Search
Monday 18 November 2019
  • :
  • :

Derechos que en Cuba cuentan

pionero-discapacitado-miozotisCon medio siglo de quehacer ininterrumpido, la enseñanza especial en Matanzas es uno de los logros de la Revolución en la provincia, al incorporar a la sociedad de manera gratuita a niños con discapacidades físico-motoras.

Esa inclusión de los pequeños con necesidades educativas diferentes es una realidad en el territorio yumurino que muestra indicadores favorables en el desarrollo cognitivo de los alumnos y la participación social comunitaria.

Un reflejo de los éxitos de la enseñanza especial en Matanzas es la escuela Rubén Martínez Villena, en el municipio de Jagüey Grande, que con una matrícula superior a los cien niños garantiza el desarrollo de más habilidades en los programas de estudio.

Más de un siglo de bloqueo yanqui contra Cuba no han podido menguar los desvelos en esos centros del territorio yumurino que cuentan con profesionales competentes y los recursos indispensables para lograr la integración social de los alumnos.

Otro ejemplo de la labor humanista de la Revolución es la que desarrolla la Asociación Nacional del Ciego (ANCI), en Matanzas, en la rehabilitación integral de sus miembros.

Vale significar que la ANCI yumurina proporciona la mayor integración de sus miembros a la vida útil con las facilidades de superación técnico-profesional y el intercambio deportivo y cultural en la comunidad.

Entre las prioridades de la Asociación Nacional del Ciego en  Matanzas se encuentran las visitas de control y ayuda a los municipios, la incorporación a los talleres creativos, la atención médica y el funcionamiento de las asociaciones de base.

Los ciegos y débiles visuales del territorio se destacan por las acciones de solidaridad con la causa de los Cinco, el estudio de la obra del Héroe Nacional José Martí y el aporte a la transformación del modelo económico del país.

Como parte de los programas que impulsa el país para elevar la calidad de vida de los enfermos destaca por su trabajo integral el Centro de Atención al Diabético, del municipio de Colón, donde los pacientes consumen vegetales y hortalizas libres de abonos químicos.

A ese empeño del estado cubano contribuyen las unidades de producción del territorio entre las que destacan las Cooperativas de Producción Agropecuaria y de Créditos y Servicios, así como los huertos y fincas de la agricultura urbana y suburbana.

El uso de abonos orgánicos como aporte natural es una práctica que propicia el aumento de las producciones y evita la contaminación de los cultivos, pues solo se utiliza materia orgánica a partir de los desechos de las cosechas.

Con la vinculación de organopónicos a los centros de la salud en la provincia de Matanzas, se garantiza el suministro de productos bajo los requerimientos que exige la aplicación de técnicas agroecológicas.



Periodista y actual directora de la Radio en Matanzas. Puedes escribirme a odalys.miranda@r26.icrt.cu o puedes seguirme en Facebook y Twitter.


3 thoughts on “Derechos que en Cuba cuentan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones