Search
Thursday 19 September 2019
  • :
  • :

Cooperen con las cooperativas

Cooperativas No agropecuariasEn el contexto económico de hoy, las Cooperativas No Agropecuarias (CNA) necesitan  abrirse paso no solo por la cantidad y calidad de las prestaciones que pueden ofrecer, sino, además, por las fuentes de empleo que proporcionan, en especial en sectores que tocan muy directo a la población.

Las bases que norman su constitución y funcionamiento, emitidas en diciembre de 2012, refrendan ser entidades con personalidad jurídica y patrimonio propio, que usan, disfrutan y disponen de sus bienes, se gestionan colectivamente y entre sus principales funciones figuran satisfacer las necesidades de sus socios y también las de la sociedad.

Aunque se estima que el aporte mayor de las CNA será a largo plazo, la lógica predicción no entraña que lo que deba ganar saldos en un lustro demore dos, como consecuencia, en lo fundamental,  de las interpretaciones sobrevenidas siempre que lo nuevo emerge, sin importar lo tangible que resulten leyes, decretos y resoluciones, cuerpo legal que pareciera no bastar.

Radio 26 pulsó esta realidad en Matanzas desde dos de las primeras seis CNA aprobadas por el Consejo de Ministros. Carpintería Decorativa (Ctex Comercial) abrió la senda provincial en septiembre de 2013, y en octubre lo hizo Sagebien, un tiempo que Marialis Alemán Cobos y Carlos Alberto Ripoll Lauzurique  definen como corto, pero largo, muy largo en vivencias.
Presidenta de Carpintería Decorativa ella, administrador de Sagebien él, los dos coinciden en que estos casi siete meses confirman la certera visión del Estado de extender las cooperativas a sectores no agropecuarios de la economía nacional.

“Es un proceso que va a triunfar. Que nadie lo dude, las CNA llegaron para quedarse”, advierte convencido Ripoll Lauzurique, reconocido en Matanzas por ser un apasionado economista. “Que esté institucionalizado, tenga autonomía,  los decisores seamos los propios socios, apenas tres de las incuestionables ventajas”, explica. Sin embargo, lamenta, “existen trabas con las que uno no cuenta, obstáculos absurdos”.

Desde una absoluta claridad conceptual, admite que “sería iluso ignorar que también estas estructuras padecen y padecerán los mismos problemas de escasez generados por la incapacidad financiera y de recursos materiales del país, objetividades con las que cotidianamente lidia el sector empresarial”.

Lo irracional, precisan, radica en la falta de fe, temor o tabú con los que suelen ser vistos por algunos organismos con los que necesitan establecer relaciones contractuales.  “Todavía hay quienes oyen la palabra cooperativa y se mandan a correr o se tapan los ojos, ajenos al cambio exigido por la máxima dirección del país”, sostiene Carlos.

“El insuficiente entendimiento, sugiere,  merece capacitar a estos empresarios de los que dependemos para desarrollarnos”. Sagebien, por ejemplo,  surgió con el objetivo cardinal de ocuparse del patrimonio de la ciudad de Matanzas, restaurar edificaciones que sufren un deterioro total. “Ha sido imposible acometer siquiera una sola acción que favorezca ese encargo.

“En el momento de nuestra fundación, presentamos a la Empresa de Establecimientos Especiales de la Gastronomía ideas sobre la reparación, entre otros, del emblemático hotel Louvre, ¡que se está derrumbando!, y hasta hoy no hemos recibido respuestas. Y eso duele,  no solo por nosotros, sino por el significado que la instalación posee para los matanceros, que añoran su reapertura”.

Algo similar le ha sucedido a Cptex Comercial con el MINTUR, porque los contratos, asegura Alemán Cobos, han quedado en papel. En cambio, con el pie derecho comenzaron sus vínculos con el grupo hotelero Gaviota. “Nos sentimos muy bien haciendo la tapicería, restauración en madera y lencería en hoteles como …, pero de pronto todo se paralizó hasta nuevo aviso, triste porque logramos magníficos lazos”.

Un problema que parece común es el de los desabastecimientos

Afirma Alemán Cobos que “aunque contratamos con la Empresa Recuperadora de Materia Prima, solo recibimos  materiales de desechos, lo mismo nos sucede con PROVARI, o la Empresa Forestal. Materia prima como tal nadie nos ha vendido. ACINOX y Palco mayorista, alegan falta de regulaciones ministeriales, o que no estamos en la demanda, algo contradictorio porque esta CNA sí demandó en tiempo sus necesidades.

“Aquí mismo en Matanzas, la Universal, con tejidos en lento movimiento, lo presentó a su organismo central, y nos informaron la negativa de su venta”.

Asegura Ripoll Lauzurique no fue hasta hace unos días que la comercializadora Escambray, del MICONS, puso en sus manos precios de productos como útiles de herramientas, sin embargo no acceden aún a los materiales de construcciones urgidos por Sagebien, “y eso que los contratamos”.

Según este economista, el hecho de no poder adquirir materia prima de los suministradores, encarece mucho los costos,  opinión con la que coincide Alemán Cobos.

“No hemos logrado beneficiarnos con la Resolución 427/12, del Ministerio de Finanzas, que norma que para los productos que se suministren y a la vez se oferten en el mercado minorista, se aplicará el precio minorista menos un descuento del 20 por ciento.

“Usted va a las tiendas recaudadoras y nadie sabe nada de esto. Llama a las gerencias de TRD Caribe o CIMEX y dicen, bueno, eso habrá salido en la Ley, pero no está orientado, o vamos a consultar…”.

A juicio de Alemán Cobos, “contar con un local de trabajo, organización, operar con crédito, personas deseosas de trabajar con nosotros, que la gente tribute a la seguridad social, que entiendan el régimen de contribución al presupuesto del Estado, son logros que enorgullecen”, afirma casi sin respiro la presidenta de Carpintería Decorativa. “Cuando pienso en lo positivo, miro hacia atrás y digo, qué va, no me puedo cansar”.

Ripoll Lauzurique sostiene que hay una conciencia en Sagebien de hacer los trabajos con calidad, para poder cobrar lo pactado y luego pagar a los ejecutores y socios usted tendrá dinero, pero lo harás con calidad, si la calidad falla, habrá penalidades, descuentos.

Los apoyos que Marialis y Carlos agradecen a Yudith Salcedo, funcionaria del Consejo de la Administración Provincial, Economía y Planificación o el Ministerio de Industria, en el caso de la presidenta de la Carpintería Decorativa, no bastan en el deseo de propiciar el desenvolvimiento integral de las CNA.

Quizás en los sustos de algunos ministerios, empresas, organismos o entidades que evitan proceder para no pifiar, los que no aprovechan las posibilidades de las cooperativas, las que se niegan a reconocer su valía o en las que carezcan de recursos para contratarlas, estriben los obstáculos entorpecedores de la eficacia que exige su implementación de un proceso urgido de pasos firmes sin importar su juventud.




One thought on “Cooperen con las cooperativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones