Search
Thursday 14 November 2019
  • :
  • :

Nace el Socialismo en América

fidel-patria-muerteDesde que los Estados Unidos surgieron como nación independiente tuvieron en su aviesa mirada la isla de Cuba.  A finales del siglo XIX pudieron cumplir su sueño -historia bien conocida- y desde esa fecha y hasta 1959 ejercieron su dominio neocolonial sumergiendo al pueblo de Cuba en la miseria del monocultivo, la democracia representativa de gobiernos corruptos y dictadores y la podredumbre de la crisis permanente.

La Revolución triunfante -liderada por Fidel y un grupo de jóvenes-, demostró que sí se podía levantar una patria mejor con un pueblo dispuesto a morir antes que hundirse en el sistema de la dependencia norteamericana.

Los Estados Unidos no estaban dispuestos a perder su mejor colonia y apelaron a todos los medios, desde la amenaza grosera, el chantaje abierto, el garrote económico y las agresiones dolorosas.  Pero nada obtuvieron.  Habían pasado los tiempos de la prepotencia.  Cuba hablaba, alto y fuerte, sin miedo ni cobardía.

Fue entonces cuando surgió con Eisenhower la variante militar utilizada con éxito en Guatemala con Jacobo Arbenz.  Una brigada mercenaria se preparó con los más modernos y eficientes equipos y armas y un numeroso grupo de mercenarios pagados y entrenados para esta misión.

Sabían que Cuba tenía grandes dificultades con su armamento.  Ellos se habían encargado de arruinar nuestros contratos de armamentos y en último caso sabotearon las compras como el bien conocido caso de La Coubre. Sólo la Unión Soviética y Checoslovaquia habían accedido a vender las armas, pero la preparación militar de las fuerzas vivas, dejaba mucho que desear.

El día 15 de abril de 1961, desde varios aeropuertos,  incluidos los Estados Unidos,  se elevaban al cielo varias escuadrillas de aviones B-26 piloteados por mercenarios. La misión era desmantelar en tierra a la pequeña y atrasada fuerza aérea cubana.

Cuba y su Comandante en Jefe no estaban desprevenidos y los mercenarios fueron recibidos con el fuego antiaéreo de los jóvenes de 15 y 16 años que estudiaban en la base Granma y como si surgieran de la nada salieron aquellos maltrechos  aviones manejados por pilotos de Patria o Muerte que hicieron huir al enemigo.

La victoria costó cara. Hubo decenas de heridos y muertos y al día siguiente en el entierro de los caídos Fidel resaltó que esta era la Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes y el pueblo miliciano, rifle en alto, respaldó la proclamación del carácter Socialista de la Revolución Cubana. Había nacido el Socialismo en América.

•        Dr. En Ciencia Históricas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones