Search
Wednesday 13 November 2019
  • :
  • :

“Matanzas 325: una pausa para reflexionar”

vision-de-mtzs_115La carencia de afecto constituye el mayor peligro al que se enfrenta la Ciudad de los Puentes para su rehabilitación integral, incluso por encima de los tropiezos económicos. El sentimiento genera sentido de pertenencia y este da lugar al compromiso, a la responsabilidad en la obra de devolver a la urbe el esplendor de  otros tiempos.

Aunque tal afirmación pudiera parecer romántica, Ercilio Vento Canosa, Historiador de la Ciudad, insiste en  señalar el componente ´subjetivo´ dentro del denominado Programa Gubernamental Matanzas 325:

ercilio-ci

“El 325 no puede ser solo un conjunto de acciones materiales, debe tener un contenido espiritual. Es la oportunidad de crear una conciencia, si aprovechamos la coyuntura de la fecha como un momento de reflexión. Sin la reflexión, el Plan dotará a la ciudad solo de ´adornos´.”

La ciudad de todos

La instrucción en los valores cívicos adquiere en este contexto especial relevancia. La población resulta uno de los pilares para la conservación de la Atenas de Cuba, sin embargo, los ciudadanos no están muy enterados del significado de la iniciativa gubernamental:

“Se presencian espectáculos en el Parque de la Libertad que en mala hora tiene la wi-fi, en el sentido de que propicia irreverencias al monumento a José Martí, que sirve de plataforma para que las personas mejoren su acceso a la red. No creo que haya mucha diferencia entre asaltar un banco y colgarse de las cadenas de la estatua al Apóstol, que es una profanación.

vision-de-mtzs_77

“Un niño que se educa en estas prácticas difícilmente podrá reverenciar la figura de Martí. Tiene que participar la familia y el maestro, no se debe descargar toda la responsabilidad en el Estado, esta es una tarea del pueblo: ¿Para quién se hacen las labores?: para el pueblo. El ciudadano no puede ser un usufructuario, sin dar algo a cambio.

“El territorio matancero, por su cercanía a Varadero, ha reunido una migración que proviene de otras partes del país, que aunque vive y se sustenta aquí, posee una identidad con su región natural. En el mejor de los casos se tiene respeto, pero falla el sentido de pertenencia.”

El Historiador enfatiza la necesidad del control por parte de las autoridades pertinentes, las cuales “deben jugar su papel y no solo limitarse a poner una multa de tránsito, existen regulaciones y ordenanzas. El diálogo con las autoridades no ha sido receptivo, concretamente con la PNR. La Oficina ha denunciado actividad delincuencial en el Parque de la Libertad, pero la causa no ha prosperado. No es una crítica, es una demanda de cooperación”.

El Programa 325 por dentro

Dado el lento avance de los quehaceres constructivos parece imposible completar las labores previstas, por lo que resulta indispensable concebir una estrategia que exceda el tiempo programado:

“Si el propósito es lograr lo que está en proyecto, pienso que hay que apurarse, pero el apuro conspira contra la calidad de las cosas. Tiene que haber un propósito sostenido que supere este plazo, no sea que llegado el 325 y cumplidas o no las expectativas tengamos que esperar al 2023 porque se cumple un aniversario cerrado. Lo más importante es hacer palpable la voluntad de transformación.”

Entre las acciones de mayor impacto hasta el momento se encuentra el cierre al tránsito de la calle de Medio, arteria fundamental en la trama urbana, la recuperación del puente peatonal sobre el río Yumurí y la restauración capital del teatro Sauto (MN):

sauto

Foto: Lilian Casabona.

“Con el experimento de cerrar la calle de Medio se comprobó que esta vía no resulta vital para el tránsito automovilístico, pero presumo que la iniciativa no quede en tenderetes semivacíos. En el orden constructivo las acciones han sido modestas. Las intervenciones en Sauto y la catedral resultan las más demostrativas. Sauto ha absorbido gran parte de los recursos dispuestos. Se ha quedado un poco rezagada la intención de rehabilitar el área donde se encuentran los cimientos de la primera iglesia, frente a la catedral, de lograrse, la ciudad podría mostrar sus cimientos fundacionales.”

También se maneja el proyecto de crear la maqueta de la ciudad, aspiración compleja dadas las características excepcionales del trazado urbano yumurino, compuesto por manzanas rectangulares de estricta ortogonalidad: “se prevé colocarla en la segunda planta del edificio que actualmente ocupa el gobierno municipal, luego de restaurar el inmueble. Para el 325 no estará lista, ni tampoco el propio inmueble”.

Entre las labores proyectadas se encuentra, además, la rehabilitación del puente giratorio y de las áreas aledañas a las márgenes del río San Juan, así como la conversión del parque de la Rueda en la segunda plaza fundacional del territorio.

Foto: Ramón Pacheco.

Foto: Ramón Pacheco.

 Si bien el Plan se limita al centro histórico urbano, Vento insiste: “no hay una parte de la ciudad más importante que la otra. El cementerio, por ejemplo, constituye la más acabada expresión de nuestro arte funerario. Ahí descansan José Jacinto Milanés, Bonifacio Byrne, Miguel Failde, Aniceto Díaz, los patriotas de la independencia, en fin, la historia de Matanzas.

vision-de-mtzs_60

“La Ermita de Monserrate, también fuera del centro histórico, es un inmueble fundamental por sus valores arquitectónicos y por el espacio que la circunda. Constituye el mirador natural al Valle de Yumurí.

vision-de-mtzs_66

“El parque René Fraga resulta otro mirador de la ciudad y toda una proeza ingeniera: divide la Carretera Central, en su momento la vía más importante de toda América y el único lugar de Cuba donde la inclinación de la pendiente es mayor al admitido.”

El alma del Plan

La función de la Oficina del Historiador en el Programa 325 se concreta en aportar el imprescindible conocimiento histórico que sustenta las labores de intervención:

 “Somos un centro de documentación. Nuestra función es puramente documental, investigativa, de servicio a los interesados como periodistas, estudiantes, investigadores, profesores, estudiantes. La Oficina incluye en su objeto social crear conciencia de identidad.

“Además, esta institución cuenta con personal altamente calificado, asume la atención diferenciada a catedráticos y académicos que visitan el país y se plantea la difusión del amplio volumen de información que genera. Cuenta con dos espacios de frecuencia semanal en la radio y la televisión local.”

La carencia de recursos y potestad ha limitado el alcance de esta entidad, frecuentemente comparada con su homóloga habanera:

“Cuando el doctor Eusebio Leal inició la transformación de la Habana Vieja pidió apoyo, pero también autoridad. A veces se nos compara, pero aquella genera una economía (Habaguanex), que tributa a la ciudad para invertir en la ciudad.”

Si bien Matanzas 325 constituye un loable esfuerzo y manifiesta la voluntad de trabajo para el pueblo, sus resultados no serán efectivos sin la conciencia de que matanceros y matanceras habitan una ciudad irrepetible.




One thought on ““Matanzas 325: una pausa para reflexionar”

  1. jessica

    Sheila, me aprece muy oportuna la pausa a la que nos invitas. Con respecto a la restauración de Matanzas, su animación cultural y posterior conservación se ha hablado mucho. De gran valor son las palabras del Historiador de la ciudad de Matanzas en ese sentido. Gracias por traer a colación el tema nuevamente, nunca será suficiente lo que ahgamos. Matanzas necesita que todos se comprometan con su rescate, los tiempos que corren nos exigen conciencia, respeto al patrimonio si queremos de veras mantener el esplendor de antaño de una urbe que este 2016 cumplirá 323 años. Gracias a Radio 26 por esta mirada.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones