Search
Tuesday 12 November 2019
  • :
  • :

Los Cocodrilos no creen ni en Huracanes

acoco

En una subserie caracterizada por la dilación excesiva de sus juegos, Matanzas superó dos choques a uno al conjunto de Mayabeque en la continuación de la quincuagésimo cuarta Serie Nacional de Béisbol.

Los matanceros aprovecharon la inexperiencia de los huracanes para llegar a cuatro victorias en este inicio de campaña que los ubica en el sexto lugar en la tabla de posiciones, con la misma cantidad de ganados y perdidos que Las Tunas, Granma, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, elencos que ocupan los escaños del dos al cinco.

Estos tres partidos dejaron algunas lecciones para ambos elencos.

En un primer juego en que los marcadores se dispararon 16 anotaciones por 6 a favor de los de casa para decretar el knockout en ocho entradas, los errores técnico tácticos (esos que no van a la pizarra) sobre todo a la defensa de los visitantes se hicieron palpables e influyeron en varias de las carreras matanceras.

Para nadie es un secreto que la mayoría de los muchachos de Rigoberto Madera (Mayabeque) carecen de fogueo en Serie Nacionales, a excepción de algunos consagrados como Danger Guerrero, Denis Laza y Orlando Lavandera. Por eso les resulta indispensable aprovechar cada oportunidad, lo cual no fue posible en esta ocasión en que- en dos de los tres encuentros- salieron delante en el marcador y no lograron mantener la ventaja.

Aún en el segundo juego, extendido a once capítulos, Los Huracanes abrieron delante dos a cero, pero los matanceros voltearon el conteo a su favor anotando 3 rayitas por cuadrangular de Ariel Sánchez, diferencia que se desvaneció en la séptima entrada en que los visitadores igualaron el partido.

Todo quedó listo para el primer extrainning de la presente temporada regular, que terminó con jonrón de Danger Guerrero abriendo la oncena entrada, luego de que las aspiraciones de los Cocodrilos se esfumaran en el cierre del décimo, cuando Yadiel Hernández fue puesto out en home, por excelente tiro de Lavandera desde el jardín central.

En el choque de ayer otra vez el dios Cronos puso su mano y en un partido que se avizoraba ágil llegó la lluvia, que implicó una tregua de cerca de dos horas entre agua y readecuación del terreno, aun cuando tardó más lo segundo que lo primero.

En el momento de la detención el encuentro marchaba siete carreras por tres a favor de los Cocodrilos, pero los Huracanes tenían corredores en primera y segunda sin out, y en el cajón de bateo al héroe del juego anterior.

Al parecer, con el descanso los bates mayabequenses se enfriaron y al regreso, el relevista Yaniel Blanco sacó los tres out, permitiendo que solo le anotaran una carrera por fly de sacrificio, la última del choque, que culminó siete a cuatro a favor de los subcampeones nacionales, con enorme “vuelacercas” incluído de Yurisbel Gracial por encime del techo del ala izquierda.

Pero a pesar de estas victorias a Los Cocodrilos les restan limar algunas deficiencias.

El pitcheo relevo sigue siendo una deuda pendiente, pues más allá de la calidad o no de los “apagafuegos” se muestra una inconsistencia en sus salidas. Quien hoy realiza una excelente actuación, en su próxima aparición se presenta descontrolado.

Otro renglón a mejorar es la cantidad de corredores que dejan en circulación, un mal que aqueja a la pelota cubana en general y que Víctor Mesa ha tratado de eliminar en sus pupilos. Pero aun cuando ostenta una poderosa ofensiva, que ascendió tras esta subserie a 291 de average, continúa fallando el bateo oportuno.

Los Cocodrilos recibirán a partir de mañana al débil elenco de Cienfuegos, una buena oportunidad para ampliar sus victorias frente a un seleccionado que desde la serie anterior se presentó inestable por la poca madurez de sus integrantes.

El martes y el jueves se jugará en el terreno del Victoria de Girón y el miércoles en el Mario Martínez Ararás, en el municipio de Colón.




5 thoughts on “Los Cocodrilos no creen ni en Huracanes

  1. yirmara

    Ailene, creo que deberías dedicarte al periodismo deportivo… jajajaja… qué graciosa, verdad… Escribes muy bien y con mucho dominio del lenguaje deportivo, no desperdicies tu talento… gracias por este comentario…

    Responder
    1. Ailene

      Más allá del lugar que ocupen que no deja de ser importante, lo esencial es limar cada más las deficiencdias y lastres que aquejan no solo al béisbol matancero, sino a la pelota cubana en general. Trabajar en esos aspectos es fundamental para que el futuro del béisbol cubano nos augure nuevas páginas de gloria.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones