El danzón regresa a su cuna, esta vez para quedarse

dsc_0129Desde este jueves 17 de noviembre y hasta el venidero día 20 se desarrolla en Matanzas el Festival Nacional Cubadanzón 2016, después de tres años sin celebrarse. En el evento 16 parejas del país competirán por merecer el máximo galardón, reconocimiento a quienes ejecuten el baile con mayor elegancia, precisión y virtuosismo.

Las provincias con mayor participación, con dos parejas cada una, son Matanzas, Santiago de Cuba y Sancti Spíritus. También se insertan en la competición bailadores de Holguín, Granma, Cienfuegos, Ciego de Ávila, Villa Clara, La Habana, Isla de la Juventud y se espera la confirmación de Mayabeque.

Yonnier Baró Ramos y Geydis Liannes Heredia Pérez, procedentes de Guantánamo, integran la pareja más joven que participa en el certamen.

“La danza, en su sentido más amplio, es parte de nuestro sentir. No es la primera vez que asistimos a un evento de este tipo. Somos miembros del grupo Estrella del Guaso, defensor de los bailes populares y tradicionales en Guantánamo y el danzón se incluye dentro de nuestro repertorio. Nos acercamos a este baile para mantener la tradición del danzón en Cuba”, comentó Yonnier.

“Pretendemos participar, disfrutar la experiencia y, si danzon2016podemos, ganar el premio, pero lo más importante es impulsar el desarrollo del danzón desde nuestra cotidiana labor”, agregó Geydis.

Magalis Hernández y Rolando González, ganadores en el año 1996 del Festival Cubadanzón, que durante muchos años tuvo carácter internacional, se refirieron a la importancia de este evento en la consolidación y evolución del baile nacional cubano.

“Nosotros tenemos en nuestro pueblo de Guayo, en la provincia Sancti Spíritus, los clubs donde todos los meses nos encontramos para bailar danzón y nos hemos fortalecido enriqueciendo nuestro baile. Estoy orgullosa de lo que hago, pues lo llevo en la sangre porque mis padres y abuelos fueron grandes danzoneros”, confesó Magalis, a lo que Rolando añadió que “es muy importante que Matanzas desarrolle estos eventos con la calidad de que somos testigos. La organización del Cubadanzón es impresionante. A pesar de los pocos recursos se las han ingeniado para que estemos aquí, para defender nuestra tradición musical. Cobra aún mayor significación porque es esta la cuna del danzón. De verdad, estamos muy satisfechos de estar aquí.

“En estos encuentros conocemos a muchos danzoneros del país y nos llevamos como una gran familia”, concluyó su pareja de baile.

El concurso del evento se realizará durante dos noches (viernes 18 y sábado 19), con carácter eliminatorio, según explicó Luis Ortega, especialista de comunicación en la Empresa provincial de la Música y los Espectáculos Rafael Somavilla.

Informó la Comisión Organizadora que el jurado estará integrado por personalidades de la cultura, danzoneros y dsc_0128representantes de asociaciones cubanas que se dedican a difundir este género y la presidenta de los Clubes Amigos del Danzón, Caridad Rodríguez Cervantes, quien se mostró muy emocionada al visitar nuevamente a Matanzas.

“Pienso que recuperar el Festival es una de las acciones más importantes que hemos desarrollado. Es impresionante ver a los participantes con el entusiasmo del vestuario, las competencias, las inmensas expectativas, tanta gente viviendo el danzón al mismo tiempo.

“Esperamos que esta vez el danzón se quede en su cuna,  aunque se extienda desde aquí al país. No podemos permitirnos perder este evento por lo que representa para la cultura cubana el género. Además, hay muchas personas con deseos de bailar danzón que si no lo bailan aquí, ¿dónde lo van a hacer? En función de eso trabajamos. Queremos que el danzón no muera, que tenga el realce que merece y todo el mundo lo conozca y lo baile.”

No obstante, reconoce los clubes cubanos de danzoneros diseminados por la geografía nacional, amantes del género, competidores  que bailan los fines de semana, además del trabajo de las Casas de Cultura y con los niños.

El Festival Cuba Danzón inició sus actividades de la jornada de hoy a las 9:00 de la mañana en la Escuela Profesional de Arte con el evento teórico en el que musicólogos, músicos, investigadores, profesores y especialistas interesados en el estudio de este género de la música cubana y latinoamericana, sus orígenes y evolución, así como las agrupaciones musicales que lo cultivan e intérpretes que en el decursar de la historia han dejado huella perdurable en la música.

Tendrá como sede principal el Palacio del Danzón que acogerá talleres dedicados a la permanencia del danzón en  Cuba y México desde la tarde de hoy y los bailables todas las noches, a cargo de las orquestas Acierto Juvenil, de Matanzas y Festival, de Cienfuegos. Recorridos por instituciones patrimoniales, clases magistrales de danza y conferencias completarán el programa del Cubadanzón.

En el año 1989, a iniciativa del guitarrista y compositor Ildefonso Acosta, se realizó el Festival Cubadanzón con la participación de bailadores procedentes de la Isla. La realización del Festival da continuidad a esta celebración dedicada a promover en las nuevas generaciones la presencia, vigencia e historia del baile nacional cubano, que 137 años después de su creación continúa en la preferencia de bailadores que disfrutan su cadencia, sonoridad y sensualidad.

Del danzón se escuchan muchas historias en Matanzas, como aquella de cuando, en 1979, se formaron cien parejas para festejar el centenario de ese género musical en el parque René Fraga o el baile simultáneo de dos mil parejas en la provincia en el 2009 para recordar los 130 años.

El orgullo de los matanceros por la paternidad del ritmo se evidencia en cada celebración popular donde está presente como símbolo de cubanía. Enaltecer el baile nacional cubano dentro del panorama cultural contemporáneo es el principal objetivo que persigue el Cubadanzón Matanzas 2016.

“A los jóvenes debemos decirle que la tradición en cualquier momento, movimiento o manifestación, es imprescindible. Hacia ese objetivo nos encaminamos: mantener nuestras raíces culturales, lo que nos identifica. Si depende de nosotros permanecerá el danzón, que es un baile culto, tranquilo, decente y formal y viene acompañado por la tradición del vestuario, la cultura de la elegancia, la cortesía, la educación al saludar y el trato hacia la mujer.”

Mantener la tradición de un género que nos identifica, creado hace más de un siglo, es un reto hoy para los cubanos. Saber reinterpretarlo y recontextualizarlo sin que pierda sus esencias y ofrecerlo como una propuesta atractiva, acorde a los tiempos que corren, serán estrategias medulares para que las más jóvenes generaciones lo conozcan, lo sientan suyo y lo defiendan.

Solo así perdurará el baile nacional cubano, declarado desde el año 2013 Patrimonio Inmaterial de la Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *