Search
Sunday 15 September 2019
  • :
  • :

Recibe familia matancera el premio del Barrio

Familia matanceraPor su carácter sencillo y fraterno, suave y firme a la vez, la gente la respeta, la quiere y la sigue. Anilda Ruiz Pérez es la coordinadora de la zona 87, en el reparto Reynold García, en las inmediaciones del Hospital Militar Mario Muñoz Monroy, en la ciudad de Matanzas, una zona con 17 comités y donde todas las tareas son importantes y la vigilancia es constante.

“Este es un lugar tranquilo, todo el mundo sabe que aquí se hace la guardia nocturna”, dice orgullosa y tras acentuar que es en la cuadra, en el barrio, donde se ganan las ba­tallas más trascendentes de la Revo­lución.

Aunque para algunos parezca bastante inusual, en la casa de Anilda casi todo gira en torno a la vida de los CDR. Su esposo, Manuel Reyes, la antecedió en el cargo des­de la fundación de la zona hasta 1996. Desde entonces continúa empeñado en ayudarla en todo lo que haga falta. Para ambos lo más importante es la forma en que se articula el trabajo con el grupo zo­nal, el chequeo permanente de las tareas y lograr embullar a todo el mundo. Esos son los pilares que no deben obviarse, dice ella.

“Algunos dicen que somos ex­traterrestres, pero eso no es más que una exageración. Lo hacen únicamente para reprochar la de­bilidad de la organización en otros lugares. Yo digo que son cederistas como cualquier otro. A mi juicio no hay malos ni buenos, la diferencia está en la sistematicidad y la unión de todos los factores.

Claro, quien dirige no puede ser una figura decorativa, debe saber arrastrar a las masas, explicar, con­vocar y exigir”.

En la zona 87 es natural el hecho de adornar el barrio, limpiar, pintar, poner flores en los rinconcitos martianos y conmemorar todos los me­ses las principales efemérides. Todas esas cosas son, por el contrario, mo­tivo de alegría y la confirmación de que saben apreciar el significado de una organización de pueblo.

Anilda y su familia irradian calor humano a sus vecinos. “Usted no puede ser dirigente nada más. Es preciso tener tiempo para atender y escuchar, no revelar el menor remordimiento por ningún vecino, apretar la mano del que está en mala hora, enfermo o desconcertado por cualquier razón. Nadie se imagina cuánto importa eso a los demás.

“Hace poco quebrantó mi salud y la gente se mostró muy solidaria. Nadie en el barrio estuvo ajeno a mi dolencia. Todos ayudaron e hicieron lo posible por demostrar su afecto. Yo sospechaba que podía ser así pero de todos modos me hicieron muy feliz”.

Cuando el próximo día 18 en­tre­guen el preciado galardón a la infatigable coordinadora, se reforzará la leyenda de esta mujer de 68 años de edad que ha establecido un efectivo sistema de trabajo en los CDR y a quienes todos señalan como parte inolvidable de la historia cederista en Matanzas.



Periodista. Natural de Los Arabos (Matanzas). Viví en Colón desde los 10 años hasta que en 2002 me radiqué en Matanzas, donde vivo actualmente. Trabajé en el periódico Girón y actualmente en la Web de la Emisora Provincial Radio 26. Mi blog personal es Pedazo de Cuba: http://pedazodecuba.blogspot.com/; soy @yirmaratorres en Twitter y Yirmara Torres Hernández en Facebook.


One thought on “Recibe familia matancera el premio del Barrio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones