Search
Tuesday 10 December 2019
  • :
  • :

Alturas de Simpson, sitio imprescindible de la identidad local

A 103 metros sobre el nivel del mar se alzan las empinadas alturas de Simpson, en la ciudad de Matanzas. Quien las ascendió alguna vez comprende las razones por las que Miguel Failde les dedicara el primer danzón, convertido luego en baile nacional.

Roberto Salgado, administrador del complejo gastronómico Monserrate, sorprende por el minucioso conocimiento histórico, el cual, asegura, resulta vital para el buen desempeño de sus funciones administrativas.

“Desde finales del siglo XIX se presentaba aquí la agrupación Jóvenes del Valle. Miguel Failde compone Las alturas de Simpson, inspirado en la maravillosa naturaleza que nos rodea.”

En esta área geográfica confluyen múltiples atributos de la identidad matancera: a sus pies descansa el Valle de Yumurí, conjunto paisajístico que con su nombre bautiza a los nacidos en esta tierra, convergen además religión y arte culinario.

Considerado uno de los más bellos de Cuba, el Valle de Yumurí conserva importantes restos arqueológicos y la especie vegetal endémica Melocactus matanzanus.

“Por esa época también se hacían romerías, manifestación de la huella hispana, y se ascendía hasta la Ermita, consagrada a la Virgen de Montserrat, patrona de Cataluña.”

La fiesta de la Virgen de Monserrat se inició como una respuesta de la comunidad española a la guerra de 1868, se necesitaba una deidad hispana para oponerla a la mambisa que presidía los combates por la libertad.

Monserrate intenta ser fiel a su historia como una de las muestras más auténticas de la identidad local.

“Este restaurante resulta el más antiguo en activo del territorio matancero, ya desde 1871 se tenían referencias de gastronomía en Matanzas.

“Pretendemos vincular pasado y presente mediante la conservación de platos emblemáticos como la ternera guisada y el caldo catalán, que datan de esa época. Los fines de semana las dependientas se visten con un uniforme diferenciado: el traje típico catalán.

 “Aspiramos a renovar la programación cultural del cabaret, donde se presentaron grandes artistas cubanos como Benny Moré, Celia Cruz y Omara Portuondo.”

Complejo Monserrate: moderno en su tradición

Actualmente resulta esta zona una de las más visitadas por la población matancera, pues ofrece propuestas recreativas para diversos públicos. La Ermita de Monserrat, perteneciente al Ministerio de Cultura, se consolida como centro cultural para la preservación de las tradiciones españolas y promoción del talento del patio.

Como parte de sus variadas ofertas cuenta con un punto de ventas en divisas, perteneciente al grupo empresarial Cimex y tres unidades gastronómicas representan al Grupo Empresarial de Comercio en el municipio.

“El cabaret tiene una capacidad para 250 personas, el restaurante puede acoger hasta cien comensales y el ranchón criollo unos 50 clientes.

Recientemente remozado con la ayuda de sus trabajadores y los organismos competentes, el restaurante se especializa en la elaboración de carne de res y otros platos a base de pollo y cerdo.

“Los viernes organizamos la fiesta de los globos para los jóvenes, que incluye música grabada y la presentación de un proyecto audiovisual. El fin de semana, como parte del plan Sábado en La Atenas, invitamos a humoristas y los domingos realizamos una discotemba  de 5:00 de la tarde a 10:00 de la noche, iniciativa con magníficos resultados y aceptación.”

El colectivo rescató además la oferta de picnic y habilitó una parrillada donde se elaboran comidas a base de carbón.

Reabierto recientemente, el parque de diversiones suma el público infantil:

En el parque de diversiones se ofrecen variadas propuestas gastronómicas e integra además, un centro tecnológico equipado con 20 computadoras.

“Los fines de semana preparamos alrededor de dos mil módulos de confituras, cuyos precios oscilan entre los diez y doce pesos en moneda nacional, brindamos además helados y distintos tipos de sandwichs.”

 

Monserrate, pese a su lejanía de la trama urbana, posee el raro privilegio de mantenerse como sitio para el reencuentro y el esparcimiento. Su capacidad para seducir a yumurinos de ayer y de hoy y la historia que atesora lo avalan como escenario indispensable de la identidad local.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones