Search
Monday 21 October 2019
  • :
  • :

Carilda Oliver Labra y “el tedio de ser decente”

Carilda-oliver-labra(…)  y qué decir de mi herida que por la hierba se mete/ qué decir de este juguete en que ha parado mi vida. /

Carilda se nos ha hecho una mujer Oliver Labra sobre Carilda. Lleva la ciudad debajo del seno izquierdo y puede ser su dolor como una ele. Nunca quise entrevistarla con las odas periodísticas acostumbradas y el verbo doblado como alfombra roja. Todos creemos saber demasiado de su vida a través de aberturas engañosas, que destapan más leyendas que verdades.

Le inventamos novelas con Hemingway, sábanas con Buesa y arrebatos de amores que tal vez nunca existieron. Le contamos los gatos y le abrimos de un tirón las ventanas de Tirry 81 porque nos creemos dueños.

Cuando la vi de cerca, con los mismos ojos azules que no defraudan los rumores, no encontré a la semidiosa, ni el epíteto de “novia de Matanzas” que parece un cetro intelectual. Vi a una mujer con la misma piel de mi abuela, con las rodillas igual de cansadas por sostener los años, en una casa sin culpas de Tirry 81, una casa como son las casas de verdad: con rostros de gente que se fue en las paredes y malangas en el patio.

También me incomoda el tedio de ser decente Carilda, como los mitos y los desórdenes que te inventan, porque al final… eres gente azul de verdad, casi sin por qué, casi por todo…




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones