Search
Sunday 17 November 2019
  • :
  • :

Serie 53 de Béisbol: la hora de los cocodrilos

Víctor Mesa, director de MatanzasMe pueden acusar de adelantarme a los acontecimientos, de padecer de un apasionamiento ciego, sordo y hasta superficial o de un regionalismo a ultranza, pero ya vislumbro al equipo de pelota de Matanzas como el favorito para llevarse el título de la Serie Nacional de Béisbol 53.

Cuando está a punto de concluir la primera fase, ningún especialista se atreve a hacer pronósticos, así que pecaré de atrevida, teniendo en cuenta que mis conocimientos del deporte nacional cubano no sobrepasan los de una aficionada que creció oyendo o mirando pelota al lado de su padre, un fanático de esos que da golpes a la pared cuando su team “mete la pata”.

Algunos colegas han mencionado con timidez que esta parece ser la hora de los Cocodrilos, y que con Víctor (Mesa) en Matanzas, a la tercera va la vencida. Los comentaristas hablan de la madurez del equipo, en posición ventajosa con respecto a conjuntos como Cienfuegos, que fueron competencia fuerte en la anterior contienda y sufrieron pérdidas notables en sus alineaciones.

Matanzas no gana un campeonato desde 1991. No sé cuál será la importancia de haber triunfado con el nombre actual o el de Henequeneros, pero es un dato que repiten con insistencia en todos los espacios mis colegas de la prensa deportiva, como para remarcar que los matanceros no tenemos estirpe de campeones. Quizás peque de ignorante, pero mientras más lo dicen, menos lo entiendo.

De todas maneras, para mi alegría y la de los aficionados de mi provincia, será algo que no podrán replicar posiblemente el año próximo, cuando Matanzas se haya alzado con la copa nacional y cierre muchas bocas de mal agüero.

Podría mencionar como primera razón de la casi segura victoria matancera que por lógica evolutiva, tras haber alcanzado el tercer puesto en la Serie 51 y el segundo en la 52, en esta oportunidad les corresponde el primero. Claro, que no es por ley de probabilidades que se gana un campeonato de pelota, donde no solo cuenta el equipo en cuestión, sino los contrarios y un montón de mediaciones internas y externas.

A favor de los Cocodrilos en esta Serie 53 cuenta la estabilidad lograda en su avance juego a juego, gracias a una preparación profunda y a una disciplina estricta. No por gusto son hasta ahora el equipo que más tiempo ha permanecido entre los tres primeros lugares en lo que va de contienda, con buenos números en todos los apartados.

Son un conjunto más sólido, con jugadores que han ganado en confianza y perfeccionado su técnica, como es el caso de Yadiel Hernández, quien diversificó sus opciones de bateo y se ratifica como uno de los principales impulsadores de carreras.

La ofensiva se reforzó con la incorporación como primer bate del exjugador guantanamero Dainer Moreira, a quien sigue una tanda de buenos impulsadores como Guillermo Heredia, Ariel Sánchez y el más fuerte de los bateadores del conjunto, el cuarto en el orden, José Miguel Fernández.

A esto se suma la estabilidad en el pitcheo de Joel Suárez y Yaniel Blanco, quienes han aportado la mayoría de los juegos ganados por el equipo; aunque en este punto Matanzas carece de un staff seguro, capaz de mantener las ventajas que les dan los bateadores.

Una de las barreras que debe superar el Matanzas para optar por el título de la pelota cubana en este 2013 es la dificultad para anotar carreras, algo que si bien ha mejorado en los últimos encuentros, es su punto más débil en las horas decisivas.

Matanzas sigue siendo un equipo sin grandes figuras, pero fuertemente marcado por la manera de jugar una pelota alegre, arriesgada, valiente y comprometida, como les ha inculcado Víctor Mesa; un equipo con garra, que no se da por vencido hasta el último out.

Hace tres años los cocodrilos de Matanzas sorprendieron cuando se colaron entre los finalistas; el año pasado eran un equipo en evolución que logró mantenerse en el pelotón de vanguardia y ganó el derecho a discutir el cetro del deporte nacional. Pero en la serie 2013-2014 los cocodrilos no son una casualidad. Esta es la serie de Matanzas, es LA HORA DE LOS COCODRILOS.



Periodista. Natural de Los Arabos (Matanzas). Viví en Colón desde los 10 años hasta que en 2002 me radiqué en Matanzas, donde vivo actualmente. Trabajé en el periódico Girón y actualmente en la Web de la Emisora Provincial Radio 26. Mi blog personal es Pedazo de Cuba: http://pedazodecuba.blogspot.com/; soy @yirmaratorres en Twitter y Yirmara Torres Hernández en Facebook.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones