Search
Wednesday 23 October 2019
  • :
  • :

La fortuna de Maden

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPor años ha aportado miles de pesos convertibles a la compra de medicamentos para niños enfermos de cáncer.

El trabajador matancero Jesús Maden Machado  comenzó a ganar notoriedad a medidas que aumentaban sus contribuciones voluntarias de divisas al movimiento Mi aporte por la vida, iniciativa cubana que colabora con la compra estatal de sueros para el tratamiento del cáncer.

Los tributos del asistente de recepción del hotel Arenas Doradas de Varadero, a 140 km de La Habana, no solo superan a los de cualquier otro empleado del sector en la occidental provincia de Matanzas, sino que en más de una década se han mantenido como los mayores del grupo hotelero Gran Caribe en el país.

Una cifra cercana a los 13 mil pesos convertibles (CUC) ha entregado en un tiempo superior a una década, y mientras algunos se preguntan cómo se quita tanto de su dinero para otros, él prefiere  echar número imaginando “cuánto de lo mío habrá en un medicamento adquirido para salvarle la vida a un niño”.

“Eso me da mucho placer espiritual”, asegura, al tiempo que carga la maleta de una turista de Canadá, mercado aportador del 40 por ciento de los visitantes que llegan a la instalación.

Maden está entre los 49 que el 13 de agosto de 1996 vieron nacer al Arena Doradas y aún se mantienen allí. Un año después de la fundación del hotel, asumió la dirección del Buró, máxima estructura del Sindicato en grandes centros laborales.

“Míreme las canas, eso sí es difícil”, sonríe. “Dirigir ha exigido y sigue exigiendo mucho de mí, sobre todo en la superación profesional. Los elevados niveles instructivos y culturales de mis compañeros imponen constante autopreparación, para no salir mal parado en un debate o explicación de alguna tarea.

“Por suerte, que la gente esté capacitada también ayuda a buscar soluciones colectivas entorno a la calidad de los servicios, eficiencia o ahorro de portadores energéticos,  puntos obligado en nuestras asambleas de afiliados.

“En ese deseo de que las cosas resulten, todavía lidiamos con el propósito de lograr una disciplina fiel a los requerimientos del Turismo, garantía de clientes satisfechos y en consecuencia de buen posicionamiento entre quienes vienen a Varadero.

“Sin embargo, esa  preferencia no depende solo de voluntad, las condiciones objetivas también pesan. Si la comparamos con la modernización de las nuevas construcciones en el balneario, debemos admitir que nuestro hotel necesita una importante renovación, momento que poco a poco irá aconteciendo hasta ponerla al nivel de la competencia”.

Maden  es un convencido de que las secciones sindicales se parecen a su secretario. “Difícilmente donde haya un sindicato fuerte, que orgánicamente funcione, los resultados sean negativos”. 

Poco dice de las medallas Jesús Menéndez o Hazaña Laboral, premio a la constancia de este vanguardia que perteneció también  al Consejo Nacional de la CTC.

Vanvanero hasta los tuétanos, probablemente este sea el más popular de los empleados del turismo en Varadero. Al hombre que ganó notoriedad como el mayor propinero del balneario ya no le incomoda tanta fama. “Me siento contento porque ahora dicen,  ese Maden, el del Sindicato”.

 




One thought on “La fortuna de Maden

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones