Search
Tuesday 22 October 2019
  • :
  • :

La negra no se rindió (+ audio)

cancer-mamaPudo haberse llamado Ana o María, pudo haber sido cualquiera de nosotros; pero el destino le deparó otro nombre. Camagüeyana, de monte adentro; dicen que la bahía de Matanzas la enamoró para siempre. Era la alegría de un callejón de cuyo nombre ya no me acuerdo.

Sus compañeras del dispensarial admiraban su sinceridad, su manera de reponerse ante las dificultades… En su cuadra acompañaba a los más viejos, era la nana de los pequeños. Quienes la conocieron sabrán que no alcanzan las palabras para describir a esta mujer que parecía esculpida en mármol y  flores.

Pero una mañana su vida cambió, un pequeño bulto en su seno derecho la llevaría a atravesar otros caminos.  Primero fue el pelo, ya no importaba como se peinara, este parecía ceder de todos modos.  Después de la operación  perdió su símbolo de mujer. Un pañuelo engalanaba su cabeza, pero no se cansaba de luchar por su hijo, por su familia. A mi mente llegan los recuerdos de aquel programa de Toni Medina, donde aún cuando las fuerzas le faltaban, ella no dejaba de brindárselas a otros.

Con el tiempo parecía haber ganado la batalla, pero a veces el enemigo es mucho más silencioso.  Ya no salía a la calle y desde la puerta parecía preocuparse más por los problemas ajenos que por los suyos.

Un día en el hospital cerró los ojos, dicen que la doctora con lágrimas retenidas en su mejilla solo decía: “no te me puedes rendir ahora mi negra”.

Pero quién dice que se rindió, renace en cada mujer que lucha en estos momentos contra el cáncer de mama. Es las alas de cada familia que pasa noches en vela. Y si me preguntan solo diré que pudo haberse llamado Ana o María, pudo haber sido cualquiera de nosotros, pero el destino hizo que se llamara Lazarita.




One thought on “La negra no se rindió (+ audio)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones