Search
Tuesday 24 September 2019
  • :
  • :

No se perdieron las pertenencias ni la esperanza de Dulneidis (+ carta)

BaulObjetosPerdidos

Amigos de Radio 26, compartimos con ustedes la carta que nos hace llegar la oyente Dulneidis Berriel Sánchez y que podríamos llamar El altruismo sobrevive entre los cubanos, Todo no está perdido o El agradecimiento de Dulneidis, pero preferimos titular: No se perdieron las pertenencias ni la esperanza de Dulneidis.

Cuenta la oyente su caso en una misiva que dirige a los programas Frecuencia Abierta y El Familión, de esta emisora provincial. Y aunque lo hace en tercera persona, preferimos transcribir la carta tal y cual la envió:

El pasado día 1 de agosto que estamos viviendo, la compañera Dulneidis Berriel Sánchez, vecina del edificio 6, Naranjal Norte, en la ciudad de Matanzas, fue con su pequeño de casi 3 años a recargar el saldo de su teléfono móvil al Telepunto de ETECSA, ubicado en la calzado del Naranjal.

Culminada su gestión alquiló un mototaxi con la intención de continuar realizando otras diligencias, pero habiendo transcurrido un tiempo de viaje, nota que se le ha aligerado el peso del bolso que llevaba colgado al hombro. De inmediato solicita al joven motorista que se detenga porque cree que se le han caído algunas pertenencias.

Al revisar, inmediatamente cayó en un estado cayó en un estado de frustración, agobio y desesperación al comprobar que le faltaban, nada más y nada menos que su teléfono móvil marca Black Berry, cuyo saldo acababa de recargar, así como su monedero con el dinero para realizar las gestiones que pretendía, incluyendo el pago de ese viaje.

Ella, en medio de su tormento, pidió al joven que la llevara hasta su casa para pagar el infructífero viaje; cuando, dando pruebas se sensibilidad humana, el chofer de la moto le sugiere dar varias vueltas por el lugar por donde habían pasado, además de realizar un sinnúmero de llamadas desde su móvil al número del teléfono extraviado para ver si alguien respondía.

Cuando todo parecía perdido, a él se le ocurrió regresarla al lugar donde lo alquiló, la salida del Telepunto de ETECSA, y desde que la operadora la vio llegar, le dijo:
“Aquí están tus pertenencias, tal y como las entregó un señor mayor que dice haberte visto salir de aquí y ver también cómo se caían al suelo estas cosas cuando arrancó el motor”.

Planteó además que no las había tocado, aun cuando escuchaba sonar el teléfono, pues no tenía constancia de que todo estuviera, y que ella cumpliría con entregarlo tal y como lo recibió.

Cuando ya no le quedaban más gestos y palabras de agradecimiento para recompensar a ambos jóvenes por el gesto solidario y la demostración de honestidad, que solo puede encontrarse en los cubanos, a pesar de todas las vicisitudes que este pueblo ha tenido que sufrir como resultado de la tozudez de nuestros enemigos históricos, el mismo joven la llevó a su casa, cita en la calle 103 del Reparto Naranjal Norte, sin permitir que pagara un solo centavo por ese viaje, pues consideraba que ella había pasado un mal rato y que lo que necesitaba era el descanso para recuperarse de aquel susto.

Después de tal demostración de altruismo por parte de esas tres personas, ya que obviamente está incluido ese “señor mayor” que ella no pudo conocer, pero que también es parte de que el final de esta historia pudiera ser feliz y que al igual que el joven motorista y la joven operadora, son merecedores de ese reconocimiento que públicamente desea hacer a quienes como ellos son capaces de poner por encima de sus problemas económicos el desprendimiento, la vergüenza y  la dignidad de poder  transitar por las calles con la frente en alto, sabiendo que no le deben a nadie y que todo lo que tienen es fruto del sudor de su trabajo, cualquiera que este sea.

Para terminar, Dulneidis desea para todas las personas que actúan de ese modo, toda la suerte y la felicidad de este mundo; y es especial para estas tres a quienes ha dedicado estas líneas, que ante cualquier situación en que se encuentren, que pueden contar con su ayuda, que si está en sus manos, no vacilará un momento en recompensarlos como se merecen.

Agradecida y orgullosa de haberlos conocido,

Dulneidis Berriel Sánchez  



Radio 26 es la emisora provincial de Matanzas, planta matriz de la cadena de radio de nuestra provincia cubana. Está ubicada en la capital matancera, en la calle de Milanés esquina a Guachinango, en las alturas de esta bella ciudad rodeada por el valle Yumurí y la bahía de Matanzas. Twitter: @radio26cu Correo: emisora@r26.icrt.cu


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones