Search
Saturday 25 November 2017
  • :
  • :

Estadio Victoria de Girón, 40 años de orgullo matancero

El estadio Victoria de Girón, de Matanzas, quedó inaugurado el domingo 20 de febrero de 1977, hace 40 años, por el presidente de los
Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, Fidel Castro Ruz, quien bateó la simbólica primera bola, lanzada por Julián Rizo
Álvarez, entonces primer secretario del Partido en la provincia.

Cerca de 30 mil aficionados se dieron cita ese día para presenciar el choque entre los equipos Habana y Matanzas, que iniciaba la tercera Serie
Selectiva.

El entusiasmo era tremendo debido al esfuerzo realizado por las masas en la construcción de la instalación y porque hacía pocos días el equipo
local, Citricultores, había conquistado el Campeonato Nacional de ese año bajo la dirección de Juan Bregio.

Como parte de la ceremonia de apertura hubo un desfile  de abanderados y una tabla gimnástica alegórica a la victoria de nuestro pueblo en Playa Girón realizada por estudiantes y deportistas, mientras una pizarra humana en las gradas del jardín central ofrecía lemas y consignas con una gran sincronización.

El destacado jardinero matancero y del equipo nacional Wilfredo Sánchez González leyó un comunicado y seguidamente estimularon a cederistas y trabajadores destacados en las obras del majestuoso parque beisbolero.

Alrededor de las 3:00 de la tarde comenzó  el desafío inicial del nuevo estadio que el Habana ganó cinco carreras por una gracias a
excelente pitcheo combinado de Eladio Iglesias y Ramón Villabrille, unido a la mala defensa de los matanceros que cometieron cinco errores.

Como datos significativos ese día utilizaron por primera vez en un campeonato oficial en Cuba el bate de aluminio y la televisión transmitió
el juego en colores para toda la nación.

Durante estos 40 años el estadio Victoria de Girón ha sido sede de todos  los campeonatos de béisbol del país y su afición ha disfrutado
los triunfos de Citricultores, en 1984,  los dos títulos de Henequeneros, en 1990 y 1991 y las grandes actuaciones de los últimos seis años de los Cocodrilos, siempre incluidos en las postemporadas.

Fue escenario de innumerables marcas del béisbol nacional, entre las más señaladas, los mil y dos mil jits bateados por Wilfredo Sánchez y los
400 jonrones de Junco.



Comentarista-narrador deportivo en Radio 26. Matanzas. Cuba.
Vive en Matanzas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *