Search
Monday 14 October 2019
  • :
  • :

El tiempo real en el béisbol

vargas-indEl béisbol, desde la visión de muchos especialistas, sigue siendo el más conservador de todos los deportes

El lanzador toma las señas del receptor, asume la posición de set pero retira el pie de la tabla de lanzar y se vira a primera. Recibe la pelota devuelta por el inicialista y de nuevo se dispone a soltar la pelota…  pero el bateador pide tiempo y sale del cajón para hacer un swing y concentrarse.

Nada de esto es tiempo real, pero el tiempo pasa minuto a minuto. Al final, el  promedio de un juego de béisbol es aproximadamente de tres horas  —una hora para cada tercio—, lo cual convierte a este deporte en el más de­morado de todos, sin incluir cuando se produce un extrainning.

Pero valdría la pena preguntarse: ¿cuál es el tiempo real de un juego, cuando verdaderamente hay acción?

Hace ya 14 años, en el 2000, un periodista de la revista Sports Illustrated, Rick Reilly, asistió a un partido cronómetro en mano y co­menzó a medir el tiempo desde el momento en que la pelota salía de la mano del lanzador hasta que llegaba al home. En las bolas batea­das, midió el tiempo que tardaba hasta que el bateador llegaba quieto a una base o era puesto out de cualquier forma, ya fuera en un elevado a los jardines o en un roletazo al cuadro.

El resultado fue asombroso, pues el partido en cuestión duró tres horas y 15 minutos pero el tiempo real de acción fue aproximadamente unos 12 minutos y medio, es decir, solo el 6 % del total. El resto fue tiempo perdido.

Una estadística de la oficina del comisionado de béisbol de las Grandes Ligas revela que en el año 2003 la duración promedio de un juego era de dos horas y 46 minutos pero en la recién concluida temporada esto se disparó hasta más de tres horas.

Existe preocupación por el exceso de tiempo en el béisbol, una de las principales causas de su salida del programa de los Juegos Olímpicos. Y por esa razón se constituyó una comisión integrada por siete miembros  —uno de ellos el mentor de Estados Unidos en el Tercer Clásico Mundial, Joe Torre—, para estudiar distintas medidas que se puedan aplicar para reducir el tiempo de duración, que 40 años atrás era de dos horas y media.

Ya una liga, la del Atlántico, conformada por ocho equipos, comenzó a aplicar con rigor las reglas que existen, como la de los 12 se­gundos entre lanzamiento y lanzamiento cuan­do no hay hombres en circulación, la regla 6:02 (d) que establece que el bateador debe de mantener un pie en la caja de bateo.

También redujeron el tiempo que los equipos cambian sus posiciones en el campo, de dos minutos y medio a 90 segundos y acortaron el número de visitas de los entrenadores al montículo. Al finalizar el juego, si duró más de dos horas y 45 minutos, los árbitros tienen que presentar un informe para explicar el porqué al igual que el anotador oficial.

tabla-posicionesEl béisbol  —según la opinión de muchos especialistas— se ha quedado atrás en cuanto a cambios se refiere, sigue siendo el más conservador de todos los deportes alegando múltiples pretextos, como el que es imposible hacer cambios que modifiquen la táctica. Pero a partir de 1985 el voleibol implantó una serie de cambios, como el que para anotar un punto ya no se necesitaba tener posesión del balón, algo que le dio un vuelco a la táctica empleada hasta ese momento y le añadió mucho mayor dinamismo a ese deporte, hoy en día uno de los más populares en el mundo.
UN ESTUDIO INTERESANTE
Un trabajo de investigación realizado por el doctor Oscar Fernández Flores tomando los tiempos de duración de 516 partidos desde 1908 hasta 1960 arrojó que en 51 juegos del periodo comprendido de 1908 a 1927 el tiempo promedio fue de una hora y 44 minutos. En otro periodo estudiado, de 1948 a 1960, con 465 desafíos, la media fue de dos horas y 20 minutos.

Sin dudas, el béisbol ha involucionado en su dinámica, haciéndose cada vez más lento, más demorado. Se pierde por gusto un tiempo precioso e, incluso, ha sido remiso a la hora de aplicar reglas que ayudan a disminuir el tiempo, como la de los 12 segundos entre lanzamientos cuando no hay corredores en bases.

Algo hay que hacer, pues por el camino que va la posibilidad del béisbol de regresar al calendario de los Juegos Olímpicos parece ser muy remota.

(Tomado de Granma)



Radio 26 es la emisora provincial de Matanzas, planta matriz de la cadena de radio de nuestra provincia cubana. Está ubicada en la capital matancera, en la calle de Milanés esquina a Guachinango, en las alturas de esta bella ciudad rodeada por el valle Yumurí y la bahía de Matanzas. Twitter: @radio26cu Correo: emisora@r26.icrt.cu


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones