Search
Wednesday 20 November 2019
  • :
  • :

Huevos de Cuba en Miami

Escena de la obra Huevos, de ulises Rodríguez Febles

Escena de la obra Huevos, de ulises Rodríguez Febles

El dramaturgo matanceros Ulises Rodríguez Febles, se encuentra por estos días en la ciudad norteamericana de Miami, para estrenar la obra de su autoría Huevos, dramaturgia relacionada con el éxodo de cubanos hacia el territorio norteño.
El texto que aparece a continuación me lo hizo llegar el propio autor desde esa ciudad norteamericana.

Akuara Teatro estrena Huevos

Akuara Teatro estrena Huevos (Dramaturgia del éxodo) del escritor matancero Ulises Rodríguez Febles (Cárdenas, 1968). Basada en los hechos reales de El Mariel en 1980, el texto fue estrenado en el 2007  en Cuba por Mefisto Teatro, bajo la dirección de Tony Díaz y leída en espacio por Argos Teatro, Manode obra, en Madrid, España; así como por la Cooperativa Paulista de Teatro, durante la Semana de Teatro Cubano en Sao Paulo.

Publicada en la antología de obras del autor de El Concierto y otras obras (Huevos, El Concierto, Carnicería, Sputnik y Oráculo del truhan) y en las antologías de teatro cubano, Al borde de la isla y Dramaturgia de la Revolución (III). Investigadores como el  español José Luis García Barrientos, la argentina Mirna Carpetinic y el cubano Amado del Pino le han dedicado profundos ensayos. El texto fue premiado por el jurado principal y con el Premio Santiago Pita, de la UNEAC, del Festival de Teatro de Camagüey, 2010

La dirección de la puesta es de Alberto Sarraín. Con Micheline Calvert, Enrique Moreno, Alberto Perez-Leon, Liset Jiménez, Jo An Orta, Marcia Arencibia-Henderson, Miriam Bermúdez, Christian Ocon, Roberto Bello e Imaray Ulloa. Diseño de luces: Mario García Joya, Vestuario y decoración: Luis Suarez Escenografía: Alain Ortiz, Videografía: Daniel Correa Fotografía: Julio de la Nuez, Ulises Regueiro y Pepe Murrieta. Dirección General de Akuara Teatro: Yvonne López Arenal.

Huevos se estrenara el 16 de noviembre en la sede de Akuara Teatro 45 999 sw 75 ave Bird Road Art. District. Teléfono 866 – 863 – 1283. El público podrá verla en cartelera todos los fines de semana de noviembres.

Este texto forma parte de la trilogía dramaturgia del éxodo, que conforman además Campo Minado y Ciudadanía.

Algunas valoraciones de la crítica sobre Huevos:
El autor alcanza con esta obra una madurez que lo sitúa entre los mejores dramaturgos cubanos, (…) y no se permite ser superficial al analizar las marcas que deja el exilio en quienes se van y en quienes se quedan. No alecciona: dinamita la estructura, muestra las conductas superpuestas para que el público decida, lanza el dardo y sorprende con la contundencia de sus parlamentos.
González Melo, Abel. Mural Ocre. Sobre la puesta Huevos, por Mefisto Teatro. Periódico Granma. 14 de marzo de 2009.

Estamos ante un buceo en las motivaciones humanas y los resortes infinitos de la conducta individual. Rodríguez Febles se nos revela como un maestro en la construcción de situaciones que sintetizan  y reorganizan lo que puede parecer testimonial. En las palabras y los silencios de sus personajes está el retrato de un par de momentos concretos de nuestra  historia reciente pero, sobre todo, se nos está abriendo un abanico de interrogantes éticas.
Amado del Pino.  Sobre Huevos. Prólogo a El Concierto y otras obras. Editorial Letras Cubanas.

Rodríguez Febles es uno de los pocos artífices que, desde un prisma creativo, alejado de toda ceguera voluntaria, revisita el pasado reciente de protagonistas vivos, heridas abiertas y arrepentimientos continuos. 
Antonio Enrique González Rojas.  Huevos pasados por agua salada. Perla Visión. Cienfuegos.

Huevos remite a los espectadores a un pasaje ineludible de nuestra historia: Los sucesos del Mariel, acontecimiento que a veces olvidado, regresa en la propuesta con todo lo trascendente que encierra, la carga de definiciones que representó para los que partieron y para los que quedaron en la Isla. Recrean, escritor y director, los actos de rechazo que convirtieron a muchos en “gusanos”, no desde una perspectiva anecdótica, sino en un presente que reflexiona el pasado, traído de recuerdos vivos y lacerantes, aún, a pesar de las casi tres décadas pasadas.
Zorki Crespo. Mefisto Teatro a la carga otra vez. CMBF. Radio Musical.

Huevos, se aparta de la intencionalidad épica al evocar los sucesos y afronta la realidad actual como el espacio de sus argumentaciones. El autor renuncia al ordenamiento  de una Historia devorada en sus fragmentos, en sus angustiosas superposiciones y distancias. La conmoción no ha cesado a pesar de las tres décadas. Los recuerdos no han dejado de ser vivencias superpuestas, confusas, viscerales, tormentosas o aleccionadoras. De esas remembranzas y testimonios se alimenta la memoria individual de los personajes que hoy nos llaman desde la escena; pero también, de ese material voluble e incendiario, se nutre la atolondrada conciencia colectiva que intenta, a veces, sobreponerse al impacto de las ausencias, la diáspora y el exilio recurrente.
Eberto García Abreu. Notas al programa de la puesta de Mefisto Teatro.

Huevos es una crítica a lo que fue un momento de nuestra historia en la que nadie está exento de culpas: ni los que se fueron, ni los que se quedaron. Período que ha quedado sumergido en los silencios, y que vale recordar para que no se repita. (…) Muestra de una dramaturgia contemporánea, la obra, con gran éxito de público, nos ha hecho comprender la avidez que tenemos de ver nuestras realidades reflejadas en las tablas. Estamos frente a una obra rica en ideas que se mueven, sobre todo, en el terreno de la ética, el exilio, el reencuentro familiar, el olvido, el perdón y los recuerdos. Escenas con un ritmo que evocan nuestro tiempo, no dejando lugar para el aburrimiento de los espectadores.
Elizabeth Díaz. Huevos, escrutinio de la realidad. Agenda Esquife.

La riqueza del texto de Rodríguez Febles está en su dependencia de las fragmentadas historias individuales, las cuales se superponen a una Historia nacional que pretende ser definitiva, monolítica y objetiva. ¿Cómo lo hace? Recuperando detalles silenciados por la Historia nacional, colocando las individualidades por encima de las masas enardecidas que han protagonizado los relatos históricos oficiales, recurriendo a los sentimientos de los seres humanos y no a las ciegas prescripciones institucionales, visibilizando sectores populares marginados (niños y jóvenes) dentro del muy adulto ambiente político nacional.
Huevos amplía el diámetro en su observación de la realidad haciendo aparecer no solo al individuo, sino al país todo; no solo a los que se quedaron, sino también a los que se fueron y no han querido volver; no solo las heterogéneas historias de los personajes, sino también la Historia ausente de nuestros libros, pendiente de ser pensada y sufrida en duelo nacional.  
Yoimel González. La Jiribilla y La Gaceta de Cuba.

Lo más interesante del texto presentado por Febles como estructura dramática es el juego establecido entre pasado y presente. Escenas nombradas con referentes literarios y fílmicos concretos –La guerra y la paz, de León Tolstoi El Maestro y Margarita, de Mijaíl Bulgákov, entre otros– logran, desde la fragmentación, unidad e integridad, y pueden ser colocadas como fichas independientes en cualquier parte de la historia que, en este caso, desarrolla una trama marcada por saltos retrospectivos al pasado. (…) Huevos vuelca la mirada hacia el individuo. Mediante la efectividad de un diálogo vertiginoso y preciso se expone la experiencia real de los personajes. De esa manera la obra tiene un gran valor testimonial porque logra sintetizar momentos cruciales de nuestra historia contemporánea.
Plaff para el olvido. Mayra Almarales. Sitio Tablas – Alarcos.

Huevos, dramaturgia de Ulises Rodríguez Febles y dirección de Tony Díaz, incide en la problemática de los sucesos del Mariel, y lo consigue con sensibilidad y altura de miras. Tema polémico, llevado desde el teatro a la memoria de un debate público que indaga en las conductas humanas, en las contradicciones entre los estigmatizados y sus cuestionadores.  El autor nos narra fragmentariamente sucesos y acciones específicos pero, sobre todo, desde el presente, analiza las secuelas emocionales que se mantienen en los protagonistas de aquellos hechos.  Por supuesto, también se hacen visibles las huellas dolorosas del exilio. (…) el dramaturgo acierta  al comprometerse visceralmente con la Historia y lo hace con honestidad. (…) Díaz ha optado por un final de comunicación entre los que se marcharon y los que están, un paso para la compresión. Es su lectura, puede haber otras en un texto de trascendencia indudable en nuestro panorama teatral.
Roberto Gacio. Entretelones. Publicación del Consejo Nacional de las Artes Escénicas. Mayo del 2009.

El estreno mundial de la pieza del destacado dramaturgo matancero puso en evidencia la vocación escrutadora y cívica que anima su obra y el interés del director por iluminar zonas álgidas de la realidad. (…) El pasado y el presente (de la ficción teatral) se alternan aquí para trenzar un argumento en el que convergen constantemente. Juego con las coordenadas temporales que funciona no solo como un modo de rehuir la linealidad del relato, sino también y sobre todo como recordatorio y emplazamiento. Dicho de otro modo, los saltos en el tiempo posibilitan el  testimonio y reevaluación del accionar de los protagonistas durante la citada confrontación, lo que –para decirlo en términos brechtianos- convierte a la escena en tribuna y tribunal.
Osvaldo Cano. Huevos pasados por música.

Las obras de Ulises Rodríguez Febles abordan temas de la más reciente historia de la Isla que han sido poco tratados en nuestro teatro, de ahí que el valor inicial de su dramaturgia este dado por la posibilidad de presentar, desde una mirada actualísima, conflictos que han marcado la vida de generaciones de cubanos.

La pieza alterna pasado y presente, presentando acciones que marcaron para siempre a la familia cubana. Los hechos más que debatidos son presentados en una suerte de teatro testimonio que intenta atrapar el punto de vista del individuo en tanto actor de los procesos históricos. Experimental desde la escritura misma que resalta, a partir de uso de fuentes de diverso tamaño, los sentimientos y estados de ánimo de los personajes en cada una de las situaciones, Huevos conjura los extremismos de una época pasada al tiempo que nos presenta la huella de esos sucesos en la biografía y la experiencia sensible de los implicados.Jaime Gómez Triana. Teatro y testimonio. Dramaturgia cubana actual, Teatro cubano en América Latina.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones