La Musicalísima revivió pasiones en Matanzas

beatriz-marquez1Una mezcla rara entre nostalgia y alegría me invadió durante el concierto que ofreció Beatriz Márquez en el cine-teatro Velasco, de la ciudad de Matanzas. Tal vez porque temas como Contigo aprendí los escuché por vez primera en voz de mis abuelos, quienes me han enseñado a admirar la belleza de las canciones tradicionales cubanas, enaltecidas, entre otras, por la melodiosa voz de la Musicalísima.

Gracias a ella también pude evocar algunos momentos de mi infancia cuando mi mamá me cantaba En el tronco de un árbol. Y es que Beatriz posee la cualidad de transportarnos en el tiempo y convertir la música en puro sentimiento.

Emocionada ante la asombrosa acogida que le brindó el público matancero, dedicó a este una sincera felicitación por el fin del 2013 y el advenimiento del año 2014.

“Realmente estoy muy conmovida porque no esperaba una aceptación tan maravillosa del público matancero. Estoy muy feliz, aunque el hecho de que conozcan mi repertorio es también un compromiso muy grande.

“Creo que ahora más que siempre debo ser exigente con mi trabajo porque ya son muchos años dedicados a la música y me doy cuenta de que el público matancero ha seguido mi trayectoria.

“Les doy muchísimas gracias a todos por eso y les deseo un feliz año 2014, muchísimas cosas buenas y un abrazo muy fuerte a mi pueblo cubano por el apoyo que me ha brindado durante este tiempo.”

Beatriz igualmente explicó los detalles de la gira que la trajo a Matanzas y los proyectos en los que se encuentra enfrascada.

“Con esta presentación concluye la gira por el Occidente del país. Posteriormente haremos un trabajo de mesa con el Instituto de la Música y seguiremos por Centro y Oriente, donde el pueblo nos aclame.

“En estos momentos voy a tener una breve pausa porque asistiré a un festival internacional en Colombia, pero después retomaré esta gira. Es muy importante visitar las provincias y convivir junto a los cubanos. Mi objetivo es sobre todo promover los valores de nuestra cultura.

“Como cantante nunca me ha gustado mucho defender los temas que compongo, además de que mi compromiso con el trabajo no me ha dejado hacerlo porque no dispongo del tiempo necesario. No obstante, el próximo año me dedicaré un poco más a dar a conocer mis propios temas.”

Con la calidez y la sensibilidad que la caracterizan, la también compositora y pianista, ofreció sus valoraciones con respecto a la importancia del rescate de géneros como el bolero en los tiempos actuales.

“Creo que hay que hacer un trabajo cultural más fuerte para acercar a los jóvenes a nuestra riquísima música tradicional e incentivar su interés por géneros como el bolero, un poco perdidos debido a la confluencia de otros.

“Me parece que este año que está terminando se pudo hacer mucho más en cuanto a la defensa de la música autóctona de la isla. Por eso debemos reforzar nuestro empeño, con el propósito de que los medios de difusión también contribuyan más al rescate de los valores patrimoniales de la música cubana.

“Es nuestra responsabilidad que las jóvenes generaciones conozcan, valoren y defiendan esas hermosas canciones con que cuenta la tradición cultural de nuestro pueblo.”

Con un efusivo aplauso del público presente se despidió Beatriz de la ciudad de Matanzas, con la promesa siempre esperada de regresar muy pronto. Espero que entonces estén creadas las condiciones en la Ciudad de los Puentes para retribuir a quien, espontáneamente, cada día nos regala un poco de nuestra historia musical convertida en arte y pasión.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *