Search
Sunday 21 October 2018
  • :
  • :

Tony Medina, entrevistado en su propia cuerda

antonio medina en la misma cuerda

Psicólogo de profesión y maestro de la locución para muchos de los comunicadores matanceros. Su primer contacto con la radio le hizo comprender que jamás se separaría de la magia de los sonidos, no habría distancia que lo excluyera de ese hechizo provocado por el pacto entre la buena voz y la nobleza de un micrófono.

Su sabiduría ha esclarecido situaciones de cualquier índole a muchas personas, y su sencillez lo ha llevado a la cúspide de las preferencias de quienes le escuchan. En clases, el profe que hace reír; en cuestiones de trabajo, quien aconseja, quien exige cuando sabe que aún hay fruto por germinar. Es Antonio Medina, el Tony de todos, quien nos dedicó un tiempecito para contarnos cómo se montó En la misma cuerda, su programa analítico que cada tarde visita los hogares matanceros.

-¿Cómo surge el espacio?

Luego de 3 años de trabajo en el programa El Familión, estuve cerca de 2 años alejado de la radio. Confieso que no me concibo sin hacer algo en este medio, por lo cual esbocé la idea de realizar un nuevo proyecto que estuviese vinculado con lo que estudié: la Psicología, y así animar el alimento espiritual de los yumurinos en sus circunstancia de todos los días, sobretodo en la crianza de los hijos.

Me arribó a la mente la palabra “valores”.  Al haber trazado la temática, quise que tuviese un nombre nacido del hablar popular, así surgió la designación En la misma cuerda. También pretendí que los spots del programa insertarán frases de Martí y para ello me apoyé en el diccionario de frases martianas, dando protagonismo a pensamientos poco conocidos. Creo que en materia de valores nada es suficiente y cada vez más es  necesario darles tratamiento, por eso surgió el espacio.

-¿Cuánto aportan en su trabajo las llamadas y los mensajes del público?

Son una retroalimentación, este no es un programa de participación sino una charla expositiva, existe una persona que debate sobre un tema de manera estructurada donde debe haber una introducción, un desarrollo y alguna sugerencia de estrategia o normas a seguir. Las llamadas dan a conocer qué piensa  y qué necesita el público, lo cual se convierte en objetivos para  nuestro trabajo.

-¿Cómo surgen los temas a debatir?

Yo busco los temas, me apoyo en los mensajes del público, en lo que veo a diario en las calles. Me relaciono con identidades clínicas, o me sostengo en personas que se me acercan por algún problema, sin llegar nunca a develar su identidad.

-Teniendo en cuenta los asuntos que aborda usted como especialista y apoyándonos en sus conocimientos sobre Psicología, ¿cree que están en crisis los valores?

Hay una crisis total de valores, una crisis lamentablemente globalizada. Existe violencia sin precedentes en muchos países. Pienso que las rejas no son sinónimo de seguridad, cuando yo pueda dormir en mi casa con una reja o puerta abierta y no llegue a ocurrir nada, entonces soy verdaderamente un hombre seguro, en otras palabras, las puertas más seguras son las que pueden dormir abiertas.

Considero que los valores no están perdidos, sino que están de vacaciones; si nos declaramos en una pérdida total de los valores estaremos hablando de una pérdida de muchas cosas.

-En su opinión, ¿qué le falta a la prensa cubana para promover el tema valores y sus buenas actitudes dentro de la sociedad cubana actual?

Pienso que le falta trabajo investigativo. Debe la prensa que parecerse más al público, a sus opiniones. En ocasiones, no hay correspondencia e identificación con la mirada de quienes nos escuchan u observan.  Estamos cayendo en un lenguaje superfluo, poco convincente. No se puede desoír la sentencia de los receptores. Repito, la educación sobre los valores nunca será suficiente, siempre habrá que caer en ella.

-¿Consideras al programa como una ayuda espiritual?

Lo considero una herramienta sicológica para las personas, no teoriza, tiene un lenguaje práctico parecido a quien lo escucha.

-¿Desea transmitir algún mensaje al público?

Que me apoyen todos los que puedan y así lo deseen, porque En la misma cuerda lo he llegado a querer como mi tercer hijo y nunca quisiera que se fuera del aire. Hacerlo me proporciona un inmeso placer  profesional y también personal. (Escrito por Gleydis Sanamé y Lisandra Pérez, estudiantes de Periodismo)



Radio 26 es la emisora provincial de Matanzas, planta matriz de la cadena de radio de nuestra provincia cubana. Está ubicada en la capital matancera, en la calle de Milanés esquina a Guachinango, en las alturas de esta bella ciudad rodeada por el valle Yumurí y la bahía de Matanzas. Twitter: @radio26cu Correo: emisora@r26.icrt.cu


2 thoughts on “Tony Medina, entrevistado en su propia cuerda

  1. GREGORIO

    Buenos dias Tony:
    Estuvo excelente, tu programa de anoche, sobre el derecho de los niños, ese es el mejor camino, para romper el circulo de la violencia.
    Que se repitan, te deseo los mas sinceros deseos de exitos, y que el resto de las radios sigan tu ejemplo.
    No me pierdo ninguno de tus programa.

    Responder
  2. Gregorio

    Hola Tony aqui te dejo una papa caliente, esto es insolito, y un ejemplo super claro de la influencia de la Tele y la Radio.
    Me gustaria que dedicaras un programa para sacar del error que comenten algunos padres.
    Laro es que a mi y a ti si decides dedicar un programa nos concideraran cavernicolas, homofobicos, y hasta politicamente incorrectos.

    Pero que puede decidir un niño si no diferenciamos entre el derecho de los niños y la sabiduria de la naturales, el creador o como querramos llamarlo.
    Para mi esta Jueza, no tiene un pisca de ethica.

    Jueza australiana aprueba “cambio de sexo” para niño de 10 años de edad
    por Thaddeus BAKLINSKI*

    Linda Dessau, jueza del tribunal de familia, quien tiene un historial de aprobaciones de procedimientos de “cambio de sexo” en Australia para los jóvenes confundidos respecto a su género sexual, ha emitido una sentencia en la que aprueba estos procedimientos para un niño de 10 años de edad.

    El tribunal fue informado que el niño, conocido sólo como Jamie, se había vestido como una niña durante los últimos dos años, se le había permitido usar el baño de las niñas en la escuela y se “estuvo presentando como una joven muy atractiva con una larga y rubia cabellera”.
    Un médico experto dijo que cuando vio por primera vez a Jamie en febrero de 2009, el niño “parecía convincentemente una mujer en todos los sentidos”, excepto por sus genitales.
    Los padres de Jamie y los médicos dijeron que temían que el inicio temprano de la pubertad pudiera llevarlo a la autolesión o al suicidio y apoyaron una solicitud urgente para que se le practique al niño un cambio de sexo.
    La jueza estuvo de acuerdo en aprobar de inmediato el procedimiento cuando se le dijo al tribunal que el niño de diez años de edad estaba experimentando una pubertad acelerada y ya había alcanzado el desarrollo de un niño de 14 años de edad.
    “El rápido inicio de la pubertad masculina ha obligado a tomar algunas decisiones urgentes”, dijo la jueza en su decisión publicada el 15 de abril.
    “Los médicos coinciden… (Jamie) estaba en camino de convertirse en una chica con una voz grave, con vello facial, un pene creciente, el pelo del cuerpo y las grandes extremidades de un hombre, ella estaría fundamentalmente angustiada por esos acontecimientos, al estar tan drásticamente en desacuerdo con su propia imagen y su presentación, y se enfrentaría a riesgos muy significativos en cuestiones de comportamiento y autolesiones”.
    La jueza Dessau también ordenó que el tribunal vuelva a reunirse para examinar la “feminización” de Jamie cuando tenga 16 años de edad, antes que comience la “fase dos” de la terapia con estrógenos.
    En diciembre del año pasado, la jueza aprobó otra “solicitud de urgencia” por parte de los padres de un niño de 16 años de edad para comenzar el tratamiento de drogas para tratar de convertirlo en una chica.
    La jueza Dessau dijo que el muchacho, “O”, era lo suficientemente maduro para saber lo que quería y estaba respaldado por sus padres, seis especialistas y el abogado independiente del joven, según un informe del Herald Sun.
    En el 2005, el mismo tribunal “provocó indignación cuando permitió que ‘Alex’, una niña de 13 años de edad, procedente de una familia con problemas, comenzara un tratamiento hormonal para tratar de convertirse en un hombre. El año pasado, se le dio permiso a Alex, de 17 años, para practicarse una mastectomía doble”, informó el Herald, y agregó: “En otro caso se le permitió a una niña, de 12 años de edad, tomar hormonas” para comenzar su “reasignación de género sexual”.
    El director administrativo del Australian Christain Lobby, Jim Wallace, dice que está “horrorizado” por la decisión de la jueza Dessau de ordenar una terapia para cambio de sexo para Jamie, quien se convertiría en el niño más joven de Australia en ser sometido al procedimiento.
    Legalmente, la etapa final del procedimiento, para eliminar los genitales masculinos utilizando cirugía estética, no puede tener lugar hasta que el niño cumpla 18 años. Si cambian de opinión antes de la cirugía, los efectos del tratamiento hormonal podrían ser revertidos, dijeron los médicos, aunque los riesgos –tanto en el tratamiento como en la reversión– no son bien conocidos por algunos muy jóvenes.
    Un psiquiatra líder de Estados Unidos, que llevó a cabo una investigación a fondo sobre los resultados de la terapia de cambio de sexo, ha concluido que la comunidad psiquiátrica estaba cooperando con el fomento de la enfermedad mental, al diagnosticar al transexualismo como una condición física legítima.
    “Nosotros los psiquiatras… haríamos mejor en concentrarnos en tratar de arreglar sus mentes y no sus genitales”, escribió el doctor Paul McHugh, profesor de Psiquiatría con Servicio Universitario Distinguido en la Universidad Johns Hopkins, en la revista First Things, en el año 2004.
    “He sido testigo de una gran cantidad de daños causados por el cambio de sexo”, escribió el doctor McHugh, en un artículo titulado “Surgical Sex” [Sexo quirúrgico]. “Los niños transformados de su constitución masculina a roles femeninos sufrieron angustia prolongada y miseria cuando sentían sus actitudes naturales. Sus padres solían vivir con culpa a causa de sus decisiones –al percibir tardíamente lo que eran– y un poco avergonzados del producto, tanto quirúrgico como social, que habían impuesto a sus hijos”.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *