Search
Tuesday 12 November 2019
  • :
  • :

De la adolescencia al tabaco letal

De la adolescencia al tabaco letal

De la adolescencia al tabaco letal

Hace poco comentamos sobre el evidente incremento del mal hábito de fumar entre  adolescentes y jóvenes, fenómeno abierto a los ojos de quienes deseen observar lo que sucede en su entorno.

Lamentablemente, esta realidad  parece escapar a la voluntad  de los muchachos que se dejan atrapar en las redes de humo,  nicotina y alquitrán, e  irracionalmente, asumiendo posturas de actor mediocre (postalita le decían en mi juventud),  se inician en un vicio cuyas consecuencias letales han sido reiteradas, una y otra vez, por médicos  serios, que son los que no  solo aconsejan e ilustran con estadísticas comprensibles, sino los que además no fuman y predican con el ejemplo, al igual que hacen los maestros responsables, porque conocen que sus alumnos son como esponjas que lo miran todo y todo lo copian.

Es obvio que sin la ayuda de los padres y de otros familiares, la batalla contra el tabaquismo juvenil está en desventaja.

Sería muy bueno que los jóvenes se enteraran bien de los datos que a continuación expondré, y que los adultos pusieran atención para que puedan reforzar sus argumentos.

Según investigaciones,  entre los años  2001 y el 2010, aunque   existe una reducción de 8,3  puntos porcentuales en la prevalencia global del tabaquismo en  adultos, crece la tendencia entre niños y adolescentes, mientras que la edad de iniciación en el tabaquismo se eleva en 9,7 por ciento entre los adolescentes de 13 a 15 años de edad en Cuba.

Se sabe que el 75 por ciento de los fumadores comenzó esta adicción antes de cumplir los 20 años.

Todos estos datos nos revelan que esos precoces fumadores también están sujetos a engrosar las cifras de los que morirán prematuramente por cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Por supuesto, usted no quiere eso para sus más jóvenes familiares. Entonces, lo invito a reflexionar, porque precisamente su acción de comunicación persuasiva, oportuna, cara  a cara, podría marcar la diferencia.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones