Search
Thursday 14 November 2019
  • :
  • :

Stop…, ¿animales sueltos en las vías?

Antonio conducía su vehículo por la carretera de Cidra como de costumbre. El paisaje de llanuras y tierras mayormente ociosas entretenía a los demás pasajeros del  Lada  2106. Sin embargo,  una vaca  apareció ¨de la nada¨  y casi ocurre un accidente.

No ocurrió una fatalidad, ni se dañaron los pasajeros, ni el animal, por una maniobra rápida, pero, el panorama pudo ser diferente, recuerda Antonio.

La historia de este conductor se reitera en las salidas del municipio de Matanzas y en territorios como Cárdenas, Limonar y Colón.

Un fenómeno que repercute en el índice de accidentalidad y la pérdida del patrimonio del Estado y los particulares.

Para amarrar a la vaquita…qué se necesita

Yudith Almeida Núñez, directora del Centro de Control Pecuario, CENCOP

Yudith Almeida Núñez, directora del Centro de     Control Pecuario, CENCOP

“La cifra de animales sueltos en las vía este trimestre disminuyó con respecto al año 2015. Sin embargo, no representa una mejoría porque ahora las causas son diferentes”, destacó Yudith Almeida Núñez, directora del Centro de Control Pecuario, CENCOP.

“En la provincia existen zonas muy difíciles donde no se ha logrado que los propietarios interioricen sobre su responsabilidad con el ganado”, significó la directiva.

“También, los cercados no poseen las condiciones de seguridad óptimas, y los animales salen en busca de mejores pastos. Y sobre ese tema se trabaja, pero no puede servir de justificación”, concluyó la funcionaria.

El delegado municipal es quien decomisa los animales sueltos en las vías de acuerdo con las facultades legales que se le confieren.

No obstante, hoy son mucho menos los inspectores, precisa  Almeida Núñez,  y el transporte se dificulta para llegar a toda la geografía matancera. Lo que denota que no existe el control suficiente.

El problema es de todos

No es solo CENCOP la responsable de inspeccionar para que se cumpla lo establecido. La Policía Nacional Revolucionaria, Transporte y otros organismos juegan un papel fundamental.

Desde las comunidades rurales se puede velar porque los animales no estén en las vías.

“Además, las empresas estatales deberían cuidar más su patrimonio, porque un 50 por ciento del ganado es propiedad de esta persona jurídica”, informó Yudith Almeida Núñez.

En la provincia de Matanzas existen más de 300 mil cabezas de ganado vacuno. Cifra representativa en la producción de carne y leche. Cuidarlos, es cuidar nuestra economía.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones