Search
Tuesday 15 October 2019
  • :
  • :

Joaquín García Lebredo, un sabio yumurino

Joaquin-Garcia-LebredoEn el siglo XIX los territorios que después, en 1878, conformaron la provincia de Matanzas, fueron la cuna, casi desde los inicios de esa centuria, de un grupo  importante de científicos que se unieron a los de otras regiones para conformar, sin lugar a dudas, un cuerpo de lo más granado de la ciencia y la técnica de América Latina y los Estados Unidos.

Uno de ellos Joaquín García Lebredo y Lladó nació en la ciudad de los Ríos y los Puentes un 18 de agosto de 1833, hace exactamente 181 años.  Realizó sus primeros estudios en su tierra natal e ingresó en la Universidad de La Habana para estudiar Filosofía y Medicina, graduándose el 22 de febrero de 1863.

Desde ese momento y por sus estudios de la época de alumno universitario fue considerado por sus aportes en Patología y Epidemiología hasta el punto que, algo más tarde, algunos autores importantes lo consideran como la figura que sentó las bases de la Bioquímica en Cuba.

También fueron muy interesantes sus entregas en defensa del Positivismo Comtiano,  corriente filosófica de izquierda que tuvo una expresión muy importante en Cuba.

Cuando se fundó el 3 de marzo de 1861, la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana el nombre de Lebredo y Lladó halló cabida entre los fundadores, y fue uno de los tres sabios más jóvenes de la Institución. Entre 1869 y 1870 se desempeñó en la Real Academia como Secretario de Correspondencia de la misma y posteriormente en otros cargos.  El 9 de agosto de 1885 pasó a ser Miembro de Honor de la Institución.

Al estallar la Guerra de Liberación Nacional el 10 de octubre de 1868 se exaltó su quehacer político y revolucionario.  En 1868 se involucró en una polémica pública con el propio capitán general Francisco Lersundi, en la cual le expresó en su propia cara:  “…soy de los que aman la ciencia, de los que adoran ese rincón del mundo en que por primera vez latió el corazón en el pecho y la sangre en las arterias”,  En 1870 se vio obligado a emigrar, pero tuvo que regresa al año siguiente con la salud en precario.

También fue un importante publicista que dio a conocer variados artículos entre médicos y filosóficos.  Estuvo en la dirección de valiosos medios de prensa especializada, entre los que están Revista Médica de la Isla de Cuba, El Genio Científico y Crónica Medico Quirúrgica de La Habana.  Además publicó 62 artículos en los anales de la Real Academia de La Habana.

Perteneció a numerosas sociedades cubanas y extranjeras entre ellas La Real Sociedad de Amigos del País, el Liceo de Guanabacoa (donde conoció a Martí), la Sociedad de Biología y Anatomía de París, y otras en España y los Estados Unidos.

Después de una larga trayectoria a favor de la ciencia y la independencia, falleció en La Habana, el 26 de noviembre de 1889, a los 56 años de edad.

Este matancero merece ser más conocido en nuestra ciudad, sobre todo en los jóvenes galenos que estudian esta honrosa profesión y de la cual García Lebredo y Lladó puede ser buen ejemplo a seguir.



Periodista. Natural de Los Arabos (Matanzas). Viví en Colón desde los 10 años hasta que en 2002 me radiqué en Matanzas, donde vivo actualmente. Trabajé en el periódico Girón y actualmente en la Web de la Emisora Provincial Radio 26. Mi blog personal es Pedazo de Cuba: http://pedazodecuba.blogspot.com/; soy @yirmaratorres en Twitter y Yirmara Torres Hernández en Facebook.


One thought on “Joaquín García Lebredo, un sabio yumurino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones