Search
Monday 21 October 2019
  • :
  • :

Ediciones Vigía en busca de la sanación de espíritus

Agustina Ponce, directora de Ediciones Vigía, presentó la plaquette Canto a FidelLos hospitales suelen llegarnos a la mente junto con ese olor característico que no nos agrada. Pueden aparecer como el mal recuerdo de una enfermedad, la estancia dolorosa de un familiar en el límite entre la vida y la muerte o un sitio donde solo la desesperación y el dolor tienen cabida.

Pero los doctores y técnicos del Hospital Militar Doctor Mario Muñoz Monroy, de la ciudad de Matanzas, demuestran a diario que más allá de albergar malas recordaciones, son lugares de sanación donde el personal se entrega para aliviar a los pacientes. Ahora, además, convertido en un espacio cultural.

DSC_0054La cultura alimenta el espíritu, aviva emociones y cultiva las pasiones. Puede hacernos sentir más libres, aliviar las penas de la existencia y funciona, incluso, como terapia de curación física.

Ediciones Vigía trasladó su habitual sala de presentaciones hacia el Hospital Militar para dar a conocer su más reciente plaquette: Canto a Fidel, inspirada en un poema escrito por Ernesto Che Guevara, en 1956.

Anteriormente la emblemática casa editorial yumurina había incluido en sus proyectos a niños relacionados con los talleres que imparte Marialba Ríos, diseñadora durante doce años en la institución, única de su tipo en el país. Pero, en esta oportunidad la ambición se hizo mayor y las ya singulares publicaciones se hicieron aún más especiales.

La esperanza, la fuerza de voluntad y perseverancia le aportaron cierta magia a esta propuesta iluminada, recortada y rasgada por las manos de los pacientes que se recuperan de accidentes cerebrovasculares, quienes se mostraron felices de compartir esta enorme responsabilidad.

“En el mes de mayo estuve ingresada aquí para un proceso de rehabilitación y la doctora Marilia me encomendó hacer algunos dibujos y recortarlos para este proyecto que ya está felizmente consumado”, refirió Beatriz Pedroso Ponce, una de las pacientes.

Noel Ponce también se restablece en la institución médica de “un proceso de salud bastante delicado. Los médicos se entregaron por completo a nuestro restablecimiento, ellos, más que quienes nos atienden, se han convertido en nuestra familia. Me siento orgulloso de que el proyecto Vigía sea de Matanzas y de haber participado en este sueño”.

Mientras que Beatriz agregó que nunca, en sus poco más de 50 años, soñó con convertirse en una artista y confesó que siente “mucha satisfacción porque nunca imaginé que fuera una experiencia tan linda y organizada”.

La rehabilitación artística, bastante difundida dentro de la Salud por los alcances positivos que entraña, es el motor impulsor del proyecto Vida, iniciado hace cuatro años por los doctores y especialistas del área de fisiatría del Hospital Militar Doctor Mario Muñoz Monroy. Ediciones Vigía, asumió esta labor como una apuesta por defender el derecho a la creación y a una buena calidad de vida, con el fin de reinsertar a los pacientes al trabajo mediante una creación útil y visualmente hermosa y con una significación aún más noble.DSC_0056

“Comenzamos esta experiencia en el año 2012, cuando incorporamos las actividades artísticas a la rehabilitación habitual de pacientes, sobre todo con afecciones neurológicas y del sistema osteoarticular”, explicó Marialis Ríos, especialista del área de fisiatría en la instalación hospitalaria y una de las creadores de este proyecto.

“Hemos logrado beneficios importantes en ellos; desde el punto de vista físico han incrementado la coordinación, la fuerza muscular, los arcos articulares y psicológico, ambos muy positivos para su posterior incorporación laboral y su independencia para realizar las actividades cotidianas de su vida.

“Trabajamos desde el inicio de la confección de esta plaquette en coordinación con Ediciones Vigía, que compartieron todo este proceso junto a nosotros, nos asesoraron, hicieron este sueño también suyo.”

Marialba Ríos, responsable de los diseños de la plaquette, reconoció la complejidad del proyecto, debido a la cantidad de creaciones que defienden el tema patriótico en Cuba. El reto fue lograr una manera diferente.

DSC_0055“Para los cubanos Fidel es un símbolo de patriotismo, pero un patriotismo sentido e intrínseco. Precisamente los colores rojo, negro, verde son muy cercanos a la historia de Cuba, pero que, además, se han utilizado mucho en la gráfica y la cartelística cubana, razón por la cual resultaba complicado lograr algo novedoso.

“La imagen de Fidel yo buscaba que tuviera una connotación especial. El poema que escogimos después de mucho pensar fue el del Che y entonces yo quería que la mirada de Fidel recordara esa otra imagen de Ernesto capada por Korda, que son esos ojos esperanzadores que se centran en el futuro.”

El cumpleaños 90 del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, uno de los símbolos más auténticos de la perseverancia, y los 60 años de este Canto escrito por el Guerrillero Heroico, otro ejemplo de entrega desmedida por lo que creemos justo, alimentaron el espíritu de esta plaquette.Los trabajadores de Vigía ofrdcieron también una venta de libros relacionados con temas de salud y novelas

Como es habitual, Ediciones Vigía realizó 200 ejemplares únicos, artesanales e irrepetibles de la publicación, el primero de los cuales llegará a manos del Comandante en Jefe como regalo de Matanzas en sus 90. Canto a Fidel es una indiscutible demostración de que la cultura puede sanar cuerpos y almas.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones