Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

320 años de Matanzas, la ciudad

Parque "de la rueda", ubicado en las céntrica calles de Medio y Jovellanos, en la ciudad de Matanzas

Parque de “la rueda”, ubicado en las calles de Medio y Jovellanos, en la ciudad de Matanzas

Este sábado 12 de octubre la ciudad de Matanzas festeja el aniversario 320 de su fundación, ocurrida en el año de 1693.

Entre verdades y leyendas, esta urbe isleña, transita la primera mitad de su cuarto siglo empeñada en rescatar patrimonios materiales que el paso del tiempo y el abandono de los hombres dejaron escapar, y también afanada en abrillantar antiguos elogios culturales, que  llegaron a sustentarle el sinónimo de Atenas de Cuba.

Matanzas,  nombre  horrible que abre interrogantes, según historiadores  justifica tal apelativo  por el acto de rebeldía indígena en 1510, que ocasionó el naufragio y muerte de un grupo de españoles, ya odiados por actos de barbarie en lo que llamaban la conquista.

La urbe ha recibido otras denominaciones, entre ellas la  de “ciudad dormida”,  especie de metáfora que parece aludir a la vida apacible  de los moradores, y más recientemente, con tono irónico,  a la falta de sistematicidad en la renovación urbana, pues sus lugares más céntricos y empinados siguen mostrando las mismas imágenes que exhibían en siglos pasados, con el agravante del deterioro acumulado.

Al margen de eventos festivos anunciados en este aniversario 320 de Matanzas, siguen siendo recurrentes las fotos para el recuerdo: el valle, el abra, el parque, la bahía, el pan, distante y altivo, como india dormida; los puentes y ríos, las cuevas y las playas…; siguen estando  las calles insólitas, los versos de Carilda, de Heredia, de Byrne,  de Milanés, y de tantos poetas y otras personas que han desandado los mismos   adoquines y charcos,  las orillas de los ríos varios,  de día y de noche,  tantos  que dejaron aquí sus recuerdos y sus huesos, en el San Carlos de todos.

Los que se han marchado y se marchan, de una u otra forma, al partir supieron, saben, que sus penas y alegrías  se  quedan  en las  aguas vistas, apacibles y arremolinadas del  San Juan,  el Yumurí  y el Canímar,  en la bahía profunda y magnética, cuya imagen primera abre Matanzas a los ojos de  recién llegados para atraparlos con un  nomeolvides inevitable, en esta urbe que en sus  320 años  sigue renovando esperanzas  en sus actuales  generaciones,  pupilas abiertas al futuro  de esta ciudad querida, perfectible, llena de virtudes y de amores, Matanzas…

 




One thought on “320 años de Matanzas, la ciudad

  1. SUÉLIA NATAL RODRIGUES NOVAES

    Estive na cidade de Matanzas em julho de 2012. Fiquei encantada com as construções antigas, sua gente,suas paisagens urbanas.vivi momentos de êxtase,pois pareceu-me ter vivido nesse lugar em algum tempo do passado.Um resgate espiritual,não sei definir.por um momento estive diante de uma situação familiar. É como se eu estivesse retornando à minha pátria.Um (re)encontro com alguém muio próximo de mim.Ainda não esqueci essas imagens. Sinto que devo voltar em algum momento a Matanzas.Experiência incrível!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones