Search
Wednesday 13 November 2019
  • :
  • :

50 años de lucha mundial contra el analfabetismo

alfabetizacionHace 50 años la UNESCO proclamó oficialmente el 8 de septiembre como Día Internacional de la Alfabetización, a fin de movilizar a la comunidad internacional y fomentar la alfabetización como instrumento para empoderar a las personas, las comunidades y las sociedades.

Bajo el lema “Leer el pasado, escribir el futuro”, la efeméride del 2016 celebra y honra los cinco decenios de participación, esfuerzos y progresos realizados a escala nacional e internacional para aumentar las tasas de alfabetización en el mundo entero.

Aunque la fecha es celebrada por gobiernos, organismos bilaterales y multilaterales, ONG, comunidades, docentes, estudiantes en el mundo entero, la ceremonia principal tiene lugar en la sede de la UNESCO, en París, donde sesiona una conferencia  ayer día  8 y hoy 9 de septiembre con el propósito de  abordar los problemas actuales y  buscar soluciones innovadoras para mejorar aún más la alfabetización en el futuro.

El acontecimiento me trae a la memoria la batalla librada contra la ignorancia y el desconocimiento  en nuestro país en 1961, año en que se desarrolló la Campaña Nacional contra el Analfabetismo  para convertir al país en la primera nación latinoamericana  en lograr ese empeño.

La colosal cruzada, que llega este año a su aniversario 55, se convirtió en el despegue de la obra educacional en Cuba y ha llegado hasta nuestros días como uno de los principales logros de la Revolución.

El 22 de diciembre de 1961 se hacía realidad la promesa hecha por el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, un año antes de librar a la mayor de las Antillas del analfabetismo. A partir de entonces se instituye esa fecha como el Día del Educador Cubano.

El ejemplo de la Isla y su proverbial vocación solidaria e internacionalista se multiplicó e irradió hacia otros países hermanos. Cientos  de maestros cubanos  contribuyeron  a llevar la luz del conocimiento a los pobres de la tierra. Y ese esfuerzo fructificó mediante la erradicación del analfabetismo en no pocas naciones de la región y del mundo.

La UNESCO  ha reconocido el aporte de Cuba a la enseñanza al crear el método Yo sí puedo, proyecto de instrucción educativa   con  resultados  muy  satisfactorios y  hoy se contabiliza en los  cinco millones de personas de 28 países que aprendieron a leer y escribir por esa vía.

En el Informe sobre el estudio del método cubano de alfabetización Yo sí puedo, la UNESCO expresó que el programa es un modelo que no solo se reduce a una serie de procesos, sino que engloba de forma explícita e implícita el enfoque conceptual del aprendizaje.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones