Search
Wednesday 18 September 2019
  • :
  • :

Economía familiar se debate entre precios y salarios

Moneda cubana, precios y salarios

Moneda cubana, precios y salarios

Una dificultad de la economía familiar cubana es que precios y salarios distan sustancialmente, de ahí los esfuerzos de la Dirección del Partido y Gobierno para equiparar estos indicadores y colocar al trabajo en su justo lugar.

Teorías a un lado y prácticas agobiantes en el diario quehacer, hacen que muchos decidan gestionar su sustento en esferas que no tienen nada que ver con la producción de bienes de primera necesidad.

La única vía posible para que el trabajo sea la principal necesidad del cubano es que su remuneración esté acorde con sus gastos primordiales, pero tanto Estado como población sabemos que para ello es prioritario que exista producción y productividad, aspectos que hoy no forman parte de la agenda del día.

Otra dificultad que existe es que los precios oficiales del Estado y los de los trabajadores por cuenta propia no difieren mucho, sin mebargo en lo que sí hay diferencia es en la calidad, no creo necesario entrar en detalles.Si queremos que los precios de los particulares bajen, es necesario que los estatales no ocupen cifras tan altas, y fundamentalmente que se deslicen según la calidad, algo que realmente no se conoce en nuestro mercado interno.

En un recorrido por la ciudad de Matanzas, donde se venden producciones locales, encontré un número de productos que sus precios realmente son extremos.

Un ejemplo puede ser un tanque plástico, de poco menos de 55 galones, mal construido, con una tapa chapucera al exuberante precio de 665 pesos, otro más pequeño, pero de igual condiciones, tiene el precio de 345 pesos.

En el mismo recorrido observé una reja, para ventana, de unos dos metros, construida de cabillas lisa y de una chapa de cuatro o cinco milímetros, sin ninguna obra compleja y el precio fijado es de mil 169 pesos.

Se exhibe un juego de Cuatro piezas, para sala o recibidor, de vinil, con tubo, nada curioso y piden cinco mil pesos y para rematar, una guataca, del mal hierro como dicen los guajiros a 70 pesos, también encontré una llave de agua (que hace dos meses compré una similar en 45 pesos)que ahora vale 80.

El alambre de púa, tan necesario para cercar las tierras que se entregan en usufructo o para hacer cuartones para la cría de vacuno  semi estabulado, solicitan 680 pesos por rollo.

Con esos precios no es posible que hagamos competencia para que los particulares bajen los suyos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones