Search
Thursday 14 November 2019
  • :
  • :

Tras el camino de los caracoles…, el mar

Omar Felipe Mauri. Foto: Cánovas

Omar Felipe Mauri. Foto: Cánovas

Un niño que nunca ha visto el mar. Padres demasiado dedicados a sus labores profesionales como para darse la oportunidad de enrolarse en una ilusión infantil. La inmovilidad de dos pies pequeños y el sueño que adquiere formas de juguetes, lápices de colores y arcoiris para hacer realidad un deseo latente.

Omar Felipe Mauri teje una historia llena de fantasías en El camino de los caracoles, texto presentado en la casa social de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en Matanzas.

“Parecería extraño que en la ciudad de Matanzas alguien creyera que existen niños que nunca han visto el mar, teniendo el privilegio de una vista tan espléndida desde cualquier rincón de la geografía urbana, pero sí existen zonas mediterráneas en el país donde el mar está muy distante.

“Hay un niño que no puede andar, que tiene dificultades motoras y cuyos padres y familiares no pueden cumplir sus sueños por circunstancias de trabajo. Entonces el niño ensilla un  caballo y se escapa en busca de respuestas para sus inquietudes.

“Es esta la historia de El camino de los caracoles, publicado por la editorial de Bayamo.”

El volumen, merecedor del premio La puerta de papel, del Instituto Cubano del Libro, durante la más reciente edición de la fiesta literaria más importante del país llegó en manos de su autor a la zona occidental de la Isla.

Mauri, quien obtuvo el premio de literatura infantil La Edad de Oro, ofreció su opinión respecto al desarrollo de las creaciones destinadas a niños y jóvenes en la Cuba actual.

“Hemos hecho la primera presentación del libro en el Occidente y me alegra mucho que sea en este ambiente de tanta cultura y sensibilidad, de tanta riqueza espiritual, sobre todo desde la perspectiva de conocer autores y el movimiento cultural aquí en Matanzas.

“Soy muy optimista cuando pienso en la literatura infantil que ve la luz en Cuba hoy. Estoy seguro de que  lo que se está escribiendo hoy corresponde a una nueva visión sobre la infancia, sus problemas, los cambios y la evolución que experimentan las nuevas generaciones en nuestro país y que se conecta cada vez más con las realidades, las esperanzas y las ilusiones de los niños cubanos.”

Igualmente se refirió a las relaciones de trabajo que se establecen entre las filiales provinciales de la UNEAC de Matanzas y Mayabeque, territorio donde se desempeña como presidente de la organización.

“Somos provincias vecinas y hermanas con conexiones de trabajo intensas. Hemos invitado a agrupaciones matanceras que han actuado en nuestra provincia, al igual que artistas nuestros que trabajan en escenarios matanceros y hoy, para mi felicidad, estoy aquí.”

El camino de los caracoles llegará nuevamente a Matanzas durante la venidera Feria Internacional del Libro. Con una excelente factura estética y profundas enseñanzas, el texto es una invitación a luchar por nuestros sueños.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones