto, se crean las condiciones para producir bienes o prestar servicios de alto valor competitivo.

Lázaro Rodríguez Forte, presidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), de la provincia de Matanzas, se refirió a las nuevas modificaciones que tendrá el sistema empresarial en el territorio.

“Para el venidero 2014 se introducirán una serie de cambios en las 138 empresas que existen en la provincia. Se eliminarán un grupo de trabas y barreras administrativas para mejorar el funcionamiento y completo desarrollo de estas entidades, por ejemplo, se les permitirá que aporten sus fondos para inversiones propias, reparaciones y mantenimientos constructivos. El pago de los impuestos también se reducirá a un 50 por ciento, lo que significa que la empresa podrá recapitalizarse aún más. Se brindarán facultades superiores a las que tiene hoy el sistema empresarial, sobre todo si se tiene en cuenta que habrá una liberación del objeto social de las entidades”, explicó Rodríguez Forte.

Uno de los requisitos a tener en cuenta para perfeccionar las empresas es el autofinanciamiento de las mismas, lo que implica que cubran sus gastos con los ingresos y generen un margen de utilidades adecuado.

Rodríguez Forte destacó las principales entidades financieras de la provincia que marchan a la vanguardia en cuanto al redimensionamiento económico y los resultados productivos.

“Dentro de las empresas que más dinamizan la economía se encuentran las de la producción citrícola y de petróleo, que son las que más posibilidades reales tienen para formar y generar capitales. Las más deficientes actualmente son las pertenecientes al Poder Popular, aunque existen entidades como el Grupo Empresarial Gardis que van incorporándose adecuadamente al trabajo productivo.”

En relación con las empresas matanceras que presentan pérdidas en sus índices de producción, Lázaro Rodríguez explicó que podrán fusionarse o extinguirse por no cumplir los requisitos empresariales.

Las actuales condiciones socioeconómicas del país demandan la existencia de empresas solventes y sin pérdidas, que sean capaces de cumplir las normas del mercado, satisfacer los más exigentes clientes y aportar al desarrollo de la economía nacional, pero sin aislarse de los principios de la empresa estatal socialista.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones