Search
Thursday 19 September 2019
  • :
  • :

Cuando el amor se llama Ian

DSCF0728

Con el corte del cordón umbilical llega la hora de desprenderse de la madre.

No hay con qué comparar la dicha de ser madre. No hay algo que supere ese sentimiento, ni siquiera el de ser hija o nieta. El nacimiento, natural o por cesárea, es un instante de suma importancia para la madre y su bebé, más de lo que la mayoría imagina. Es el final de la gestación de una vida, minutos en los que todo puede suceder.

Pero si en ese momento la embarazada se siente segura y protegida, la mayor parte del suceso está garantizado. Ahora que se acerca el Día de las Madres les he traído las fotos de una cesárea practicada en uno de los salones del Hospital Ginecobstétrico Dr. Julio Alfonso Medina, de la ciudad cubana de Matanzas.

DSCF0729Fue practicada este año por los doctores Ernesto Valdés y Katia Inclán, asistidos por el anestesista César García. Por supuesto que el bebé y la madre –con una rotura prematura de membrana- salieron muy bien del salón. Esa es la verdad del sistema de Salud cubano: no solo la gratuidad del servicio, sino la calidad de la atención médica y humana recibida.

Les ofrezco además breves datos que les resultarán muy interesantes:

fortun

El doctor Enrique Fortún, pionero de las operaciones cesáreas en Cuba.

La primera cesárea la realizó en Cuba el doctor Enrique Fortún, en el Hospital No. 1 de La Habana, en febrero de 1901. En su honor los padres de la criatura la nombraron Fortuna Cesárea Enriqueta y a su bautismo asistió la fiel colaboradora de Martí en la emigración, Carmen Miyares, junto a sus hijos María y Carmen Mantilla.

Al frente de la institución, llamada entonces clínica de partos, estaba la doctora Teresa Mederos, pionera entre las comadronas facultativas, quien participó también en esa primera cesárea.

El 3 de julio de 1906 el doctor Gabriel Cubría Puig decidió practicar una cesárea en un embarazo gemelar, la primera de ese tipo en el país. Así nacieron Ángela Virginia y Máximo Gabriel Riera Rodríguez, hijos de Ángela y Ramón, modestos residentes guanabacoenses. Esta primera cesárea en gemelos se practicó en el Hospital General de Guanabacoa.

En esta operación faltaban los complementos más indispensables que actualmente se utilizan para determinar el estado cardiovascular del paciente. En ese tiempo comenzaba el proceso analítico del laboratorio, no existía la transfusión sanguínea. Tampoco se realizaban los exámenes de hemograma, urea,  coagulación y radiográficos para precisar la posición del feto y demás detalles que hacían posible determinar anormalidades que podía presentar la mujer en su estado de preñez.

equipo medico de la cesarea

La sala de operaciones de aquella época; en ella aparece el Dr. Cubría acompañado de dos empleados. En este lugar se realizó dicha cesárea en Cuba.

Además, la anestesia en esa época era muy perjudicial, pues el cloroformo afectaba al corazón y al hígado; y el éter a los pulmones.  De todo ello se desprende la importancia que tuvo esta primera cesárea en gemelares.

Y solo un dato curioso, para no atiborrarlos con cifras: según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) el costo promedio de una cesárea era de $16 mil 600 dólares en el año 2008. Según sus datos, estos costos se triplicaron desde 1993.

El bebé ya sale del vientre de la madre, donde ha permanecido por más de 40 semanas.

El bebé ya sale del vientre de la madre, donde ha permanecido por más de 40 semanas.

DSCF0732

Y aquí está ya, un precioso bebé de 3 mil 200 gramos. Les presento a Ian.

La mamá, segura y confiada, ríe feliz después de ver a su hijo. Sabe en qué manos está.

La mamá, segura y confiada, ríe feliz después de ver a su hijo. Sabe en qué manos está.

El padre, orgulloso, mira al primogénito.

El padre, orgulloso, mira al primogénito.




One thought on “Cuando el amor se llama Ian

  1. yirmara

    Bueno, hermoso, ¿qué más decir?… a veces no hace falta explicar nada… ¿verdad? Solo exponer los hechos… magistral clase de periodismo… y hermoso niño…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones