Día Internacional de la Mujer: una mirada desde Cuba y el mundo (+audio)

                                                                                                                     “…El empoderamiento de las mujeres y las niñas es la única forma de
                                                                                                      proteger sus derechos y garantizar que puedan alcanzar todo su potencial…”
Mensaje de António Guterres, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU)
Cada 8 de marzo se festeja el Día Internacional de la Mujer como homenaje a las féminas que desde diferentes culturas, estatus, situación social o laboral realzan la importancia de su género; digno tributo a las que han dejado huellas a lo largo de la historia, a las trabajadoras y luchadoras por la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo.
[audio_mp3 url=”http://teveo.icrt.cu/m/p/t7/bx/t7bxyv.mp3″]
Esta celebración se hizo extensiva en el orbe a propuesta de la política alemana Clara Zetkin, quien proclamó la fecha en 1910 durante la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas reunidas en Copenhague. Zetkin abogó también por el sufragio universal reservado en varios países para los hombres.
Además de la alemana, algunas pioneras en la reivindicación de los derechos del mal llamado sexo débil fueron Rosa Luxemburgo, Aleksandra Kolontái, Nadezhda Krúpskaya e Inessa Armand.
La iniciativa se celebró por primera ocasión el 19 de marzo en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, solo que en sus orígenes sirvió para alzar la voz de aquellas mujeres que hasta el momento habían sido silenciadas, opacadas o desplazadas.
Más de un millón de personas se congregaron en esos territorios e hicieron mítines, campañas de denuncia y huelgas con el objetivo de visibilizar el papel de ellas, sus capacidades para ocupar cargos públicos, tener acceso a la superación profesional y pronunciarse por la no discriminación.
Así, indistintamente, se fueron sumando gobiernos a esta causa y con mayor fuerza se reconocieron las jornadas hasta en recónditos parajes.
No fue hasta el año 1975, Año internacional de la Mujer, que Naciones Unidas dedica específicamente el 8 de marzo al Día Internacional de la Mujer y comienza a festejarse al unísono en todo el mundo.
Los cambios y revoluciones con respecto a las féminas toman sobrada significación ante las reformas laborales, educativas y con marcado empuje se lucha por el empoderamiento de este sector vulnerable, es por ello que el presente año los homenajes tienen como tema central: Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030.
Las desigualdades de ingresos y crisis humanitarias hacen que apenas el 50 por ciento de las mujeres en edad de trabajar estén representadas en el planeta respecto a la población activa, frente a un 76 por ciento en el caso de los hombres.
La celebración de las Naciones Unidas el 8 de marzo exhorta a los actores a dar el paso por la igualdad de género, por un planeta 50-50 en 2030.
Es por ello que la directora ejecutiva de ONU Mujeres Phumzile Mlambo-Ngcuka expresó en su mensaje: “Queremos construir un mundo del trabajo distinto para las mujeres. A medida que crecen, las niñas deben tener la posibilidad de acceder a una amplia variedad de carreras, y se las debe alentar a realizar elecciones que las lleven más allá de las opciones tradicionales, en las áreas de servicio y atención, y les permitan conseguir empleos en la industria, el arte, la función pública, la agricultura moderna y la ciencia…”
La revolución de las mujeres en Cuba
En Cuba ocurre algo peculiar, la Revolución ha logrado un salto cualitativo trascendental en la participación de la masa femenina en igualdad de posibilidades y oportunidades con el hombre en todos los ámbitos y niveles de la vida nacional.
Se trata de una Revolución dentro de otra Revolución, como afirmara el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.
El 23 de agosto de 1960 se creó la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) como organización capaz de nuclear a las mujeres y guiarlas en su camino por el logro de la equidad de oportunidades.
En el XIII Congreso Obrero, efectuado en noviembre de 1973, Fidel pronunció un discurso a los delegados en el que hacía alusión a la necesidad de darle el lugar que le corresponde a la mujer y eliminar los rezagos del machismo para un mejor entendimiento y cooperación.
Una ley que favorecía a las mujeres, proyectada por la Comisión Legal del Comité Central del Partido, discutida y aprobada en 1974 fue la nueva Ley de Maternidad, que establecía facilidades para las embarazadas y las madres en los primeros meses de vida del bebé.
Estas son algunas pinceladas de la cotidianidad en la Isla; se alienta a que la mujer se incorpore al trabajo asalariado en igualdad de condiciones con el hombre.
Para las décadas de 1980 y 1990, la mujer ya dominaba la vida económica, política y cultural de la sociedad. La mujer es miliciana, bailarina, maestra, constructora, directora de empresa, ingeniera, doctora, tabaquera, campesina y al igual que los hombres participan en todas las tareas que asigne la Revolución. Sin distinción de raza, ni sexo, es miembro del Partido Comunista de Cuba, de la Federación de Mujeres Cubanas, de la Unión de Jóvenes Comunistas, de los Comités de Defensa de la Revolución y ocupan cargos de dirección a diferentes niveles.
Este día significa para muchas una exaltación de los triunfos de las féminas a lo largo de los años y en Cuba se muestra como una conquista de los hombres, mujeres, de las personas que han hecho posible que hoy nosotras seamos vistas como uno de los pilares de este país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *