Search
Sunday 15 September 2019
  • :
  • :

Cien años de Ninón Modéjar, uno de los padres del chachachá

Ninón MondejarHace cien años nació en el poblado de Calimete en Matanzas Ninón Modéjar, uno de los padres del chachachá. Cuando se pronuncia su nombre ante jóvenes de este siglo con aficiones literarias pero desprovistos de memoria musical, es muy probable que Ninón Mondéjar suene a personaje de novela y no tengan idea alguna de la existencia de un músico cuyo legado, de un modo u otro, les pertenece.

Porque cuando se les menciona el cha­chachá irremediablemente aso­ci­an esta expresión a uno de los ritmos criollos de mayor irradiación universal; y es en esa historia donde Ninón ocupa un lugar en el proscenio.

Nacido el 25 de septiembre de 1914, exactamente cien años atrás, en el poblado matancero de Calimete y bautizado como Anacario Cipriano Mondéjar Soto, Ninón conquistó la fama al fundar la orquesta América, una de las más influyentes y populares agrupaciones de la música popular bailable en la Isla hacia la medianía del pasado siglo.

Ninón gustó siempre del canto. Al instalarse en Bauta y luego en La Habana lo hizo en tríos, conjuntos y danzoneras típicas, e incluso fundó en este último formato La Triunfal en 1940. Paralelamente fue madurando su conciencia social en un proceso que culminó con su adhesión al Partido Socialista Po­pular (comunista) por aquellos años.

Pero la ascensión artística comenzó a partir de la existencia de la América (1945), la entrada de varios músicos que contaban con la experiencia de haber pertenecido a Arcaño y sus Maravillas, entre ellos el violinista y compositor Enrique Jorrín (finales de los 40) y la puesta en circulación del chachachá (1953).

Sabido es que el chachachá no cayó del cielo; se fue incubando en las concepciones renovadoras del danzón aportadas por los hermanos Jesús, Orestes e Israel López; la so­noridad de Arcaño y la propia saga danzonera de la América en la época en que dedicaban piezas a los clubes donde solían animar  los bailables.

Cierto que La engañadora, de Jorrín, registrada curiosamente co­mo un mambo-rumba, se llevó las palmas de la popularidad en 1953, pero como ha observado el maestro Leonardo Acosta, las primeras obras inscritas de esa especie de la música bailable llevan la firma de Ninón.

Hay más: se dice que el nombre del nuevo ritmo se debe al güirero de la orquesta, Gustavo Tamayo, cuyo pulso (un-dos a tiempo regular, y un-dos-tres escobillado) sugería la ex­presión onomatopéyica. La controversia de Jorrín y Ninón por la paternidad del ritmo derivó en la escisión de la orquesta; el violinista armó excelente campamento aparte y Ni­nón continuó con la América.

Más allá de lo episódico queda una realidad: Ninón sin Jorrín y Jorrín sin Ninón no se explican por sí mismos en el parto y difusión del chachachá. El extraordinario talento del autor de El alardoso, Miñoso al bate y El túnel (letra de Arturo Liendo) y la capacidad de liderazgo del fundador de la orquesta determinaron el lanzamiento de un fenómeno para nada efímero, que contó en aquel momento con los aportes de otros notables músicos como Antonio “Musiquita” Sánchez (Yo sabía que un día) y Otilio Portal (Me lo dijo Adela).

Ninón murió casi inadvertida­men­te el 27 de enero del 2006 en La Habana. Sería importante, para la cultura cubana, enaltecerlo en este centenario.

Autor: Pedro de la Hoz (Tomado de Granma)



Radio 26 es la emisora provincial de Matanzas, planta matriz de la cadena de radio de nuestra provincia cubana. Está ubicada en la capital matancera, en la calle de Milanés esquina a Guachinango, en las alturas de esta bella ciudad rodeada por el valle Yumurí y la bahía de Matanzas. Twitter: @radio26cu Correo: emisora@r26.icrt.cu


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones