Search
Wednesday 23 October 2019
  • :
  • :

Donde se unen cultura e historia: Oficina del Historiador de la Ciudad de Matanzas

DSC_0015

La Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC) es una organización social, no gubernamental, de carácter científico y profesional que agrupa a los profesionales cubanos que trabajan en la investigación, la docencia y la divulgación de la Historia y la conservación del patrimonio histórico-cultural. La filial matancera de la UNHIC se crea el 22 de julio de 1982.

La Oficina del Historiador de la Ciudad de Matanzas desarrolla una importante labor en lo que a estudiar nuestras raíces se refiere.

DSC_0014Tras el umbral de un enorme portón azul, diseñado a la usanza del siglo 19, a un costado del “parque de la rueda dentada” y muy próximo a la calle Jovellanos, se levanta un edificio construido en 1804. Al dar los pasos iniciales dentro de la otrora vivienda familiar, se  yergue el primer escudo aprobado de la ciudad de Matanzas, empotrado en una reja negra que contrasta con el dorado intenso del emblema, donde quedó registrado, desde 1828, el rótulo Siempre fiel.

Las amplias escaleras  dan acceso al segundo nivel del inmueble, dividido en varias habitaciones. Allí radican el Centro de Promoción Literaria José Jacinto Milanés y la Oficina del Historiador de la Ciudad.

La investigación, documentación y preservación de los valores y tradiciones de la sociedad matancera son los objetivos de la Oficina. Además, brinda servicios de búsqueda e información a embajadas, investigadores y estudiantes. Acerca de las funciones, oportunidades e importancia de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Matanzas ahondaremos hoy.

Ignorar la historia lleva a un pueblo a que se desconozca a sí mismo y para no desconocer las costumbres y los orígenes inmensamente vastos de una ciudad tricentenaria, ha existido en Matanzas una amplia tradición de historiadores que se remonta al siglo XIX. Desde esa temprana fecha existieron cronistas como José Mauricio Quintero y Pedro Arturo Alfonso, quienes legaron a la posteridad un extenso bagaje de conocimientos de la urbe de esos años.

La existencia de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Matanzas data de la década de los años 40 cuando se comienza a nuclear la  intención de historiar desde una institución con representación pública. Con Israel Moliner Rendón se inaugura el cargo de Historiador de la Ciudad. Le prosiguió en la compleja labor Colacho Cuétara, quien también fue director del Museo Farmacéutico.

DSC_0013Raúl Ruiz, ya con domicilio para la oficina en el lugar donde se encuentra enclavada hoy, brindó importantes aportes en cuanto al estudio de la historiografía matancera, labor continuada por Juan Francisco González.

Durante los diez años posteriores Arnaldo Jiménez de la Cal, desde la comisión de historia del Partido, fungió como historiador. Actualmente se desempeña al frente de la Oficina el doctor Ercilio Vento Canosa, con significativos resultados en la investigación de la historia.

Dentro de los bienes que atesora la Oficina del Historiador de la Ciudad se encuentran el mobiliario, en su mayoría del siglo XIX, que perteneció al antiguo preuniversitario de Matanzas y cerca de diez obras de arte.

La importancia de estudiar nuestra historia radica en el hecho que ella nos permite conocer nuestro presente y futuro

En estos momentos la Oficina se encuentra inmersa en diferentes proyectos de investigación, esencialmente en el rescate de todo lo que pueda pertenecer a la historia local. Se concluyeron las investigaciones referentes a la cronología de la Salud Pública, el proceso de la Escalera y los cementerios de la ciudad. Hay investigaciones sobre la masonería, las legiones africanas, la prehistoria y el teatro.

Actualmente se trabaja en la historia del cementerio San Carlos y el alzamiento de palenques y esclavos que existieron en la provincia y se organiza una biblioteca con textos relacionados con diferentes carreras universitarias, diccionarios y obras de consulta.

Además, se confecciona la enciclopedia de la historia y la cultura matancera que saldrá en formato digital, aunque la aspiración es convertirlo en un servicio público para que las personas puedan acceder a esa información.

Asimismo, la Oficina ha brindado grandes aportes a la historiografía matancera, como el rescate de la celebración del nombre de Matanzas, al ser aquí donde aconteció el primer acto de rebeldía ocurrido en Cuba, la creación de la Plaza de la Rebeldía y la recopilación de información gráfica digitalizada. La necesidad de investigar nuestras raíces parte del hecho de que todo lo que somos, desde nuestra identidad hasta el sentido de patriotismo, depende de que conozcamos nuestros orígenes como nación.




One thought on “Donde se unen cultura e historia: Oficina del Historiador de la Ciudad de Matanzas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones