Search
Wednesday 23 October 2019
  • :
  • :

Hilo de seda, artesanía y algo más

WIN_20160429_133441Entre los múltiples proyectos económico-1++ambientales  y sociales que desarrollan los especialistas de la Estación Experimental Indio Hatuey, del municipio matancero de Perico, se halla el denominado Tejiendo Hilos.

Sobre las particularidades de esta actividad que se lleva a cabo a partir de la cría del gusano de seda, Marlene Prieto Abreu, su directora, explicó.

“Esta tecnología surge en Indio Hatuey a partir de que aquí se cultivaba la morera, utilizada para la alimentación animal por su alto contenido de proteínas y porque unos japoneses que estuvieron en la estación sugirieron incursionar en la cría del gusano de seda porque éste se alimenta de esa planta.”

Ni cortos, ni perezosos los especialistas de la reconocida instalación científica asumieron el reto de la cría del Bombyx mori, la variedad de gusano de seda con la que trabajan.

“Nos dimos a la tarea de realizar los trámites hasta que se nos otorga la licencia de importación de la especie y de explotación de la instalación para esos fines. Los huevos siempre los importamos porque somos miembros de la Red Andina de la Seda (RAS) y esa organización nos facilita los huevos.”

Y así desarrollan esta actividad desde el año 2011 con personas que presentan discapacidades físicas o mentales que laboran en los talleres de los municipios Perico, Jagüey Grande, Jovellanos y Varadero.

“Esta es una experiencia que surge a partir de lo que apreciamos en visitas realizadas a países miembros de la RAS que ya aplicaban este método de emplear personas discapacitadas, pues esta tecnología no requiere de mucho esfuerzo.”

Sobre las condiciones que exige para su desarrollo una especie tan susceptible a las altas temperaturas como el gusano de seda, la directora del proyecto explicó que el microclima existente en la región donde se halla la Indio Hatuey resulta ideal.

“La cría puede ser de 28 a 30 días, dependiendo de las condiciones ambientales, digamos temperatura, humedad…, por eso tratamos de no criar en los meses de julio y agosto.

“Con las altas temperaturas tienden aparecer hongos, bacterias y estos animales son muy sensibles, se pueden enfermar, además con el tema de la morera también se nos dificulta un poco el trabajo, porque con este sol la morera se deshidrata muy rápido y el gusano tiene que consumir la comida lo más fresca posible.”

Pero la continuidad de las producciones se logra con otras líneas.

“Del capullo construido por el gusano, además del hilo, se pueden realizar artesanías como los demandados collares que lucen nuestras muchachas, además de los residuos de la alimentación se obtiene abono orgánico para la alimentación de conejos, cerdos, chivos, de manera que es una tecnología que cierra ciclo.

“Por otra parte, el gusano transformado en pupa tiene un alto contenido de aceite con proteínas, empleado en la industria farmacéutica.”

Avances de un programa que evidencia que del gusano de seda se puede obtener mucho más que ese hilo fino y fuerte utilizado durante siglos para la confección de tejidos de alta demanda en el mercado internacional por su suavidad, resistencia y facilidad de lavado.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones