Search
Sunday 22 September 2019
  • :
  • :

Si conoces la ley, aplícala

En todos los ámbitos de la vida se implantan normas, reglas, leyes que contribuyen a establecer el orden. En la vía también existen estas regulaciones que protegen tanto al peatón como a los choferes. Sin embargo, el desconocimiento de estas, entre ellas la ley número 109, en ocasiones es el detonante para que se cometan infracciones por ambas partes.

Sobre este particular comentó el Capitán José Luis Montenegro, Primer oficial de educación vial en la provincia matancera:

“La Ley 109 entró en vigor en el año 2011, es la cuarta ley que se establece después del triunfo de la revolución pero, esta es la única  que contiene bonificaciones para el chofer. Entre estos beneficios se destaca que cuando un conductor acumula sus 36 puntos de la licencia o más y la entrega de forma voluntaria, la sanción puede ser disminuida en un tercio y también se le ofrece la posibilidad de someterse a un examen teórico práctico y si lo aprueba se le devuelve el permiso para conducir y no se establece una sanción.

Otro aspecto positivo es que cuando un chofer es detenido por un oficial y conducido a un centro asistencial para efectuar la prueba de alcoholemia y éste no está de acuerdo, debe ser trasladado por este agente al hospital que el detenido desee y esta última prueba es la que tiene validez.”

Para aplicar una ley es necesario crear las condiciones para que la persona proclive a cometer alguna infracción esté documentada sobre los aspectos permisibles y aquellos que no debe obviar.

 “En  sus artículos se regulan las indisciplinas y todo por lo que se deben regir los usuarios de la vía, teniendo en cuenta el estado técnico de los vehículos, cómo deben circular los peatones, las particularidades relacionadas con el traslado de cargas pesadas, el transporte masivo y la reparación de las vías.

También establece regulaciones del Ministerio del Interior, el Ministerio de Transporte, el Ministerio de Salud y sobre todo el de Educación, que tiene una gran responsabilidad con este tema, ya que son los encargados de  impartir los cursos sobre vialidad, que surgen a partir de la ley 109.

Están diseñados para la recalificación de los conductores, y de aquellas personas que desean obtener una licencia de conducción o simplemente para el individuo que quiera conocer sobre las legislaciones de tránsito, y no necesariamente tiene porque optar por una licencia de conducción.”

En las vías no sólo los choferes son responsables de los accidentes y la seguridad, los peatones comparten el protagonismo en esta escena, por tanto, en el guión de la Ley 109 también tienen su parlamento.

“En los artículos 144 y 145 se regula todo lo referente al peatón, como debe circular en las vías, como cruzarlas, por donde debe hacerlo si existen los pasos peatonales o cruce peatonal y donde tiene prioridad el transeúnte.”

Al incumplir una legislación nos exponemos a ser acreedores de una sanción. La Ley 109 también delimita cuáles son las medidas que se deben aplicar cuando un chofer o peatón trasgreden estas preceptivas.

“El sistema de notificación de divide en tres grupos importantes, muy peligroso, peligroso y menos peligroso. El primero acumula 12 puntos y es notificado con una cuantía de 60 pesos moneda nacional, en el segundo, ocho puntos y se pagan 40 pesos y en el último grupo,  seis puntos y se notifican 20 CUP.

“También establece que aquella persona que sea notificada por cualquier violación, si salda la multa antes de las 72 horas, solo pagará la mitad del impuesto. De igual modo la ley contiene notificaciones que se les pueden aplicar a los peatones como usuarios de la vía, ya sea por transitar zonas no establecidas, obstaculizar  o circular por áreas en reparaciones”.

Es importante conocer que la ley 109 presenta dos tipos de multas, la preventiva que no se paga, no acumula puntos, pero sí se refleja en el expediente del conductor como una advertencia o antecedente , y la multa efectiva que si acumula puntos y se paga.”

La protección es un aspecto importante en las vías y los motoristas deben cumplir con las legislativas establecidas para su seguridad y la de los pasajeros.

“Es obligatorio el uso del casco, tanto para el conductor de los motores como para el pasajero. Sin embargo este artículo se divida en dos etapas, la primera reglamentaba el uso obligatorio del casco sin distinción, en un segundo momento se determinó que el empleo de esta protección sería teniendo en cuenta la disponibilidad de cascos existentes en el país, y que este sea empleado según el cubicaje de la moto, es decir, si la moto es de un cubicaje alto debe utilizar el casco integral y no el casco de equitación que es al que generalmente se recurre.”

“Los accidentes en ocasiones no son tan accidentales”, esta es una frase muy común entre los ciudadanos, sin embargo, cabe preguntarse quienes son los responsables de las infracciones que desenlazan en estos hechos que dejan huellas imposibles de borrar.

“En la provincia matancera los indicadores de accidentalidad en el cierre del periodo enero-abril se evidencia un incremento en comparación con etapa anterior ya que ocurrieron 9 accidentes más, fallecieron tres personas y 12 fueron los lesionados. Lamentablemente existe un aumento en estos indicadores y en el presente mes ocurrió un accidente masivo con un total de 21 lesionados y un fallecido situación que incrementó estas cifras.

“Los municipios más afectados en este aspecto son Cárdenas, Matanzas y Varadero debido al alto nivel de tránsito que existe en estas zonas, la diversidad de choferes, y que es una vía que posee mayor peso vehicular ya que todo el personal que desea trasladarse al polo turístico lo hace a través de esta ruta.Cuando faltas a la ley siempre existen consecuencias”.

“Las legislativas que generalmente son violentadas y ocasionan estos incidentes son no respetar el derecho de vía y no atender el control del vehículo, que acumulan el 63% de estos hechos. Sin embargo, es importante destacar que los accidentes relacionados con la ingestión de bebidas alcohólicas ha disminuido notablemente ya que en este trimestre solo han ocurrido dos accidentes relacionados con este indicador pero, existe un aumento de conductores profesionales sancionados por la ingestión de bebidas alcohólicas.”

La inobservancia de la ley 109 también puede desencadenar un accidente de tránsito, por tanto, es necesario que los usuarios de la vía conozcan las particularidades de esta legislativa. Estos hechos no solo ocurren por los aspectos antes mencionados, sino por el factor humano. Si conoces las leyes y aun así las incumples dejas una brecha para un accidente no tan accidental.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones