Search
Tuesday 19 November 2019
  • :
  • :

Mis puentes (+ audio y fotos)

Ouente La Concordia 2

Desde que tengo uso de razón vivo en una ciudad llena de puentes. Algunos con estructuras  complejas, símbolo de una época próspera y perdida. Otros más simples, útiles, prácticos, pero siempre están los puentes.

Y como forman parte de mi cotidianidad, he aprendido a amarlos, respetarlos y desandarlos. No solo porque me permitan transitar con facilidad, sino porque se han convertido en parte de mí, de todos.

Es que la ciudad dormida esta irremediablemente unida a sus guardianes. Quizás si  te fijas bien, puedas ver a Milanés de codos en el puente murmurando un verso al San Juan. O la novia de Matanzas desordenando un poema. La emoción de un niño mirando bajo sus pies el caudal del río. Y  el orgullo  de Sagebien, Albear, Menéndez y  Pandal. Pero, si nos acercamos lo suficiente, oiremos la nostalgia infinita del que no gira como antaño, cuando daba paso a las barcazas llenas de azúcar.

Los enamorados guardan las promesas de amor bajo su sombra. Y los más indolentes aún se lanzan  de ellos. Mis puentes viven el diario descuido de sus hijos pero también agradecen la preocupación eterna de Arestuche o Recondo.

No hay viajero que no detenga su vista sobre el Bacunayagua, o no recuerde el idilio aborigen sobre el Canímar. Y cuando caiga la tarde y el Sol los bañe por última vez. Siempre me acordaré de Antón Arrufat, diciendo que lo importante de la vida son las pequeñas cosas, porque para mí son mis grandes puentes.

En fotos los puentes de Matanzas

Puente La Concordia

Ouente La Concordia 2

Columnas del Puente Tirry

Puente de Tirry

Puente de la Plaza

Puente Canímar

Puente de Bacunayagua

Puente Giratorio




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones