Search
Tuesday 24 September 2019
  • :
  • :

Domingo Mujica, el primer mártir del 95

260px-Domingo_Mujica.jpgA Matanzas le cabe el triste privilegio de haber aportado el primer mártir de la Guerra del 95, el Comandante del Ejército Libertador Domingo Mujica Carratalá.

Natural de Jovellanos, donde nació el 15 de setiembre de 1865, era hijo de Don Domingo Mujica y Orasio y Doña Juana Carratalá y Sotolongo.  Eran tres hermanos, que junto a la madre demostraron un acendrado patriotismo a pesar de su ascendencia española.

Como otros niños de esa época estudió la enseñanza primaria en su natal Jovellanos y después pasó a Matanzas donde inició sus estudios de Bachillerato, los cuales fueron interrumpidos por la muerte del padre.  Este incidente obligó al joven Domingo a comenzar a laborar tempranamente en una panadería.  Se comenta además que era aficionado a la pelota, deporte que tenía muchos adeptos en Cuba desde aquella época.

Tuvo varios negocios y sostuvo varios altercados con oficiales del Ejército Español, lo cual le ganó fama como “criollo levantisco”.

Al estallar la Guerra del 95 Domingo Mujica hizo gestiones para integrarse al Contingente libertario en Matanzas.  Pero fue inútil.  Entonces decidió partir hacia La Habana, y así lo hizo en compañía de su amigo Mariano Fondevila.  Desde La Habana partió hacia Las Villas y pudo, acompañado de Fondevila, integrarse al Ejército Libertador en la prefectura de Jobo Rosado en las fuerzas del capitán Manuel González.

Mujica mantenía su sueño de encender la Guerra por la Independencia en Matanzas.  Tanto reafirmaron su solicitud que el coronel Joaquín Castillo (su grado militar no está precisado) le concedió el permiso y partió hacia el centro de la provincia yumurina acompañado de Fondevila y tres jóvenes orientales.

Ya en  tierras jovellanenses se le unieron varios jóvenes, aunque no todos los comprometidos lo hicieron.  Así y todo realizaron varias acciones de guerra como el rechazo a fuerzas enemigas en las cercanías de la finca Realengo y la toma del fuerte de El Roque.

Perseguidos por una tropa española muy numerosa, cayeron el 11 de agosto en una emboscada en el Callejón de la finca Juanita. En esta acción perdió la vida el joven natural de Jovellanos, José Cadenas, a quien se le considera el primer mártir de esta guerra en el mencionado territorio.

Al día siguiente, acampado Mujica en la finca La Campana, fue delatado por un mozo de esa finca y hecho prisionero.  Al ser registrado se le encontró entre sus ropas un nombramiento de Comandante del Ejército Libertador.  Este documento selló su suerte pues por orden de Martínez Campos se condenaba a muerte a los oficiales mambises a partir del grado de Capitán.

El 19 de agosto el Consejo de Guerra que sesionó en el Castillo de San Severino en Matanzas, lo condenó a la pena capital y al día siguiente se ejecutó al prisionero en la Tercera Glorieta del Paseo de Cristina (hoy José Martí).

El hecho conmovió a la patriótica sociedad matancera.  Bonifacio Byrne escribió un poema, que de forma anónima circuló en Matanzas, pero le costó al bardo tener que exilarse.

Domingo Mujica es una figura laureada en Matanzas, sobre todo en su pueblo natal y nos parece un ineludible deber preparar al pueblo para conmemorar el año próximo doble momento del nacimiento y la muerte del primer mártir de la Guerra del 95 en Cuba.

Arnaldo Jiménez de la Cal es  Dr. En Ciencia Históricas



Periodista. Natural de Los Arabos (Matanzas). Viví en Colón desde los 10 años hasta que en 2002 me radiqué en Matanzas, donde vivo actualmente. Trabajé en el periódico Girón y actualmente en la Web de la Emisora Provincial Radio 26. Mi blog personal es Pedazo de Cuba: http://pedazodecuba.blogspot.com/; soy @yirmaratorres en Twitter y Yirmara Torres Hernández en Facebook.


One thought on “Domingo Mujica, el primer mártir del 95

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones