Search
Tuesday 15 October 2019
  • :
  • :

Anuncian nueva fecha para telenovela cubana, ¿será la definitiva?

Varias fechas han acompañado las informaciones relacionadas con la salida al aire de la telenovela cubana. En un primer momento Tiempos de amar, la propuesta anunciada bajo la dirección de Ernesto Fiallo, se transmitiría desde el mes de noviembre de 2016, pero no se materializó debido a que faltaban detalles en la presentación.

Después de manejar que la fecha definitiva sería para inicios de este 2017,  tampoco sucedió producto de una decisión ejecutiva de la televisión nacional.

Para infortunio de los amantes de las novelas producidas en Cuba resultará desalentador conocer que no será hasta julio, con el comienzo de la programación de verano, cuando llegue a nuestras pantallas la tan esperada Tiempos de amar, según apareció reflejado en el sitio digital de Cubadebate.

El motivo de tal determinación se ajusta a la aceptación que ha tenido la brasileña Rastros de mentiras y los disgustos que generaría la reducción de su frecuencia de cinco capítulos semanales a dos, los martes y jueves, como quedarán los culebrones extranjeros cuando las producciones nacionales se adueñen de las noches de lunes, miércoles y viernes.

Creo que esta fue una decisión emergente ante el hecho de que la telenovela cubana no estuvo lista en el momento en que, se suponía, debía salir al aire. Aun así, y a pesar de que hasta cierto punto es comprensible, esta solución está lejos de satisfacer las expectativas de los televidentes quienes están ávidos de disfrutar de un producto cercano a sus realidades, donde se expongan sus preocupaciones, lo que a diario siente y vive.

Como se ha anunciado en más de una ocasión, Tiempos de amar será la próxima puesta en pantalla del director Ernesto Fiallo que ocupará las noches del canal Cubavisión. Según refiere su director, tendrá 80 capítulos de 45 minutos y Raúl Paz estará a cargo de la música.

En una entrevista concedida, Fiallo, a cargo anteriormente de La otra esquina, explicó que la trama transcurre en La Habana. Es una telenovela contemporánea, que intenta ser un reflejo de estos tiempos visto desde la familia y sus conflictos.

De lo que no caben dudas es de que el espacio televisivo de la novela se ha implantado, a lo largo de los años y pese a los altibajos que el género ha sufrido en sus últimas entregas, como una de las propuestas de mayor consumo cultural en la Isla, desde las icónicas Sol de batey, Tierra brava, Pasión y prejuicio, Las huérfanas de la Obrapía y Cuando el agua regresa a la tierra.

Sería buen momento este para reflexionar sobre la trascendencia del género, arraigado en la cultura popular nacional desde hace más de seis décadas. Hay que revitalizar la industria, hay que encontrar alternativas para la producción, hay que estabilizar las frecuencias y la continuidad. Existen muchas expectativas con esta teleserie, demasiado demorada según consideran muchos. Pero lo más importante es que logre rescatar un espacio que no podemos permitirnos perder.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones