Search
Thursday 19 September 2019
  • :
  • :

La Mejor Propina del Iberostar Varadero

OLYMPUS DIGITAL CAMERALa creciente demanda que en los últimos tiempos se ha inclinado, en el principal balneario de Cuba, hacia los hoteles de mayor categoría y confort, pese a los altos precios,  encuentra en el Iberostar Varadero al máximo de sus exponentes, rankeado como número uno en la lista de los que más divisas aportan en el prestigioso destino turístico.

Los archivos económicos registran al 2013 como el año récord en ingresos, una cifra cercana a los 29 millones, un dos por ciento de sobrecumplimiento del plan, dígitos acompañados de menos uso de energía eléctrica y de gas,  portadores esenciales en las operaciones de centros de grandes consumos.

Elevados índices de ocupación, arribos y repitencia,  característicos de la instalación fundada en diciembre de 2004,  revelan fidelidad en la relación calidad-precios, dos atributos esenciales en la satisfacción de las expectativas de los clientes.

La valía de lo hecho por el hotel administrado entre las cadenas Iberostar y Cubanacán cobra significado especial en un entorno donde abundan entidades de este tipo y otras extrahoteleras  de elevados estándares cualitativos, tipificadas también por los cuantiosos visitantes que temporada tras temporada deciden volver porque óptima resultó la estancia.

En un momento de menor afluencia al lobby-bar, la dependienta Marylín Mostaza Reynaldo califica de ventajoso pertenecer a la internacional Iberostar, muy pendiente de mantener el mismo nivel de calidad en cualquier lugar del mundo donde exista.

“Resulta bien fácil  adaptarse a su estilo de trabajo, hay una línea determinada y todo debe hacerse de ese modo. En mi caso, pongo mi empeño porque cada trago o cóctel sea exactamente igual al otro, a pesar de que durante un día preparo decenas. El objetivo es uno: que si le gustó,  repita y si repite, que  note el mismo sabor.

“Debo estar lista para suministrar cualquier información solicitada y si no la sé, gestionarla. Los directivos de la cadena exigen por  la superación constante. Todos nos vinculamos a la capacitación, yo, por ejemplo, cursé la Licenciatura en Turismo y aunque el tiempo escasea, nadie quiere quedarse detrás, porque la profesionalidad significa ganancias de huéspedes.

“Los trabajadores no traemos a los turistas pero sí somos los encargados de que vuelvan.  Siempre digo que lo mal hecho espanta, y que lo bueno, lo bien servido, amarra.  No importa la función que se realice dentro de la esfera de los servicios, a los clientes se les mira a la cara no para distinguirlos por encima de otros o saber quién paga más, sino para atenderlos mejor.”

En un extremo del lobby-bar, Jorge Luis Pérez levanta la vista para admitir que concuerda con Marylín. “El respeto por lo hecho resulta elemental si de brindar, propiciar y proteger la calidad se trata. Solo eso nos diferencia de instalaciones dentro y fuera del  país con las mismas o parecidas ofertas que las nuestras.

“No puede cansarse uno de hacer bien las cosas, porque si durante una jornada salió airoso con 99 personas y con uno sola lo echó a perder, entonces de poco valió el esfuerzo. Hay que buscar la perfección y eso implica no fallarle a nadie.

“Considerar en su justa medida a los clientes, resulta un camino inteligente. Tenemos turistas que repiten año tras año y eso es un buen ejemplo de que cuando usted se esmera, por lo general  la gente lo demuestra volviendo. Eso permite una identificación clara de los gustos.

“A veces, cuando los vemos acercarse  al bar, ya sabemos lo que van a pedir, nos adelantamos a preparárselo,  y ellos lo agradecen, les encanta que se les recuerde. Y no es adulación o buscar la propina al costo que sea, como piensan algunos. El trato personalizado prestigia el servicio, y lo vuelve exquisito. Aquí no se renuncia a esta variante de atención y los resultados son elocuentes.”

El hotel Iberostar Varadero figura entre los de preferencias en Cuba, según criterios divulgados por TripAvisor, la web de viaje más grande del mundo,  Holiday Check y el Rutar Basic,  sitios encargados de reflejar satisfacciones e inconformidades de los viajeros del universo.

“De manera regular obtenemos mucha información acerca de nuestro desempeño y en esa búsqueda clasifican estos sitios, monitoreados para perfeccionar por un lado o rectificar lo negativo por el otro”, dice Ibia Betancourt  Asen, la subdirectora general.

“No existe calidad sin responsabilidad colectiva. Tanto los directivos superiores, jefes de departamentos, como asesores extranjeros exigimos por el cumplimiento estricto de los manuales, de los estándares del servicios en cualquier área. El éxito radica en el riguroso seguimiento a las satisfacciones de los turistas.”

Con una capacidad de carga de 386 habitaciones y alrededor de 400 trabajadores, el Iberostar recibe la mayoría de sus visitantes de Canadá, también el principal mercado emisor de la Isla, pero también hospeda, en el mismo orden, a ingleses, alemanes y rusos, un mercado que viene apoderándose de espacios en predios varaderenses.

Enclavado entre los hoteles  Sandals Royal Hicacos y Paradisus, el Iberostar sobresale por encima de sus vecinos por poseer buena parte de sus estructuras cubiertas por guano, un sombrero que entona muy bien con “nuestro sentido de la cubanía”, confiesa la joven Marylín. “La propina mejor repartida aquí es una: conquistarle el corazón a la gente, para que siempre vuelva.”




One thought on “La Mejor Propina del Iberostar Varadero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones