Jennys, talento y realidad

La joven (a la izquierda) se comportó a gran altura durante la competencia.

La joven (a la izquierda) se comportó a gran altura durante la competencia.

El campeonato semifinal de ajedrez para damas desarrollado en Matanzas fue una mezcla de jugadoras consagradas y otras noveles que comienzan sus pasos en el panorama nacional. Entre ellas encontramos la presencia de Jennys Soler, una bayamesa de tan solo 16 años, quien comenzó en el juego ciencia  a los ocho.

“Cuando empecé me gustó desde el primer momento, entrenaba de forma irregular no iba a la academia y a las pocas semanas tuve un evento para niños de cara a la competencia provincial, allí  logré el primer lugar, título que mantuve hasta llegar a la EIDE Pedro Batista de mi provincia”.

Aunque fue bronce en el campeonato nacional escolar en Camagüey 2013, su resultado mayor vino en el torneo zonal oriental en 2016 cuando sumó un total de 10 puntos, de 11 posibles.

“No pensé que podría ser tan alta la cantidad de puntos, me preparé muy bien y el resultado vino solo. Enfrenté a jugadoras de reconocido nivel como las maestras Yaniela Forgás, Mayra Cabrera, Danet Mosquera.

“Recuerdo que en la primera ronda me tocó contra Yaniela, ella es una  jugadora muy buena, y a pesar de que todos esperaban su triunfo, la  suerte estuvo de mi lado en la partida, salí ganadora, desde ese momento tuve más confianza para el resto de los cotejos.”

Identificada con el ajedrez de la gran maestra Sulennis Piña, también de Bayamo, la joven promesa sueña con alcanzar grandes resultados.

“Mis metas a corto plazo es clasificar a la final nacional, una vez allí mantenerme hasta mejorar mi elo y mis títulos. Quiero ser gran maestra, la segunda en mi provincia, para servir de ejemplo a las nuevas generaciones, como Sulennis lo fue para mí.

“Creo que si me esfuerzo llegaré a lograrlo, mi profesor Raúl Guerra  y  yo trabajamos duro para ello.”

Una joven cubana se siente feliz de compartir con sus amistades y estudiar para sacar buenas notas.

“Me gusta divertirme con mis amigos, escucho música romántica, juego dominó y estudio mucho, prefiero las matemáticas y el Español, pero  no me llevo bien con la Física”.

Ubicada quinta en el semifinal  nacional, es en estos momentos una promesa con mucho talento por delante, que ya se muestra como una realidad palpable para los aficionados del juego ciencia en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *