Search
Monday 23 September 2019
  • :
  • :

Una misiva teatral para el corazón

nerudaLas palabras se volvieron poesía la noche de este martes y como flechas penetraron el corazón del público matancero. El sitio elegido fue la sala del teatro El Mirón Cubano, cuando acogió en función única en la provincia al grupo chileno LUA Producciones con la obra Ardiente Paciencia. El cartero de Neruda.

En una versión de la novela homónima de Antonio Skármeta, la pieza teatral narra la relación de amistad entre un modesto cartero llamado Mario Jiménez y el reconocido poeta Pablo Neruda. En Isla Negra, un pueblito de humildes pescadores, transcurren las escenas en las cuales florece el amor a la par de los principales acontecimientos de la década del 70 que marcaron  a Chile.

De la amistad entre el cartero soñador y el Premio Nobel de Literatura se desgrana el romance del joven Mario y Beatriz González. Lazo amoroso que fructifica gracias a los versos del poeta, en esa búsqueda por cautivar el corazón de la amada.

Llevada a las tablas en una coproducción entre LUA Producciones y el centro Mori, la versión, cargada de sentimientos y humor, obtuvo el premio Fondart y el reconocimiento del público al ser un clásico del teatro chileno.

Con el sonido de las olas, una escenografía de maderas y luces australes el público matancero encontró una historia que roza la ficción, pero mantiene  intactos los recuerdos más significativos de Chile, como el ascenso a la presidencia de Salvador Allende el cuatro de septiembre, el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973 y la muerte de Pablo Neruda, a unos días del golpe militar.

Entre discursos,  remembranzas, versos del poeta y la pasión carnal de los jóvenes quedó dibujada la noche con esta obra que en su gira por Cuba ofreció funciones en La Habana, Matanzas y Santa Clara, como último escenario.

Dirigida por Alejandro Castillo, la agrupación destaca por ser una productora enfocada en espectáculos que en el ámbito teatral busca un acercamiento con la cultura por medio de íconos del teatro chileno.

Una sugerente propuesta con cautivadores resultados que, como un cometa, dejó su estela en Matanzas para sentir los apasionados poemas de Neruda en ese intento por desnudar el alma, encender el espíritu, pero esta vez desde una mirada  teatral.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones