Detienen en Matanzas degradación de cuenca hidrográfica

rio-matanzasmEl trabajo realizado en unas 152 hectáreas relativas a la cuenca del río San Juan, pertenecientes a ocho fincas asociadas a la Cooperativa de Crédito y Servicios (CCS) Juan Ávila, demuestra la validez de prácticas agrícolas sostenibles.

En unas 152 hectáreas relativas a la cuenca del río San Juan, importante portador hídrico en la provincia de Matanzas, se detienen procesos degradativos mediante la integración de ciencia, tecnología, y conocimiento tradicional campesino, reporta la AIN.

Aunque el área rescatada, correspondiente a ocho fincas asociadas a la Cooperativa de Crédito y Servicios (CCS) Juan Ávila en el municipio de Limonar, solo representa un 0,4 por ciento del total de la cuenca, el restablecimiento de condiciones naturales demuestra la validez de prácticas agrícolas sostenibles.

Las transformaciones en el suelo, perceptibles en una mayor cobertura de pastos, validan los objetivos de un proyecto auspiciado desde el año 2010 hasta inicios de 2014, por instituciones diversas como la Organización de Naciones Unidas, y el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) en Cuba.

Ivis M. Villasuso, especialista del (CITMA) en Matanzas, afirmó que la limpieza de áreas infestadas por plantas invasoras, y la reforestación con árboles maderables y frutales, se incluyen entre las acciones desarrolladas para contrarrestar la degradación del suelo.

Carlos E. León, campesino de la CCS Juan Ávila, explicó que el empleo de árboles como postes para cercar, el acuartonamiento de reses, y el establecimiento de sistemas silvopastoriles con leucaena, moringa y albizia lebeek, se acomete también, en beneficio de producción y naturaleza.

La zona aledaña al río San Juan, con atención priorizada por el Consejo Provincial de Cuencas Hidrográficas en Matanzas desde el año 1998, se caracteriza por sufrir erosión y drenaje deficiente, condiciones ante las cuales deben multiplicarse las prácticas que estimulen la infiltración del agua.

(Tomado de Juventud Rebelde)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *