Search
Monday 16 September 2019
  • :
  • :

Brasil, otro golpe a los pueblos latinoamericanos

dilmaLatinoamérica vive desde este 31 de agosto de 2016 otro episodio golpista protagonizado por quienes desde posiciones políticas de derecha solo viven para engordar sus bolsillos a costa de la miseria de los pueblos.

Esta vez el blanco del garrotazo que, como en Honduras con Manuel Zelaya y Paraguay con Fernando Lugo no precisó de las Fuerzas Armadas, fue Brasil, el gigante suramericano.

Unos 61 senadores aprobaron la destitución de la presidenta constitucional de ese país, Dilma Rousseff, para poner fin al derecho de los 54 millones de brasileños que votaron por ella para su segundo mandato en 2014.

A partir de la incapacidad de probar que la mandataria haya cometido delitos de responsabilidad, el abogado defensor de Dilma, José Eduardo Cardozo,  expresó que el único poder que puede juzgarla es el pueblo.

Pero ahora el presidente interino Michel Temer, pese a la poca popularidad con que cuenta por la implementación de políticas económicas profundamente marcadas por recortes presupuestarios y privatizaciones de servicios, asumirá la presidencia de Brasil hasta el 1ro. de enero de 2019.

Así comienza la larga noche neoliberal que llevará a que brasileños pierdan lo poco que han conquistado  durante los gobiernos de Luis Ignacio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

lula-dila
Detrás irán quedando el  impulso de un modelo económico-social que permitió a Brasil dar un salto en su crecimiento productivo con inclusión social, la defensa de sus recursos naturales, la generación de empleo, el combate a la pobreza, la salida de la miseria de más de 35 millones de brasileños que vivían en condiciones inhumanas y la elevación del ingreso de otros 40 millones y la ampliación de las oportunidades en la educación y la salud del pueblo, incluidos sectores hasta entonces marginados.

Razones por las que es el propio pueblo de Brasil tiene el deber de luchar contra ese golpe parlamentario dado a la representante del Partido de los Trabajadores y eso solo lo conseguirá con el incremento de su cultura y la incondicionalidad y compromiso hacia quienes defienden los derechos de los hombres. Porque para ello cuenta con el apoyo de las grandes masas que en el continente abogan por un mundo sin explotados, ni explotadores.

Y es que con la destitución de Dilma también se resiente la democracia, la paz y la unidad latinoamericana.

fora_temer




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones