Search
Monday 18 November 2019
  • :
  • :

Matanzas por el cuidado de la Madre Tierra

Cada 22 de abril diversos países del orbe celebran el Día de la Madre Tierra, una efeméride que se debe a la iniciativa del estadounidense Gaylord Nelson, de estimular una conciencia común hacia los problemas de la superpoblación, la contaminación, el deterioro de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales que atentan contra la vida en este  planeta.

Hoy es un día para rendir homenaje a nuestra casa común, reconocida por muchas culturas a lo largo de la historia como la madre, demostrando la interdependencia entre sus ecosistemas y los seres vivos que la habitamos.

Ante la lenta respuesta que ha dado el mundo a los problemas generados por la imprudencia del hombre, se exige que de forma individual realicemos pequeños actos para obtener los grandes beneficios que se requieren para frenar procesos como el calentamiento global, la sequía y la ocurrencia de fenómenos atmosféricos extremos, entre otras manifestaciones negativas con que la naturaleza recompensa el mal trato que se le ha ofrecido.

Por ello las iniciativas y proyectos que se desarrollan en Matanzas por parte de expertos de las ciencias, educadores populares y grupos comunitarios infantiles.

Ahí está el Carnaval de la Madre Tierra, que nació de la creatividad del proyecto infantil comunitario que dirige Marlen Romero, una fiesta que se ha desarrollado anualmente en diversos escenarios de la urbe yumurina, para llevar el mensaje educativo y de amor a la Tierra.

Este es un carnaval en el que los protagonistas reverencian el Planeta Azul, con bailes, canciones, dramatizaciones y desfiles de moda,  con trajes realizados a partir de materiales reciclados por los propios niños, adolescentes y jóvenes que integran el grupo.

A ello se suma el proyecto ecosistema Sabana-Camagüey, en el que según los especialistas de la ciencia matancera que participaron en él, se llevó a cabo un estudio profundo de las potencialidades, distribución y utilización de los recursos naturales que existen en la mayor cayería cubana, bautizada con el nombre Jardines del Rey.

En cuanto al necesario paso hacia el uso de fuentes renovables de energía para evitar el incremento de fenómenos como el efecto invernadero y el calentamiento global, Matanzas sobresale por la experiencia BIOMASCUBA,  que desarrollan los especialistas de la Estación de Pastos y Forrajes, Indio Hatuey en diversos escenarios de la isla.

BIOMASCUBA, además de aplicar iniciativas con las que se obtiene biodiesel y electricidad a partir de la excreta animal o los residuos de la madera u otras producciones, se consigue mejorar la calidad de los suelos de cultivo, degradados por la presencia del marabú.

Paralelamente con estos programas continúa el accionar de científicos, educadores populares e investigadores dirigido a elevar la conciencia ambientalista de toda la población, y con ello conservar los valores naturales que la Madre Tierra nos regala para vivir en ella.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones