El segundo fusilado en Matanzas

Por en noviembre 8, 2013

fusilamientoLa gran mayoría de los autores de Historia de Cuba pasan festinadamente lo ocurrido en Matanzas durante el año 95, entre los meses de febrero a diciembre, ignorando la importancia del desarrollo de la guerra en la provincia.

Uno de los hechos que determinan la profundidad del problema es el fusilamiento del joven Gil González, que fue el segundo ejecutado en Cuba por el colonialismo español.

Un asunto importante a tener en cuenta es que cuando Martínez Campos comprendió que la guerra, que él mismo había vaticinado al final de la contienda de los Diez Años, era indetenible se quitó la careta del pacificador y comenzó con los mismos métodos represivos, incluyendo los fusilamientos.

Gil González había nacido en Rancho Veloz, Las Villas. Vino  para Matanzas y se puso a las órdenes de Clotilde García.

El 8 de noviembre entró en combate, herido cayó en poder del enemigo y lo trasladaron al Castillo de San Severino.  Ese día, víctima de un terrible error, cayó preso el asturiano Manuel Acevo, que confundió a las tropas españolas con las huestes cubanas.  Fue remitido a Cienfuegos y allí pasado por las armas.
A Gil González lo juzgaron en Consejo de Guerra y fue condenado a muerte, lo que se ejecutó en horas tempranas de la mañana del 4 de diciembre de 1895, en la Tercera Glorieta del Paseo de María Cristina, hoy Paseo de Martí.

Este joven fue el segundo fusilado en Cuba, precedido de Domingo Mújic, y su heroica muerte está inscripta en el martirologio cubano y matancero.

•    Escrito por el  Dr. En Ciencia Históricas Arnaldo Jiménez de la Cal

Acerca de Maritza Tejera García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Imagen

Requerido

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>