Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

Barquillos + dulces finos = desarrollo

La fábrica de dulces finos y barquillos de la ciudad de Matanzas se encuentra entre los proyectos de desarrollo local más funcionales y rentables de los aprobados en la provincia, con ingresos superiores a los 40 mil pesos convertibles durante el último año.

Niurka Alonso, económica en esa entidad, explicó que más de 4 mil CUC se entregaron al Consejo de la Administración Municipal para impulsar otras iniciativas dentro del territorio, que promuevan servicios y producciones de alto valor comercial.

Actualmente sus productos no solo van destinados al mercado mayorista, sino que comercializan variedades de dulces en instalaciones hoteleras del polo turístico de Varadero, con la finalidad de ahorrar divisas al país y sostener la producción local de alimentos. Este proyecto, aprobado en 2013, forma parte de la búsqueda de alternativas para la sustitución  de importaciones y generar otras fuentes de empleos en el territorio.

Esa iniciativa de desarrollo local apostó por la obtención de alimentos y sus excelentes resultados les permitieron  firmar convenios para la comercialización de varias de sus líneas reposteras. De la vieja y antigua fábrica solo queda el apelativo porque han renovado paulatinamente el equipamiento técnico.

Así, se logró humanizar el trabajo e incrementar los niveles de producción en esa mini industria, donde se generan bizcochos, palitroques, gaceñigas, pastel de frutas y tres variedades de cake, así como dulces finos. Los trabajadores aumentaron no solo la elaboración y comercialización de barquillos, sino también  la de pan, gaceñiga y otros dulces para el consumo social, que se expenden en la red comercial de tiendas minoristas.

La Fábrica de barquillo, enclavada en la mismísima carretera central, representa una oportunidad de empleo para casi 30 hombres y mujeres, que día a día confirman la viabilidad de ese proyecto. Sus trabajadores perciben más de mil pesos cubanos de forma mensual, a partir de la implementación de la resolución 17, que rige el pago por resultados.

Esther González Enríquez, directora provincial de Economía y Planificación, reconoció las contribuciones de la fábrica de barquillo, que pese a tantas demoras en su apertura oficial, ya se consolida como una pequeña empresa con solvencia económica.

Inaugurada en agosto de 2013, la fábrica demostró que es posible desarrollarse desde lo local, en una provincia donde ese programa no muestra suficientes signos vitales.

Hasta la fecha existen aprobados 7 proyectos de esa naturaleza que pretenden explotar las potencialidades naturales y geográficas de cada municipio,  a partir del uso racional de los recursos locales, como los programas de desarrollo local en los municipios Martí y Perico.

Desde hace varios años Cuba apuesta por la consolidación de iniciativas de desarrollo local que estimulen las producciones territoriales y por ende, sirvan como bálsamo ante las carencias de la comunidad. Particularmente Matanzas posee diversas potencialidades y recursos naturales que la convierten en un escenario fértil para impulsar esas estrategias de desarrollo. Sin embargo, actualmente los proyectos creados no generan lo que esperamos y existe morosidad en la constitución de nuevas formas económicas.

Este año continuará el proceso de aprobación de nuevos proyectos de desarrollo municipal y se priorizarán los del plan de la economía para crecer bien desde el propio terruño.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones