Search
Tuesday 15 October 2019
  • :
  • :

Historia del carnaval matancero (+ Fotos)

carroza MatanzasLas fiestas carnavalescas tuvieron sus orígenes en Europa y África; datan de la era precristiana, derivadas de las bacanales y las llamadas muertes zooláticas (muertes simbólicas de animales a los que atribuían todos los males).

Eran festejos en honor a los dioses de la fertilidad, a la llegada de la primavera o para alejar las epidemias.

Pero el origen de las carrozas viene de las procesiones que salían en Grecia y en Roma durante la Edad Media. Eran verdaderas carrozas ornamentales, de acuerdo con las costumbres de la época. En ellas paseaban guerreros, esclavos domésticos y bellas mujeres.

En Matanzas, en 1817, durante el período colonial, ya era conocido el carnaval. Fueron famosos los festejos carnavalescos del siglo XIX. Resultaban verdaderas fiestas populares, suntuosas,  de gran derroche de lujo en los paseos y festividades de Momo (Dios del carnaval).

En esa época se celebraban bailes de gran resonancia; las comparsas eran atrayentes por su bullicio y ocurrencias pintorescas. La clase dominante denominaba a los integrantes de las comparsas, como “los de la plebe”.

El repertorio danzario popular de aquellos tiempos se componía de minuetos, polkas, rigodones, gavotas y contradanzas; todos bailes de figuras o corpóreos.

En febrero de 1830 se organizaron en la sociedad Filarmónica de Matanzas, situada en la calle Bonifacio Byrne, entre Ayuntamiento y Santa Teresa, tres bailes de disfraces. Desde entonces y hasta bien entrada la década de 1870 el carnaval matancero se limitó a tres tripudios de máscaras que se efectuaban durante los domingos anteriores al miércoles de cenizas. Cada uno era conocido por un nombre; al primero se le denominaba Domingo de Piñata, al segundo, La Sardina y al tercero La Vieja.

Los carnavales en Matanzas se celebraban en distintas sociedades como: El Liceo Artístico y Literario, El Casino Español, Sociedad La Unión y la Sociedad Milanés. En ellas primaban sobre todo el baile de carnaval, aunque se destacaba además la comparsa “Los Cocuyos”, en la cual hombres y mujeres disfrazados como estos insectos llevaban un bombillito de linterna encendido en el extremo de sus largas antenas. Cuando hacían su entrada se apagaban todas las luces alrededor del Parque La Libertad y de esta manera se destacaba la luz de sus antenas.

Durante estos jolgorios se podía pasear por las calles de Matanzas con disfraces, sin alterar el orden, ni molestar a los ciudadanos; por el contrario, era una forma de distraerse sanamente que formaba parte de los festejos.

Ya entrado el siglo XX, estas fiestas fueron tomando el formato de paseo carnavalesco muy esperado  por las familias matanceras. El paseo comenzaba en horas de la tarde, desfilaban coches y automóviles y las comparsas no eran presentadas ese día.

El desfile era muy bien organizado, resultaban pintorescos los coches engalanados con motivos alegóricos al carnaval; algunas muchachas se paseaban en automóviles que permitían por sus techos retráctiles, exhibir sus bellezas.

El desfile comenzaba en el Parque de la Libertad y a medida que arribaban los vehículos se sumaban al mismo. Entonces el paseo se extendía desde Zaragoza a Jovellanos y llegaba en ocasiones hasta Ayllón y América. Los ocupantes de los coches o autos lanzaban serpentinas o confetis al pasar y el público ripostaba  de igual manera.

La clase humilde fue tomando esta forma de diversión y así surgieron las más antiguas comparsas de los barrios de Pueblo Nuevo, La Marina y Simpson, así como las congas arrolladoras que salían a las calles con alcancías  con cuya recaudación costeaban los gastos de instrumentos, vestimentas y estímulos (bebidas).

Entre las comparsas matanceras más nombradas se encontraban: Los Cocuyos, La Gardenia, Los indios, Las hormiguitas, Las maravillas del siglo, Los jóvenes del verano, Los moros azules, Los negros curros, El Caimán, El Cucarachón, La Abeja, Los chinos guaracheros, Las Imalianas, entre otras.

El carnaval lleva su propia música retumbante y resonante y la conga de origen africano, es el género musical que caracteriza este festejo. La conga lleva tambores, quintos, bombos, cencerros, hierros sonantes y metales.

El estribillo que repetía la comparsa Las Imalianas, decía así:

“Ponte dura como roca
   que ahí vienen las imalianas
   y provocan”…

La comida y las confituras tradicionales del carnaval consistían en pan con lechón, rositas de maíz, bollitos, frituras de bacalao, yemitas de coco, pirulí y ajonjolí.

El confeti y la brillantina (polvo brillante en colores) se ofertaban en paqueticos o cartuchos. A su vez, carritos de madera, matracas y pitos eran vendidos  por vendedores que con cajas de cartón colgadas al cuello pregonaban sus ofertas.

A partir de 1915 apareció la publicación matancera “El Carnaval”, patrocinada por las autoridades, comerciantes y políticos. Se editaba solo en temporada carnavalesca.

En 1922 hubo un gran desfile de carrozas en el carnaval yumurino y se distinguieron las siguientes: El Bouquet, España en Marruecos, La Luz Brillante, El Harén, El Bohío Reformado, El Arca de Noé. Los Calambucos  fue una de las comparsas que más se destacó, organizada por el presbítero Jenaro Suárez y Muñiz, quien fuera párroco de la Iglesia Catedral San Carlos Borromeo de Matanzas.

En 1959 Matanzas vistió sus mejores galas para la celebración del “Carnaval de La Libertad”. Una alegría desbordante predominaba en todos los sectores de la ciudad de los ríos y los puentes para presenciar el primer carnaval del triunfante Gobierno Revolucionario. Desde la Dirección Central del Estado se recibió en la administración municipal una directiva, para realizar los planes de fiestas populares a fin de que el pueblo matancero disfrutara momentos de alegría, dado que los años anteriores fueron de muchos sufrimientos por la cruel represión de la dictadura batistiana.

Para ello fue creada la comisión organizadora del carnaval, presidida por el comisionado municipal Argelio Martínez del Toro, Alfredo Hernández Jorcano ( Decano del Colegio de periodistas), Serafín Piñeiro( Tesorero), Nemesio Gregorio Viciedo ( Secretario), Manolo García, David Redondo, Wilson Orbe, Fito Pinel, Rosendo Marcet ( Arquitecto) y el doctor Conrado del Puerto.

Ese año fue elegida como reina del carnaval, Martha Salom Amezaga. La ceremonia de elección de la reina y sus damas de honor tuvo lugar en el gobierno provincial y la coronación en el Teatro Sauto.

El Carnaval de la Libertad se efectuó con una brillantez extraordinaria, fue muy efectiva la cooperación brindada por el comisionado de La Habana, José LLanusa Gobel y la Comisión Nacional de Turismo.

En el paseo desfilaron las carrozas del Ejército Rebelde, Escuela Profesional de Comercio, Compañía Nacional de Alimentos, Sindicato de La Jarcia, Industria ESSO, Federación Telefónica de Matanzas, Ferrocarriles Occidentales de Cuba, Sociedad Milanés, Gobierno Provincial, Comerciantes de la Calle del Medio, Comisión Nacional de Turismo, Unión Nacional Vinatera, Industria Rayonera, Cerveza Polar, La Dominica y la Sociedad La Unión.

También se presentaron las bandas rítmicas de Comercio, Instituto de Segunda Enseñanza de Matanzas, Escuela Normal de Maestros, La Marina de Guerra, Policía Nacional, Logia Perseverancia, las comparsas Las Imalianas, Los Guajiros Elegantes, Los Jóvenes del Verano y Los Moros Azules y el pelotón motorizado de la Policía Nacional Revolucionaria; además participaron las comparsas tradicionales habaneras La Boyera, Los Guaracheros de Regla y El Alacrán.

El Carnaval de La Libertad tuvo un rotundo éxito pues nunca en La Atenas de Cuba se celebraron estas fiestas populares con tanta alegría y bullicio. Durante los cinco días que fue celebrado no se registró ningún incidente. Numerosas familias habaneras asistieron a las fiestas de Matanzas; se pudieron oír opiniones muy valiosas que aseguraron que las fiestas carnavalescas de Matanzas fueran catalogadas como superiores a las de la capital cubana.

En el Carnaval de 1960 se presentaron las comparsas de la UJC, CDR, CTC y Micons.

El desfile carnavalesco matancero en 1962 se desarrolló en el Paseo Martí, participaron conocidas figuras de la radio y la televisión en coordinación con cultura como: Pacho Alonso, Gina León y la orquesta Copacabana, muy conocidos del público matancero.

El simpático artista de nuestro territorio Gilberto Boza, muy conocido como Papá Boza, hizo reír  a todos los participantes de este carnaval yumurino con su baile a lo largo de todo el espectáculo. Y el locutor Pepin de la Cruz compartió las labores de animación con Germán Pinelli.

En los festejos carnavalescos de 1964 la selección de la estrella del carnaval tuvo lugar en el Ateneo deportivo Marcelo Salado, y resultó elegida la señorita Carmen Nery García Torres, vecina de la calle  San Rafael 25, del barrio de Pueblo Nuevo.

En los carnavales yumurinos de 1977 se destacó la famosa carroza proveniente del poblado de Vueltas (actual Consejo Popular del mismo nombre, en municipio villaclareño de Camajuaní), que representaba pasajes de la antigüedad. Su construcción se realizó en las instalaciones de la Escuela Técnica Industrial Ernest Thaelman por un grupo de trabajadores del Instituto Nacional de Reforma Agraria. Fue diseñada por el parrandero mayor Conrado Colón Sánchez.

Entre los espectáculos que más sobresalieron por su majestuosidad estuvo la carroza de Marco Polo, que representó al intrépido viajero ante el emperador Kublai Khan; la misma contaba con tres secciones de un hermoso colorido y alegría, que reflejaba las costumbres de esa corte.

En los carnavales matanceros de 1978 la carroza de Vueltas representó un bello espectáculo denominado Historias y Leyendas de Babilonia, donde el espectador pudo apreciar la leyenda de Semíramis, el festín de Baltasar y la entrada triunfal de Ciro a la ciudad de Babilonia. La estructura de la carroza de un singular colorido hacía que cada uno de sus detalles fuera motivo de admiración.

En los festejos de 1979 la carroza impresionó gratamente al público matancero que apreció en la representación parte de las bellezas del Gran Teatro Moscovita Bolshoi, patrimonio del pueblo ruso y de la cultura universal.

En este homenaje al Bolshoi se pudieron apreciar también damas y caballeros de las postrimerías del siglo XVll, que acudían a disfrutar de las funciones del coliseo desde los lujosos palcos, mientras que en la parte baja de la carroza se presentaba un conjunto de danza folclórica integradas por aficionados, obreros y campesinos. Hubo representaciones de los famosos ballets Giselle y La bella durmiente.

Ya en los carnavales de 1987 participaron las carrozas La ceiba de plata y la Espina de Oro, de Bejucal, que fueron del agrado del público de la Atenas de Cuba y que han seguido participando en años posteriores.

Considerando que este evento es la fiesta más esperada por nuestro pueblo matancero, el cual ansía unos días de total recreación, los yumurinos estamos llamados a trabajar con ahínco en función de rescatar y revivir de nuevo esas bonitas tradiciones, por las que se caracterizó La Atenas de Cuba.

La historia del carnaval en imágenes

Carnavales matanzas 7

Carnaval Matanzas 1

Carnavales Matanzas 3

Carnavales Matanzas 4

Carnavales Matanzas 6

 Reinas Carnavales Matanzas

CARROZA Matanzas

Carrozas de Vueltas que recrea a Babilonia/ 1978.jpg

Carroza de Vueltas que recrea a Babilonia/ 1978

Carroza de Vueltas Tutankhamen / 1975

Carroza de Vueltas Tutankhamen / 1975

Carnaval de la Libertad

Autor: Jorge Luis Lovio Caballero

Nota: Se agradece la colaboración prestada para la realización de este trabajo periodístico al profesor Roberto Ruesca López de Villavicencio 



Radio 26 es la emisora provincial de Matanzas, planta matriz de la cadena de radio de nuestra provincia cubana. Está ubicada en la capital matancera, en la calle de Milanés esquina a Guachinango, en las alturas de esta bella ciudad rodeada por el valle Yumurí y la bahía de Matanzas. Twitter: @radio26cu Correo: emisora@r26.icrt.cu


4 thoughts on “Historia del carnaval matancero (+ Fotos)

  1. Rosmary

    Tengo una pregunta, mi madre siempre me dijo que habia participado en el señorita matanzas entre el 1960 al 1963 y me gustaria saber y tener fotos de ella joven por favor, se los voy a agradecer. Creo que fue reina del carnaval de matanzas en uno de esos años.
    Muchas gracias de todo corazon

    Rosmary

    Responder
  2. Marietta Veulens Menendez

    Hola
    Una pregunta por favor
    Cuales son las fechas de los carnavales de la ciudad de Matanzas
    Siempre se realizan en las mismas fechas.???
    Cual sera la fecha de este 2016 ?
    Agosto que dias..??
    Unas amigas quieren viajar especialmente para ver el Carnaval

    gracias
    M.Veulens.

    Responder
  3. D.S.P

    Aprecio un salto en las fechas. En 1963 resultó Reina del Carnaval de Matanzas la joven Angelica Villalonga Ruíz, estudiante del entonces Instituto de Matanzas. Es necesario nombrarla. Era muy bella y popular en ese entonces entre el estudiantado. Fue elegida en el Ateneo y el maestro de ceremonias fue el popular presentador German Pinelli. Olvido involuntario?

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones