Más allá de la vida y de la muerte, un amor retorna a Matanzas

farita-1El malogrado amor del poeta matancero José Jacinto Milanés hacia Isa ha inspirado no pocas investigaciones, obras, versiones y suspiros. El dramaturgo Jesús del Castillo también se alimentó de las frustradas esperanzas amorosas que el bardo depositó en su prima para crear.

La pieza, versionada a modo de monólogo titiritero por Fara Madrigal, se estrenó ayer, a las 5:00 de la tarde, en la Casa de la Memoria Escénica, como parte de las celebraciones por la Jornada de la Cultura Cubana en Matanzas.

“Cuando Jesús del Castillo escribió la obra yo le dije: pero si eso ya se ha escrito, qué vas a aportarle de novedoso al tema. Me respondió: haré una obra de títeres para jóvenes.

“Ese amor se frustró por problemas de dinero y diferencias sociales, la leyenda cuenta que Milanés se volvió loco de amor. Ellos no se unieron ni en la vida ni en la muerte, pero el hombre y la historia los han  unido para siempre. Es un amor extraordinario y eterno, narró Fara Madrigal.

Merecedor el texto del premio José Jacinto Milanés en el año 1997, los antecedentes de este espectáculo se basan en la lectura de poemas en la primera Bacanal de Títeres en el 2012.

Después de casi 20 años de añoranzas por llevar la obra a escena, Fara tuvo la oportunidad en marzo del presente año de soñar con la apariencia de los personajes, la dramaturgia de una obra compleja, conceptos de dirección, anhelos e imágenes fugaces en un taller de diseño de Adán Rodríguez Falcón, con el apoyo de Ulises Rodríguez Febles.

“Un buen día Adán ofrece un  taller de diseño al que me convoca. Allí me induce a retomar mi pasión por llevar a escena esa obra que tanto yo añoraba. Yo tenía hechas unas cuquitas.

“Entre los muchachos del taller, Adán y Ulises Rodríguez Febles me incitaron a llevar mis sueños a hechos y ayer estrené ese espectáculo que versioné para unipersonal y constituyó un reto por la complejidad de la obra.”

logo-tentempie“La obra es un guiño a la imaginación, donde la calle Gelaber, el balcón de Azuzena, los lamentos de Floripondín, los desvaríos de Cupido, el arrepentimiento de una madre ambiciosa o la odiosa presencia de Malayerba junto a otros personajes, son pretextos para contar, en un bendito ciclo universal de amores que nos inundan”, apuntó Blanca Felipe Rivero, en sus palabras al catálogo.

Fara Madrigal confesó que “no sé si representa una culminación del ejercicio, un estreno de Tentempié o un sueño mío que al fin veo hacerse firme, real.

“De lo que estoy segura es de que estoy muy contenta de poder contar esta ficción sobre el amor de Milanés por Isa.”

Floripondín y Azuzena está contenida en el libro Teatro de Jesús del Castillo, junto a otras dos piezas del dramaturgo: El burro Caturro Perimpimplujo y La maravillosa historia del conejo Cresponejo. Solo falta ver si, en fin, el teatro les dará la oportunidad que no tuvieron nunca, verse unidos más allá de la vida y de la muerte, en la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *