Search
Wednesday 18 September 2019
  • :
  • :

Aprendiendo a aprender, práctica antigua de gran actualidad

Aprendiendo a aprender, práctica antigua de gran actualidad

Aprendiendo a aprender, práctica
antigua de gran actualidad

Avanzan los preparativos para el venidero curso escolar 2013-2014, en el que de nuevo profesores y alumnos emprenderán la eterna jornada del aprendizaje, unos, los más pequeñines, estrenando uniforme,  otros en la continuidad de grados y los mayores en l etapa final, la culminación del grado que se cursa en la escuela técnica, el bachillerato o la universidad.

Para muchos de ellos, todavía  habrá una pregunta latente, cuya respuesta habrán buscado a través e los años de estudio, o comenzarán a indagar en ella los que se inician en las aulas: ¿Cómo se aprende?

Quienes  encontraron respuestas prácticas a esa gran interrogante, seguramente transitaron los grados con mayor desenvolvimiento y asimilaron mejor las clases de sus maestros. Los que todavía  se debaten en la duda necesitan aprender a aprender, sobre todo quienes participan del  modelo pedagógico conocido como, semipresencial, o por encuentros, especialmente en las sedes universitarias municipales cubanas.

Esta modalidad  exige, ante todo, que los educandos  se entrenen en conductas y habilidades  que los ayuden a aprender fuera del aula. Se trata de un tipo de

enseñanza que ha adquirido auge en el ámbito internacional, gracias a las facilidades informativas y documentales propiciadas por nuevas tecnologías aplicadas.

Entre ellas se incluyen videoconferencias y  programas de  computación y  acceso a Internet, que han  revolucionado métodos tradicionales.

Las sedes universitarias municipales  amplían  posibilidades a diversos grupos de la sociedad para que cursen  estudios sin que  el estudiante comparezca cada día delante del clásico pizarrón.

Esa realidad ha permitido amplio crecimiento de la matrícula y ha reunido a personas de varias generaciones en un mismo empeño de superación.

Pero expertos advierten: ¡Cuidado con el embullo! Y citan  factores claves del comportamiento individual para que el entusiasmo rebase la inscripción y verdaderamente devenga  impulsor eficaz  para coronar las aspiraciones.

Aprender a aprender motiva a  estudiantes, profesores e instituciones docentes,  y cuando se fija esa oración en un buscador de Internet aparecen variadas “ofertas comerciales” en forma de libros, folletos y clases virtuales mediante el correspondiente abono.

Sin desdeñar  ningún procedimiento que se propaga instruir, expertos insisten en que lo más importante  es la disposición  ante los libros, y la ayuda familiar a quien haya decidido crecer intelectualmente y añada esa obligación a otras antes adquiridas.

Alta disciplina para no ceder ante la tentación de relegar el imprescindible tiempo diario de estudio individual es la clave del éxito, afirman estudiantes  y  pedagogos experimentados en el aprendizaje a distancia.

Los encuentros periódicos con el profesor contribuyen a  orientar guías de estudio,  aclarar dudas, evaluar la marcha del aprendizaje, indicar bibliografías y presentar ejercicios para  desarrollar  habilidades, pero de nada valdrían sin la voluntad de aplicación de cada estudiante.

Aprender a aprender  conlleva  comunicarse consigo mismo, entrenarse en fijar la atención,  diferenciar entre  lecturas recreativas y las practicadas para asimilar conocimientos;   tomar  notas de clase adecuadamente, aprovechar elementos de documentación auxiliar y textos guías, diccionarios  y programas de computación.

Establecer prioridades es fundamental. Entre ellas, conceder un espacio de privilegio al estudio en el momento indicado, preferentemente bien temprano en la mañana “cuando las neuronas están frescas”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones