La inteligencia y el tesón reducen mortalidad de maternas graves (+ Gráficos)

maternidadEl Grupo de Atención a la Materna Grave, de Matanzas, ha atendido durante 28 años (1987-2014) a mil una pacientes en esa situación, ingresadas en la Unidad de Cuidados Intensivos polivalentes (UCIp), de los hospitales José Ramón López Tabrane (de 1987 a 1996) y Comandante Faustino Pérez (del 97 al 2014).El colectivo de especialistas es dirigido por el profesor Auxiliar Alfredo Julián Sánchez Padrón, especialista de 2do. grado en Medicina Interna y en Medicina Intensiva y Emergencias, quien informó que esa tarea la asumió el mismo equipo médico y de enfermería de las unidades de cuidados intensivos de los citados centros hospitalarios.

El Grupo provincial de Atención a la Materna Grave se ha caracterizado por su eficiente labor,  reconocida nacionalmente por sus notables resultados. El objetivo básico es evitar el fallecimiento de las embarazadas con problemas graves de salud.

Se define la muerte materna como el deceso de una mujer embarazada o dentro de los 42 días que siguen a la terminación de la gestación, sin relación con la duración o sitio donde se producirá —lo normal es en el útero, pero puede ocurrir en otras zonas, como las trompas de Falopio (ectópico)—, por cualquier causa relacionada o agravada por la maternidad o su manejo.

Cuba logró que descendiera la mortalidad infantil hasta 4,2 por mil nacidos vivos en el año 2014.  Sin embargo, las cifras logradas no son comparables a la de la mortalidad materna, a pesar de los logros sociales alcanzados: la igualdad de derechos de la mujer; la atención sanitaria desde los primeros momentos de la vida; el incremento del nivel cultural y educacional, entre otros factores.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, unas 800 mujeres mueren cada día en el Planeta por complicaciones relacionadas con el embarazo o el parto. Por ejemplo: 289 mil féminas fallecieron en el 2013 por complicaciones del embarazo y/o el parto. Casi todas ellas son reportadas en países en vías de desarrollo. Sin embargo, la mayoría de esas situaciones son prevenibles.

Amplió el entrevistado que en la citada etapa (28 años) ingresaron 1001 pacientes maternas en la UCIp, de las que fallecieron 62. En la primera mitad del estudio (14 años) ingresaron 360 gestantes o puérperas y en la segunda, 641. O sea, 1,8 veces más y a pesar de ello se logró reducir la mortalidad desde 10,5 a 3,7 en la segunda etapa (2001-2014), por las medidas organizativas y de protocolización del trabajo que llevó a cabo el Grupo, lo cual ha sido reconocido en el ámbito nacional.

El doctor Alfredo amplió que Matanzas ha realizado un trabajo muy destacado y que las tasas de muerte materna alcanzadas en las UCIp referidas fueron inferiores por 22 años consecutivos, desde 1993 hasta 2014, a las cifras provinciales, a pesar de que fue afectada por la pandemia de Influenza A H1N1 y que la UCIp del Faustino Pérez se erigió en el centro de referencia provincial para esa patología.

A su vez, la tasa de muerte materna en la UCIp fue menor durante 20 años (1987-2014), que la tasa nacional .

El trabajo realizado por el Grupo de Atención a la Materna Grave siempre ha contado con la preocupación y el apoyo de la Dirección provincial de Salud, lo cual ha permitido seguir mejorando esas cifras. Ello se muestra en los resultados de los últimos cuatro años.

Agregó el doctor Sánchez Padrón que las tres complicaciones más frecuentes en el embarazo, presentes en las UCIp señaladas, fueron las infecciones, la hipertensión arterial y las hemorragias. El papel de la atención primaria de salud es esencial para reducir tales cifras, pues es en el nivel primario de salud (consultorios y policlínicos) donde se decide esta cruenta batalla por la vida de una madre y su niño.

Sánchez Padrón es autor, junto con otros colaboradores, del libro La sepsis grave en la paciente obstétrica.

Este texto fue aceptado como guía en el país por el Grupo Nacional de Medicina Intensiva.

(Por Fernando Valdés Fre, de Girón)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *