Search
Monday 14 October 2019
  • :
  • :

El primer mártir matancero por la independencia

EstrampesEl período histórico que se ubica a mediados del Siglo XIX es una época que debe verse con mucho cuidado.  Las ideas políticas que se presentaban ponían en primer plano al anexionismo como corriente ideológica.  Tiene esta presencia cierta lógica.  Los Estados Unidos trataban de expandir su territorio ocupando, entre varios territorios, los del Caribe y, si podían, el de las naciones latinoamericanas, cuyo menor ejemplo es México.

Para los cubanos la democracia yanqui y su pujante economía significaban una supremacía sobre el decadente y arbitrario régimen absolutista español.  Para muchos cubanos que se afiliaban al bando anexionista era una fórmula para lograr la separación de España.  Pero cuando estalló la Guerra del 68 muchos cubanos se adhirieron, sin temores ni titubeos, al independentismo y ya nunca fue el anexionismo la corriente ideológica dominante.

Uno de los casos de anexionismo es el del joven matancero Francisco José Estrampes Gómez, nacido en Matanzas el 4 de diciembre de 1827.  Se hizo maestro y periodista y se adhirió a la causa separatista de la época.

Cuando Narciso López desembarcó en su segunda expedición intentó, sin lograrlo, unirse a ella.  Formó parte de la Conspiración de Vuelta Abajo en 1852 y descubierto por las autoridades hispanas se vio obligado a huir a los Estados Unidos.  Allí se afilió a la Junta Cubana y recibe la encomienda de Domingo Goicuría y José Elías Hernández de dirigir una expedición con destino a Baracoa, en Oriente.

Los pocos expedicionarios, todos cubanos, zarparon en dos paile botes nominados Charles T. Smith y John G. White, en octubre de 1854 desde Nueva York y llegaron a su destino el 10 de octubre.  Una parte del cargamento fue enterrado en la finca Jau Tesico, en la playa junto al litoral.

Las indiscreciones de algunos y la traición de Francisco Hernández (hermano de José Elías Hernández) lanzó a las autoridades españolas sobre ellos, deteniéndolos a todos, aunque la goleta Charles T. Smith escapó del acoso enemigo.

Estrampes y algunos otros fueron conducidos a La Habana  y juzgados por un Tribunal Militar en Consejo de Guerra.  El matancero fue condenado a la pena capital en garrote vil.  La sentencia se cumplió en la explanada de La Punta el 31 de marzo de 1855.  Tenía 28 años al morir.

Aunque se le nombra poco en los textos de historia local y se cometen errores por los que lo citan, como ponerlo habanero de nacimiento, Francisco José Estrampes Gómez merece ser reconocido, como el primer mártir matancero por la separación cubana de España.



Periodista. Natural de Los Arabos (Matanzas). Viví en Colón desde los 10 años hasta que en 2002 me radiqué en Matanzas, donde vivo actualmente. Trabajé en el periódico Girón y actualmente en la Web de la Emisora Provincial Radio 26. Mi blog personal es Pedazo de Cuba: http://pedazodecuba.blogspot.com/; soy @yirmaratorres en Twitter y Yirmara Torres Hernández en Facebook.


One thought on “El primer mártir matancero por la independencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones